Red Hat adquiere CoreOS para reforzar su oferta de Kubernetes y contenedores
01 de febrero 2018
Con CoreOS, Red Hat duplica su apuesta por la tecnología para ayudar a los clientes a desarrollar, ejecutar y administrar aplicaciones en contenedores en entornos híbridos y multicloud.
Red Hat adquiere CoreOS para reforzar su oferta de Kubernetes y contenedores

Red Hat ha anunciado la firma del acuerdo definitivo para adquirir CoreOS, Inc., empresa experta en Kubernetes y soluciones nativas para contenedores, por 250 millones de dólares, sujeto a ciertos ajustes al cierre que no se espera que sean significativos. La adquisición de CoreOS por parte de Red Hat va más allá de su visión de permitir a los clientes desarrollar cualquier aplicación e implementarla en cualquier entorno con la flexibilidad que ofrece el open source. Al combinar las capacidades complementarias de CoreOS con el amplio portfolio de Kubernetes y contenedores de Red Hat, incluida la plataforma Red Hat OpenShift, Red Hat apunta a acelerar aún más la adopción y desarrollo de la plataforma de nube híbrida líder en la industria para cargas de trabajo de aplicaciones modernas.

A medida que las aplicaciones se trasladan a entornos híbridos y multicloud, aumenta el número de organizaciones que utilizan contenedores para desarrollar, implementar y mover aplicaciones de manera más fácil hacia, desde y a través de las nubes. IDC señala[1], "avances sustanciales en la adopción, simplificación y portabilidad de la nube están en marcha. La demanda de la nube continúa creciendo, y las empresas ahora anticipan que la arquitectura de la nube dominará sus inversiones durante los próximos años. Con la mayor sofisticación de los contenedores, los clientes buscan proveedores de plataformas de aplicaciones que los ayuden a usar contenedores para hacer la transición y ampliar sus aplicaciones de producción existentes para que sean útiles en la nube pública o privada”.

Fundada en 2013, CoreOS fue creado con el objetivo de desarrollar y ejecución de infraestructura para organizaciones de todos los tamaños que sean un reflejo de las compañías de software a gran escala, actualizando y parcheando servidores automáticamente y ayudando a resolver puntos críticos como el tiempo de inactividad, seguridad y resistencia. Desde sus primeros trabajos para popularizar los sistemas operativos ligeros de Linux optimizados para contenedores, CoreOS se ha convertido en un líder reconocido detrás de las tecnologías galardonadas que permiten la amplia adopción de aplicaciones en contenedores escalables y resistentes.

CoreOS es el creador de CoreOS Tectonic, una plataforma Kubernetes lista para la empresa que proporciona operaciones automatizadas, permite la portabilidad entre proveedores de nube públicos y privados, y se basa en software open source. También ofrece CoreOS Quay, un registro de contenedores listo para la empresa. CoreOS también es conocido por ayudar a impulsar muchas de las innovaciones de open source que están en el corazón de las aplicaciones en contenedores, incluida Kubernetes, donde es un colaborador líder; Container Linux, una distribución ligera de Linux creada y mantenida por CoreOS que automatiza las actualizaciones de software y está optimizada para el funcionamiento de contenedores; etcd, el almacén de datos distribuidos para Kubernetes; y rkt, un motor de contenedor de aplicaciones, donado a la Cloud Native Computing Foundation (CNCF), que ayudó a impulsar el estándar actual de Open Container Initiative (OCI).

Red Hat fue de los primeros en adoptar contenedores y orquestación de contenedores y ha contribuido profundamente con las comunidades de open source, incluida Kubernetes, donde es el segundo contribuidor líder solo por detrás de Google. Red Hat también es líder en facilitar a las organizaciones de todo el mundo la adopción de aplicaciones basadas en contenedores, incluido su trabajo en Red Hat OpenShift, la plataforma empresarial Kubernetes más completa de la industria. Ahora, con la combinación de Red Hat y CoreOS, Red Hat amplía su liderazgo tanto en soluciones comunitarias como en soluciones empresariales basadas en contenedores.

Se espera que la transacción no tenga un impacto significativo en las pautas de Red Hat para su cuarto trimestre fiscal o su año fiscal que finaliza el 28 de febrero de 2018.