Vodafone rediseña la estrategia energética de sus 67 CPD en España
08 de marzo 2016
La operadora calcula que un ahorro anual del 80% con respecto al consumo actual en climatización, lo que permitirá una reducción del 2% en su factura energética total. El proyecto ha corrido de la mano de Clysema.

El compromiso de Vodafone de reducir su impacto ambiental y paralelamente evitar que su consumo de energía aumente proporcionalmente al desarrollo de su actividad ha llegado hasta los centros de datos de la operadora.

Los data centers son emplazamientos clave a la hora de controlar aplicar una política de eficiencia energética, dado que por su actividad generan un elevado consumo energético.

En el caso concreto de Vodafone, que cuenta con 67 CPD repartidos por la geografía española, desarrollar una propuesta de gestión eficiente era más que necesario. Los primeros pasos en este sentido se dieron en 2013, aunque ha sido hace varios meses cuando se ha culminado.

Vodafone acudió a Clysema, ingeniería experta en climatización y eficiencia energética, para que realizara las auditorías energéticas pertinentes en sus data centers. Al año siguiente, se realizaron varios proyectos piloto y, en octubre de 2015, la ingeniería inició el denominado ‘Proyecto Core’, finalizado recientemente. El resultado de este proyecto ha sido la implementación de una serie de medidas de ahorro energético diseñadas ad hoc para la operadora en sus 67 centros de datos repartidos por todo el territorio nacional.

 

vodafone, edificio, nuevo,

Proyecto Core
La innovación del proyecto se ha desarrollado acorde con el proceso de utilización de energía dentro de los centros de datos. Otro factor fundamental para el éxito del proyecto ha sido el diseño de soluciones flexibles para adaptarse a las necesidades de este tipo de instalaciones . Las principales medidas implementadas han sido:

 

  • La realización de un estudio energéticobastidor por bastidor” en los 67 centros de datos sobre los que posteriormente se ha actuado, superando los 5.000 bastidores con equipamiento electrónico analizados. Para cada uno de ellos se ha implantado una solución tipo adaptándola al entorno en el que se encontraba.
     
  • La implementación de pasillos fríos mediante la colocación de cerramientos flexibles de PVC. Otra medida ha sido el sellado de aberturas que provocaban una pérdida de carga en zonas innecesarias y con ello la disminución de los caudales de aire disponibles.
     
  • El diseño de equipos capaces de realizar “free cooling" directo y de ser integrados en el sistema de gestión del centro coordinándose con el resto de equipos existentes.
     
  • La sustitución de los tradicionales e ineficientes sistemas de humectación por electrodos, por unos equipos diseñados nuevamente ad hoc por el departamento de diseño e I+D de Clysema, para reducir hasta un 90% el consumo en humectación.

 

Para garantizar que las soluciones implementadas proporcionen los resultados esperados en los próximos años, Clysema ha diseñado un programa de seguimiento y control con el objetivo de optimizar los sistemas implementados y adaptarlos a la vida de un centro de telecomunicaciones de estas características en los que las variaciones de equipamiento y “layout” son continuas.

Sensibles ahorros de consumo
Se estima que la implementación de las medidas de eficiencia energética en estos CPD alcancen altos niveles de ahorro energético. En concreto, se prevé un potencial de ahorro anual del 80% con respecto al consumo actual en climatización, lo que supone una reducción del 2% en la factura energética total de Vodafone.

Por otro lado, los primeros resultados analizados muestran ya una reducción del PUE desde el 2,3 al 1,6 actual en los centros de datos en los que están operativas todas las medidas. Este indicador (Power Usage Effectiveness) es el ratio utilizado en el sector de los CPDs para medir su eficiencia en cuanto a consumo energético.

Respecto a la reducción de emisiones de CO2 y teniendo en cuenta que se estima una reducción de hasta 9.000 MWh de consumo en electricidad, se prevé que la reducción de toneladas de CO2 equivalentes será de aproximadamente 3.500 toneladas de CO2.

Clysema, que pertenece al grupo empresarial Campos Corporación, ha contado en el proyecto con Aplicaciones Térmicas Borealis, compañía que también forma parte de Campos Corporación,  como su principal partner tecnológico para el diseño,  fabricación y suministro de los equipos “free cooling” y de humectación instalados durante el despliegue del servicio en los centros de datos.