Las cinco tendencias tecnológicas para 2019
13 de noviembre 2018
La transformación digital pasará de la teoría a la realidad en los próximos 12 meses, sostiene Dimension Data en su nuevo informe.
Las cinco tendencias tecnológicas para 2019

Dimension Data ha lanzado su informe Tendencias Tecnológicas 2019. Este informe identifica las tendencias fundamentales de la industria que llegarán a definir el panorama tecnológico empresarial en 2019 a través de la experiencia del cliente, la ciberseguridad, el negocio digital, la infraestructura digital, el lugar de trabajo digital, los futuros tecnológicos y los servicios. En el informe, el Director de Tecnología del Grupo, Ettienne Reinecke, afirma que 2019 finalmente verá que la transformación digital se convierte en una realidad y predice una serie de modificaciones en toda la industria a medida que las empresas innovadoras vean que los proyectos a largo plazo dan sus frutos.

Los proyectos de transformación a menudo citados, pero raramente logrados, comenzarán a cobrar vida gracias a la madurez de las tecnologías transformadoras como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y la automatización de procesos mediante robótica.

Al comentar el informe, Ettienne Reinecke dijo: "hasta ahora, nuestra industria ha hablado sobre tecnologías innovadoras de forma teórica, sin dar una idea clara de cómo se utilizarán estas poderosas nuevas innovaciones. Pensemos en analítica, aprendizaje automático, inteligencia artificial, blockchain y contenedores, solo por nombrar algunas. Eso está empezando a cambiar. La aplicación de las tecnologías disruptivas es cada vez más generalizada y su adopción crece constantemente".

El documento técnico, Tendencias Tecnológicas 2019, también identifica otras cinco tendencias que vendrán a definir el panorama tecnológico empresarial en 2019 incluyendo:

           La automatización de procesos mediante robótica remodelará la experiencia del cliente: el crecimiento exponencial de la automatización de procesos mediante robótica, como el aprendizaje automático, la inteligencia artificial y las redes neuronales heurísticas, darán a las empresas la posibilidad de combinar escenarios, aumentar la comprensión y tomar decisiones predictivas en tiempo real sobre las necesidades y comportamientos de sus clientes.

           Las organizaciones se centrarán en plataformas cibernéticas basadas en la nube: las brechas de seguridad cibernética de alto perfil en 2018 harán que los proveedores de seguridad basada en la nube se consoliden en 2019. Los sistemas de seguridad basados en la nube se construyen con APIs abiertas, lo que significa que los equipos de seguridad pueden integrar nuevas tecnologías en la plataforma rápidamente y con relativa facilidad. Esto asegurará que los clientes puedan mantenerse al tanto del panorama de la amenaza de rápida evolución.

           La infraestructura será programable de principio a fin: las empresas comenzarán a suscribirse a múltiples plataformas en la nube y a aumentar su uso del software como servicio (SaaS). La programación end-to-end significa que las organizaciones podrán adaptarse rápidamente al cambiante panorama empresarial y exigir más de sus aplicaciones y datos.

           Las aplicaciones se volverán más inteligentes y personalizadas: en el próximo año, veremos las aplicaciones recabando información de los usuarios y haciendo cambios a su propia funcionalidad para mejorar la experiencia del usuario. La inteligencia artificial y el aprendizaje automático desempeñarán un papel importante a la hora de ayudar a los empleados a trabajar de forma más productiva.

           El valor de los datos se convertirá en el centro del universo de los valores: en el próximo período, el enfoque se desplazará cada vez más hacia el verdadero valor de los datos, impulsando una búsqueda renovada para arraigar la telemetría, recopilar y enriquecer los datos. Son datos que formarán el núcleo de la verdadera transformación digital y se convertirán en la fuente de nuevos flujos de ingresos que superarán los flujos de ingresos tradicionales. Esto conducirá a un cambio en las arquitecturas de la información, con la necesidad de establecer datos enriquecidos que comiencen a impulsar inversiones en TI.