CPD a medida, pero tamaño mini
09 de abril 2018
Los micro centros de datos empiezan a ser una opción cada vez más valorada por las empresas en nuestro país. Su flexibilidad, fácil instalación y eficiencia los convierten en la solución idónea para responder a las necesidades crecientes de conectividad que traerá consigo la Internet de las cosas.
microCPD

Flexibilidad eficiencia y tiempos de ejecución más cortos son las grandes bazas de los micro data center. Los antiguamente denominados CPD prefabricados empezaron a utilizarse para su instalación en barcos, en lugares remotos o con una orografía o política adversa, sin embargo, hoy en día los clientes que demandan estas arquitecturas modulares han crecido y recurren a ellas porque les permite hacer frente a sus mayores y más críticas necesidades de infraestructura TI de forma rápida y segura.

Y es que, los centros de datos en contenedores ofrecen lo mismo que los tradicionales, pero en pequeño tamaño y bajo un paraguas extra de protección y robustez.

 

Mismas prestaciones

Venciendo los temores que hacen que muchas empresas no se fíen de estos sistemas por su apariencia externa, tenemos que decir que, efectivamente, un micro data center disfruta de las mismas prestaciones que un centro de datos convencional: clima y refrigeración, potencia, seguridad, monitorización, DCIM…

Aunque por fuera tengan la apariencia de un contenedor o un armario, por dentro están provistos de sistemas de control de acceso, de aire acondicionado, de detección de incendios y SAI. En una única solución integran redes, almacenamiento y gestión.

 

Para más información, haga click aquí