HCI de NetApp cumple su primer año y hace balance de su progresión
23 de noviembre 2018
Las novedades recientemente anunciadas amplían su funcionalidad ofreciendo una integración sencilla y natural en múltiples clouds y un rendimiento de GPU puntero que aceleran la innovación en DevOps.
HCI de NetApp cumple su primer año y hace balance de su progresión

NetApp se enorgullece de haber celebrado el primer aniversario del lanzamiento de HCI, su solución para infraestructuras hiperconvergentes. HCI de NetApp se lanzó en septiembre de 2017 y se convirtió en una solución hiperconvergente que ofrece escalabilidad para recursos de computación, almacenamiento y redes de forma independiente. HCI de NetApp garantiza además un control total sobre la calidad del servicio, tanto a nivel de aplicación como de máquina virtual. Apenas pasados 13 meses de este lanzamiento, NetApp se ha ganado el reconocimiento de Forrester Research, que le otorgó su galardón "Strong Performer" (compañía de resultados sólidos) en su estudio The Forrester Wave para el sector de las infraestructuras hiperconvergentes.  Este reconocimiento es indicativo de los excelentes resultados en este mercado que, según IDC, ha registrado un incremento interanual de los ingresos de un 78,1%. 

Desde entonces, NetApp ha expandido las funcionalidades de su solución hiperconvergente, centrando sus esfuerzos en responder a los tres imperativos inmediatos que surgen hoy en la mente de todo responsable tecnológico:

 

1.            La experiencia del cliente debe ser el baremo que determine si las expectativas puestas en una infraestructura hiperconvergente se cumplen o no

Los clouds públicos y privados son los que marcan las expectativas de los clientes respecto a los servicios que utilizan. Independientemente de si los usuarios son altos ejecutivos, administrativos, desarrolladores o gestores de aplicaciones, la exigencia hoy en día es que servicios y recursos estén disponibles de forma fluida y altamente automatizada y en régimen de autoservicio allí donde sea posible.

2.            Todas las infraestructuras tecnológicas, incluyendo las hiperconvergentes, deben adecuarse a un mundo multicloud.

Los servicios y aplicaciones de hoy en día se albergan en todo tipo de plataformas y están en constante movimiento. Esto representa un reto para los modelos de implementación y las estrategias de gestión de datos tradicionales. Para asegurarse de que están preparados de cara al futuro, los departamentos de tecnología deberán plantearse realizar una transición a modelos centrados en microservicios y contenedores. Este modelo les permitirá integrarse fácilmente con los clouds públicos más extendidos y eliminar las separaciones organizativas que pueda haber en la empresa, como puede ser el antiguo modelo en el que desarrollo y operaciones estaban desligados.

3.            Los servicios TI sustituyen a los costes como criterio clave para una transformación digital efectiva

Para poder crear modelos de negocio más sólidos y eficaces, las organizaciones deberán ser capaces de comercializar y mejorar sus servicios cada vez más rápido. Las infraestructuras hiperconvergentes conectadas al cloud con elevados niveles de calidad de servicio y de integración con soluciones de virtualización no solo hacen esto posible, sino que permiten a los clientes arrancar, implementar y trasladar los servicios adonde quieran, así como gestionarlos de forma integral.

 

Para responder a estas necesidades, NetApp ha potenciado su solución con las siguientes novedades y mejoras:

             Ahora HCI de NetApp admite SnapMirror en Cloud Volumes ONTAP, ofreciendo así una integración fluida y natural entre clouds públicos y privados.

             El catálogo de HCI de NetApp incluye nuevas incorporaciones, entre las que se incluyen los nodos de computación H410C y H610C. Con el nodo de computación H610C, basado en GPU, los clientes podrán acelerar sus entornos VDI y unificar múltiples cargas de trabajo con la confianza de que no habrá cuellos de botella limitando su rendimiento, todo ello gracias a las capacidades de protección de cargas de trabajo exclusivas de NetApp HCI.

             La capacidad de combinar diferentes nodos de computación y poder variar la escala de computación y almacenamiento de forma independiente brinda a los usuarios la flexibilidad y escalabilidad que necesitan para unificar sus clouds privados, contenedores de servicios, VDI y aplicaciones de negocio, evitando así compartimentar su infraestructura.

             Las últimas novedades introducidas en Trident, el aprovisionador automatizado de recursos de NetApp, permiten resolver el problema constante que representa el almacenamiento persistente para contenedores.

             HCI de NetApp incorpora ahora una nueva arquitectura verificada para Red Hat OpenShift Container Platform.

             HCI de NetApp también ofrece ahora una mayor flexibilidad para los equipos de DevOps, con NetApp Cloud Volumes para Google Cloud Platform y AWS.