Bitdefender anuncia mejoras en la seguridad de los endpoints
10 de octubre 2018
La empresa sigue invirtiendo en innovación con la primera plataforma integral EPP/EDR del sector.
Tags:
Bitdefender anuncia mejoras en la seguridad de los endpoints

Bitdefender ha anunciado GravityZone Ultra 3.0, la primera solución de protección de endpoints con agente y consola únicos que combina prevención y reforzamiento con detección y respuesta avanzadas en los endpoints (EDR).

Las organizaciones de TI pueden ahora aprovechar características de EDR avanzadas, como el análisis forense previo y posterior al incidente, la calificación inteligente de actividades sospechosas, la visualización de las técnicas de ataque, la búsqueda de indicadores de compromiso (IoC) en tiempo real y la resolución automatizada en una sola plataforma. “Otros sistemas me dicen si se ha bloqueado una amenaza, cuando lo que necesito es una visibilidad completa de lo que sucedió antes, durante y después del ataque”, afirmó Ron Walker, Information Assurance Director en RagingWire Data Centers.

La nueva búsqueda histórica y en tiempo real de IoC mediante consultas en lenguaje natural que incorpora GravityZone Ultra permite a los administradores de TI detectar y desactivar amenazas de forma eficiente en cualquier plataforma. La visualización de las técnicas de ataque basadas en las tácticas de confrontación, técnicas y etiquetas de conocimiento común de MITRE (ATT&CK) se utilizan para identificar rastros de ataques o actividades sospechosas, mientras que una puntuación inteligente y automatizada sobre la gravedad reduce la sobrecarga de la que adolecen otras soluciones.

La plataforma GravityZone viene diseñada desde cero como una solución de agente y consola únicos. Esta facilita protección, detección y respuesta sencillas para las organizaciones que se enfrentan a infraestructuras complejas. Elimina la necesidad de ejecutar múltiples agentes y simplifica la implementación y la operativa, cubriendo todos los endpoints empresariales en Windows, Linux o Mac, tanto en infraestructuras físicas como virtuales, así como en centros de datos y entornos de nube pública.