Arista Networks y Fortinet dan un paso más para proteger el data center y los entornos cloud
13 de abril 2018
Con este acuerdo, avanzan en la automatización de la seguridad en el centro de datos y redes cloud.

Fortinet ha anunciado que Arista Networks, proveedor de soluciones de red en la nube definidas por software para grandes centros de datos, y entornos de almacenamiento y alto rendimiento, se ha unido al programa de partners Fabric-Ready.

John Maddison, vicepresidente senior de productos y soluciones en Fortinet, ha confirmado que “a medida que aumenta la velocidad en el centro de datos, se hace necesario que la seguridad se ajuste a su demanda de rendimiento. Al integrar el Sistema Operativo Extensible (EOS) y CloudVision de Arista con todas las capacidades automatizadas de Security Fabric, los clientes se beneficiarán de una mayor escalabilidad, control y ahorro de costes al adaptar su arquitectura de seguridad de red a las necesidades del tráfico de la misma. Estamos encantados de la incorporación de Arista Networks a nuestro programa Fabric-Ready y así ofrecer integraciones que mejoran la gestión y automatización de la seguridad de los centros de datos y redes cloud de nuestros clientes.” 

Para Ed Chapman, vicepresidente de desarrollo de negocio y alianzas en Arista Networks “Nuestra estrategia para redes cloud basada en estándares abiertos nos permite llevar nuestras capacidades de software programable a proveedores tecnológicos líderes, como Fortinet, para el despliegue de seguridad en entornos dinámicos. La combinación de Fortinet Security Fabric con la plataforma Arista EOS proporciona la escalabilidad, agilidad y automatización requerida, a lo largo de todo el centro de datos empresarial.”

Este anuncio es un paso más en la colaboración entre Fortinet y Arista, y demuestra el compromiso de ambas compañías por asegurar los centros de datos dinámicos y las redes cloud.  

Al aprovechar la capacidad de programación del EOS de Arista con Fortinet Security Fabric, Arista DirectFlow Assist permite una arquitectura de escalabilidad donde el switch puede descargar el tráfico del firewall, permitiendo a los administradores de red dimensionar el firewall según los patrones de tráfico normales, lo que redunda en una mayor escalabilidad y ahorro de costes.

Al combinar Fortinet Security Fabric con la extensibilidad de las soluciones de red en la nube de Arista, incluidos los Servicios de Macro-Segmentación Arista CloudVision (MSS), los centros de datos pueden cubrir sus necesidades de seguridad con mayor flexibilidad, control y automatización.

Arista Networks se integra en Security Fabric de Fortinet.

Redes colaborativas

La escala masiva y el crecimiento de los servicios están impulsando una nueva arquitectura de Internet que ofrece soporte a los consumidores ávidos de ancho de banda. A medida que aumenta la velocidad de la red del centro de datos, los dispositivos de seguridad, como los firewalls, deben escalarse para adaptarse a estos nuevos niveles de rendimiento. La integración de Fortinet Security Fabric con EOS de Arista, un sistema operativo de red con una única imagen en plataformas de hardware y extensible a aplicaciones, proporciona una solución conjunta que permite una mejor administración de seguridad y automatización de la arquitectura que se adapta a los requisitos de tráfico de red.

Arista EOS se ejecuta en un switch Arista y se integra con las capacidades de seguridad avanzada de un firewall empresarial Fortinet FortiGate para una descarga dinámica y proporcionar control sin interrupciones sobre el reenvío de red a FortiGate. Esta integración permite aplicar políticas de seguridad dinámicas a la red, lo que permite que los centros de datos satisfagan sus necesidades de seguridad con mayor escala y rendimiento.

Además, el MSV CloudVision de Arista Networks se integrará con FortiManager para automatizar la incorporación avanzada de servicios de seguridad para centros de datos. MSS proporciona un servicio de red flexible, impulsado por software, para incluir FortiGate y otros componentes de seguridad en el flujo del tráfico, independientemente de si el dispositivo de servicio o la carga de trabajo es física o virtual. Al trabajar en conjunto, Arista y Fortinet llevan la arquitectura Security Fabric a centros de datos híbridos facilitando una coordinación y aplicación coherentes de la política de seguridad, combinado con una escalabilidad de alto rendimiento para asegurar los actuales entornos elásticos y dinámicos.