¿Cuáles serán las tendencias en los centros de datos en este 2019?
11 de marzo 2019
Por José Alfonso Gil, Country Manager para España y Portugal de Vertiv
¿Cuáles serán las tendencias en los centros de datos en este 2019?

Por José Alfonso Gil, Country Manager para España y Portugal de Vertiv

 

El mundo de los centros de datos continúa en plena expansión como consecuencia del crecimiento exponencial en la cantidad de datos generados y consumidos. Existen datos de mercado ciertamente abrumadores y que confirman esta tendencia. Por ejemplo, más del 90% de los datos que existen hoy en día han sido generados en los últimos dos años. Visto de otro modo, hoy existen 10 veces más datos que hace dos años. Claramente, esto debe impactar en el mercado de los centros de datos, pero ¿de qué manera? Desde Vertiv observamos cinco tendencias en este 2019 que darán forma a esta imparable tendencia.

 

El Edge se consolida y simplifica

Este crecimiento en la cantidad de datos tiene una primera consecuencia: la computación en los extremos de la red (Edge), cerca de donde los datos se generan y consumen, es cada vez más imprescindible para dar servicio a los usuarios con una baja latencia, factor clave en la experiencia de usuario. Este nivel de servicio no se puede dar si este procesamiento se efectúa en infraestructuras informáticas centralizadas.

Se trata por tanto de una tendencia imparable y reforzada por la implementación de soluciones IoT y redes 5G en todos los sectores. Este crecimiento del Edge debe venir acompañado de una simplificación en su gestión para que, efectivamente, dé respuesta a los requisitos de las empresas y usuarios. Para muchas empresas, el edge se ha convertido en la parte más crucial de su ecosistema digital. Los sistemas de infraestructura inteligente con capacidades de aprendizaje automático trabajando en tándem con el análisis basado en la nube están cambiando radicalmente la manera de plantearnos el edge computing y sus servicios asociados. El resultado será un extremo de la red más robusto y eficaz con visibilidad y capacidades de autorrecuperación ampliadas y requisitos mínimos de gestión activa.  

 

Mercado laboral

La generación del “baby boom”, parte mayoritaria de las plantillas de empresas de centros de datos, está cercana a la edad de jubilación y el relevo no es sencillo. La falta de programas de formación en línea con la evolución del edge y los centros de datos está creando auténticos retos para el personal que los administra en todo el mundo. Esto desencadenará acciones paralelas en 2019. En primer lugar, las organizaciones empezarán a cambiar su estrategia de contratación laboral para los centros de datos, y los programas tradicionales de formación evolucionarán hacia una capacitación más ágil y específica para cada tarea, con orientación hacia el edge. Más formación impartida internamente. Y, en segundo lugar, las empresas recurrirán al aprendizaje automático y a los sistemas inteligentes para simplificar operaciones, preservar el conocimiento institucional y hacer posibles un servicio y un mantenimiento más predecibles y eficaces.

 

SAIs más inteligentes y eficaces

Durante 2019 y en los siguientes años veremos una interesante evolución del concepto de uso de los SAIs, a medida que mejora su capacidad de interacción con la red eléctrica principal. A corto plazo, esto se traducirá en capacidades de “peak shaving” y gestión de carga. Con el tiempo, veremos a las empresas utilizar parte de la energía almacenada en sus SAI para ayudar en el funcionamiento de la red eléctrica a las compañías públicas de suministro. El almacenamiento estático de toda esa energía se considera desde hace tiempo una fuente potencial para generar ingresos y estamos cada vez más cerca de ello.

 

Estandarización en los centros de datos

Existen dos frentes de interés relacionados con este aspecto: la estandarización de los componentes del equipo y la normalización de las arquitecturas de los centros de datos, en ambos casos con el objetivo de reducir los costes operativos y mejorar los tiempos de despliegue y entrega. Los diseños modulares y prefabricados permiten lograr estos beneficios. En un momento en el que la rapidez de llegada al mercado es vital para aprovechar las oportunidades de negocio, esta estandarización será claramente una tendencia al alza.

 

Refrigeración avanzada

A medida que la potencia de computación y la densidad de los dispositivos informáticos crece, se hace más necesario un enfoque innovador sobre la gestión térmica. Aplicaciones en crecimiento como el reconocimiento facial o el análisis avanzado de datos, todas ellas demandantes de alta capacidad de procesamiento, refuerzan esta necesidad.

La refrigeración líquida directa en los chips, que consiste en una inmersión parcial o total del procesador o de otros componentes en un líquido para disipar el calor, está convirtiéndose en una solución viable. Aunque su uso es más común en configuraciones de informática de alto rendimiento, los beneficios (que incluyen mejores prestaciones del servidor, una mayor eficacia en altas densidades y unos costes de refrigeración reducidos) justifican una reflexión más profunda del tema.

 

Conclusión

En empresas como Vertiv, en primera línea de la innovación tecnológica, tenemos el privilegio de vivir en este mundo vibrante y crecientemente digitalizado, en el que el dato es el nuevo petróleo. Nuestro alcance global, experiencia y conocimiento nos hacen ser un actor clave del ecosistema industrial y empresarial y nos permite prever estas tendencias para este 2019.