El puesto de trabajo despega hacia la nube
23 de mayo 2019
Por Susana Juan, responsable de Desarrollo de Negocio y Partners Cloud en Arsys
El puesto de trabajo despega hacia la nube

La tecnología está ayudando a agilizar y facilitar muchos procesos de negocio. La videoconferencia, por ejemplo, ha hecho desaparecer la distancia que separa a las personas y, por tanto, ha convertido las oficinas en espacios totalmente virtuales, eliminando al mismo tiempo los puestos de trabajo estáticos.

Además, la implantación de los smartphones en el entorno laboral, permite acceder a cualquier información 24/7 y desde cualquier punto geográfico, así como comunicarse con el resto de compañeros.

Nuevos retos

En este contexto, también han cambiado los retos a los que se enfrentan la gran mayoría de los CIO y responsables técnicos. Por un lado, el negocio necesita aumentar su productividad y, en paralelo, los empleados requieren continuamente una experiencia digital más satisfactorio y multidispositivo en sus entorno de trabajo, que ya no depende tanto de una ubicación física.

Sin embargo, cada vez les cuesta más a las empresas encontrar expertos capaces de soportar y mantener todo lo nuevo que llega, a velocidades inasumibles. La empresa sigue teniendo aplicaciones convencionales, y al mismo tiempo los requerimientos de seguridad y cumplimiento normativo son cada vez más exigentes.

Ante este reto, una solución cada vez más implementada es la virtualización de los puestos de trabajo. Con ello se consigue una flexibilidad y seguridad sin precedentes al tiempo que se simplifica y abarata la gestión. Es posible, por ejemplo, tener empleados trabajando desde sus casas sin necesidad de implantar complicadas soluciones de VPN y sin comprometer la seguridad de los sistemas.

Al departamento IT se le facilita así el despliegue de nuevos puestos y nuevas configuraciones, la gestión de copias de seguridad, securización de los datos y cumplimiento de la GDPR. Y, además, los usuarios pueden acceder a su escritorio completo, desde cualquier dispositivo como si estuvieran en el PC de su oficina, y así hacer convivir sus aplicaciones y dispositivos de consumo con las corporativas.

El resurgir de la virtualización

Aunque la virtualización de escritorios lleva más de 10 años en el mercado, de momento, es cierto, que no ha tenido el éxito que todos los analistas esperaban dado lo evidente de sus ventajas, principalmente porque, para cualquier empresa, la realidad de implementar en sus sistemas una solución VDI (acrónimo de Virtual Desktop Infrastructure) requiere unas inversiones nada desestimables en infraestructura. Sobre todo, en cuanto al almacenamiento y conectividad, y en recursos que gestionen y administren este tipo de soluciones, bastante complejas desde el punto de vista de administración.

Además, es una solución que, para garantizar una buena experiencia del usuario, tiene altos requerimientos de conectividad, y rendimiento; hasta ahora, nada fáciles de garantizar. La virtualización supone una mejora radical tanto de los protocolos de acceso, como en los aceleradores gráficos y redes de alta velocidad. Ahora sí, todas las capas están alineadas para poder garantizar la experiencia de usuarios.

En cuanto a las inversiones necesarias, tanto en infraestructuras como en recursos, la tendencia es hacerlas desaparecer trasladándoselas al proveedor de nube. En este contexto, la virtualización de escritorios parece seguir evolucionando hacia el mundo del DaaS (acrónimo de Desktop as a Service), el Puesto de Trabajo como Servicio.

Al ser un modelo 100% pago por uso, DaaS tiene un gran atractivo para las pymes que desean la administración simplificada y la flexibilidad que brindan los escritorios virtuales sin la molestia de administrar la infraestructura de servicios de fondo que las soluciones VDI requieren. También tiene mucho sentido para aquellas empresas que han decidido mover toda su infraestructura a la Nube, mantener los escritorios cerca de los servidores, sin duda ayuda, a mejorar el rendimiento de las aplicaciones minimizando las latencias de red.

Hoy por hoy, confiar en la Nube y en el modelo DaaS para alojar los puestos de trabajo es una de las mejores opciones  para cualquier organización.