Soluciones pioneras para la gestión térmica
19 de diciembre 2017
Vertiv da su particular visión sobre cómo debe ser la climatización en los centros de datos.
CPD de Vertiv

El mantenimiento de la eficiencia operativa en un centro de datos ha sido una ardua tarea para los administradores de TI durante décadas; la energía, la infraestructura, la carga y la gestión térmica son elementos clave que, cuando se administran correctamente, conducen a los más altos niveles de eficiencia. Por ello, no es casualidad que, en los últimos años, la gestión térmica haya ido adquiriendo importancia en el seno de las compañías hasta convertirse en un ámbito de inversión, en tanto que apostar por tecnologías innovadoras, como la refrigeración adiabática o evaporativa -un proceso a través del cual se consigue reducir la temperatura del aire como resultado de la evaporación del agua en el aire-, ayuda a reducir el consumo de energía y su coste.

La innovación en la fabricación de equipos de refrigeración es clave para mejorar la eficiencia general en las instalaciones de centros de datos y, en definitiva, el ahorro en los costes, sobre todo en aquellos lugares con climas más cálidos. Se estima que a finales del año 2017 la industria de los centros de datos consumirá aproximadamente un 3% del consumo energético mundial. Considerando que el consumo correspondiente a la refrigeración representa entre el 30% y el 50% del consumo total en cada centro de datos. Estos porcentajes nos dan una idea del papel que juega la innovación en esta área para lograr reducir drásticamente el consumo global de energía a gran escala y con ello el ahorro de costes.

En este sentido, desde Vertiv, anteriormente Emerson Network Power, trabajamos con el firme propósito de lograr soluciones alternativas que proporcionen una mayor eficiencia y satisfagan las necesidades de refrigeración. Un ejemplo de ello, lo encontramos en la unidad de refrigeración Liebert PDX, que garantiza una refrigeración precisa de los centros de datos y salas de servidores gracias a que cuenta con la tecnología más avanzada del sector.

Esta unidad aporta una mejora en la eficiencia energética de hasta un 65% frente a soluciones anteriores y presenta una gran capacidad de adaptación a los entornos. En concreto, esta unidad ofrece un servicio ideal para los centros de datos que sufren grandes variaciones de cargas y temperaturas, como los que suele haber en los entornos cloud.

Liebert PDX está disponible tanto en versión refrigerada por aire como refrigerada por agua para adaptarse a distintos requisitos de instalación, y permite varios modos de funcionamiento: freecooling directo mediante aire, freecooling indirecto mediante agua, agua refrigerada en enfriadora con freecooling y economizador de refrigerante bombeado Liebert EconoPhase. Este último se combina con la unidad Liebert PDX y el condensador de microcanal Liebert MC para mejorar la gestión térmica y el control y, al mismo tiempo, reducir drásticamente los costes energéticos y el pPUE.

Por otro lado, la configuración de la unidad con compresor Digital Scroll permite variar la capacidad de refrigeración y adaptar las prestaciones a la necesidad de la sala. Otras técnicas como la de freecooling directo han cobrado en los últimos años un gran protagonismo. La función del economizador de aire frío es gestionada por el control ICOM™, y se activa cuando la temperatura del aire exterior es más fría que la temperatura de retorno hacia los equipos. El control permite realizar una gestión del freecooling no solo en base a las condiciones de temperatura seca sino también en función de las condiciones de humedad en el exterior.