Arsys duplica la capacidad de su data center con la apertura de una nueva sala técnica
04 de abril 2019
Podrá albergar hasta 10.000 servidores físicos. Por el momento, en este nuevo recinto, que destaca por su climatización y seguridad, están alojados 800 equipos. Un sistema de IA se regula la temperatura del habitáculo que, a día de hoy, registra un PUE de 1.32 (con el objetivo de posicionarse en 1.25).

Arsys ha ampliado su centro de datos en Logroño con la apertura de una nueva sala técnica(la segunda) de 250 metros cuadrados. Gracias a esta extensión, la compañía duplica su capacidad máxima actual hasta los 10.000 servidores físicos con 500 metros cuadrados de suelo técnico. Tal y como ha explicado Nieves Franco, CEO de la firma durante el acto oficial de inauguración, en 2009 estrenaron este data center ya con vistas a un posible crecimiento futuro: un centro escalable con espacio para cuatro salas técnicas.

Pasillo de servidores de la nueva sala técnica del CPD de Arsys.

Actualmente tenían una operativa y esta segunda recién estrenada que posee como valores diferenciales la seguridad y la climatización. En concreto, el recinto tiene seis cuadros eléctricos, separados en cuatro salas diferentes. Gracias a una distribución de los rack en trifásica, van controlando el desfase de las líneas para ir metiendo cargas, ha detallado Adolfo Crespo, responsable de operaciones de data center de Arsys.

El nuevo habitáculo está provisto de un sistema antincendios por aspiración y cuenta con bombona de extracción de gas Novec que apaga por enfriamiento. Las tuberías se han distribuido por el techo y dispone de cuatro circuitos hidráulicos que están conectados a dos chiller (que podrían ampliarse a cuatro): se trata de dos enfriadoras con sistema diabático que logran el freecooling hasta 18 grados (en la foto). Esto hace posible que el 70-75% de las horas del año trabajadas sean sobre freecooling, ha matizado el responsable, lo que redunda en la eficiencia de esta sala técnica, en tanto en cuanto se posicionan en un PUE de 1.32 (con el objetivo de llegar al 1.25) y 23 grados. Asimismo, a través de un sistema de “Inteligencia Artificial” aplicada a los equipos de monitorización y control, la temperatura del pasillo frío se consigna y las máquinas se van regulando en función de las necesidades térmicas. Para ello se han dispuesto cuatro sensores en cada pasillo frío.

Una de las dos enfriadoras con las que cuenta la nueva sala técnica del CPD de Arsys.

Respecto a las comunicaciones, el centro cuenta con dos Meet-me room comunicadas por líneas redundantes de fibra que aseguran el funcionamiento ante caídas. La sala técnica actual está ocupada a día de hoy 800 servidores, pero podrían albergar hasta 5.000 máquinas. Dos chasis (que incluyen almacenamiento y servidores) dan capacidad para más de 2.500 servidores virtuales.

Arsys da servicio a más de 275.000 clientes gestionando más de 10.000 servidores lógicos en los que aloja más de 230.000 páginas web y 1,5 millones de cuentas de correo electrónico. En capacidad de almacenamiento administra 2,5 PiB (PebiBytes).

Compromiso con la región

Tanto la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, como el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, presentes en el acto de inauguración, han elogiado y agradecido la apuesta de Arsys por la ciudad como “soporte para la revolución silenciosa e imparable de la transformación digital” que permite hacer frente al reto de la digitalización y fortalecer la conectividad digital; además de fomentar el empleo TIC y el desarrollo de un sector de servicios avanzado y atractivo, no sólo para la Comunidad Autónoma, sino también para toda España. Una enseña de marca Logroño (buque insignia del sector de las TIC en La Rioja) que “hace crecer día a día la competitividad de nuestra ciudad y con grandes profesionales comprometidos por su región”.

Nuevo nodo en Miami

Paralelamente a la inauguración de este nuevo espacio, Arsys ha desplegado un nuevo nodo cloud en Miami, que se une a los ya existentes en Kansas (Estados Unidos), Gloucester (Inglaterra) y Karlsruhe (Alemania). “Es una oportunidad para empresas españolas que tienen sede en Latinoamérica”, ha apuntado Nieves Franco. No en vano, la puesta en marcha de este Network Access Point (NAP) hará posible que los clientes puedan desplegar y gestionar sus servidores en América en pocos clics.