¿Una toma de decisiones asistida por máquinas?
02 de febrero 2018
Adoptar la Inteligencia Artificial (IA) en los procesos de TI supone abrazar un enfoque moderno que, más pronto que tarde, va a resultar imprescindible.
inteligencia espacial

Según una estimación de IBM, el 90% de los datos del mundo se crearon en los dos últimos años. Y es que la adopción de los entornos multicloud, DevOps, arquitecturas de microservicios y el crecimiento exponencial de los datos están dando lugar a nuevas necesidades de gestión que, si no se resuelven, van a limitar las posibilidades de desarrollo de las empresas y frenar el ritmo de trabajo de los equipos de TI.

Ante esta situación, estos últimos se están viendo obligados a adoptar un estado reactivo constante para hacer frente a cualquier problema, lo que pone de manifiesto la necesidad de toda compañía de innovar, no solo para facilitar la gestión de la información y la optimización de procesos sino para, en último término, mejorar la toma de decisiones.

Adoptar la Inteligencia Artificial (IA) en los procesos de TI supone así, no solo abrazar un enfoque moderno que, más pronto que tarde, va a resultar imprescindible, sino dotar de nuevas e inexploradas posibilidades al proceso de toma de decisiones empresarial.

Con este objetivo y el de ayudar a que las empresas transformen sus capacidades de administración de servicios y agreguen valor a los sistemas existentes, BMC, líder global de soluciones de TI para empresas digitales, acaba de combinar su tecnología Cognitive Service Management con la tecnología Watson de IBM.

Pero, ¿puede la Inteligencia Artificial realmente enriquecer la visión y la perspectiva del ser humano en el negocio? Según un estudio de la consultora Capgemini, el 75% de las empresas que usaron Inteligencia Artificial elevaron un 10% sus ingresos. Según otro estudio de PWC, la IA provocará un incremento adicional del PIB mundial en 2030 de 15,7 billones de dólares adicionales (de los cuales 6,6 billones vendrán generados por el aumento de productividad y 9,1 billones por los efectos en el consumo). Por el momento, dotar a los sistemas de Inteligencia Artificial está ciertamente contribuyendo a aumentar el margen de beneficio de las empresas.

Francisco Trillo, Director General de BMC Software España y Portugal, considera que “la IA es la clave para que una compañía logre alcanzar el verdadero potencial de una infraestructura dinámica”. En este sentido, estudios de BMC indican que el 78% de los líderes de TI buscan aplicar Inteligencia Artificial como parte de sus estrategias de gestión en entornos multicloud. Así mismo, los departamentos de TI necesitan una herramienta que analice y contextualice los datos para ofrecer correlaciones e información accionables de una forma más rápida y precisa de lo que podría lograr un análisis manual.

La Inteligencia Artificial está contribuyendo a pronosticar, gestionar y optimizar de forma inteligente todas las tareas de TI

“Si las empresas contaran con herramientas que den prioridad a los problemas según el nivel de relevancia para la empresa se eliminarían las falsas alarmas y, por tanto, todos los niveles mejorarían considerablemente. Es en esto donde se enfoca nuestra herramienta TrueSight AIOps, que permite a los clientes aplicar la Inteligencia Artificial en las operaciones de TI a todos los niveles”, explica Francisco Trillo.

En definitiva, la Inteligencia Artificial está contribuyendo a pronosticar, gestionar y optimizar de forma inteligente todas las tareas de TI de la empresa moderna para así garantizar su éxito en la nueva era digital.