Cloudera entra en el mercado español con Big Data
10 de noviembre 2015
Apoyándose en el entorno Hadoop, Cloudera introduce su software en España, un mercado donde ya cuenta con un cliente relevante como es Banco Santander.
Matt Brandwein, director, product marketing Cloudera.

La multinacional Cloudera, especializada en Big Data y proveedora mundial de una plataforma de análisis y gestión de datos construida sobre Apahe Hadoop, ha organizado su primer encuentro con partners y clientes en nuestro país, la 'Cloudera Sessions'. El evento se alza como una de las primeras incursiones de la compañía en España, pero no la única. En enero de este año, el experto en Big Data puso el ojo en este mercado y nombró a Iván Rodriguez como sales manager local. Todavía pendientes de la apertura de una filial con oficinas y un equipo configurado, Cloudera ya cuenta con diez clientes en España, entre los que se cuentan entidades financieras y de telecomunicaciones. La compañía destaca entre esa decena de corporaciones al Banco Santander. Al tratarse de una multinacional, “se llegó a Banco Santander desde internacional, cerrando un proyecto que luego se desarrolla en España”, explica Matt Brandwein, director, product marketing de Cloudera, que también avanza cómo “estamos en conversaciones con varias empresas españolas de proyección internacional en estos momentos y, en Europa, contamos con clientes como BT y Markerstudy Insurance, por ejemplo”.

Brandwein reconoce que “actualmente, el mercado de Big Data es interesante especialmente para las grandes corporaciones que mueven ingentes cantidades de datos y necesitan controlarlos y automatizarlos, de hecho podría decirse que estamos en un período de nueva revolución tecnológica, si el siglo pasado se caracterizó por vivir una transformación industrial gracias a la relación entre las personas y las máquinas, ahora estamos asistiendo a otra donde el eje de todo es la relación entre las máquinas y los datos”.

El Big Data mueve “miles de millones de dólares al año y cuenta con proveedores muy implicados, como es el caso de Intel, que está teniendo un papel clave en el desarrollo de la parte analítica de los datos”, advierte el directivo. En este contexto, Cloudera se está moviendo a gran velocidad y desde que viera la luz en 2008 en Estados Unidos, hasta ahora ha cruzado fronteras, de manera que “a día de hoy, Norteamérica es el 80% de nuestro negocio, mientras vemos crecer con fuerza el negocio en Europa, con países como Alemania, Francia o Reino Unido, además de hacer incursiones en Asia-Pacífico, mirando con especial interés Singapur”.

Cloudera tiene claro que, de momento, el cliente tipo es una gran cuenta que se mueve en el sector de Finanzas, Telecomunicaciones, Sanidad, Retail y Administración Pública; aunque está claro que a medida que Big Data se extienda irá llegando a las empresas de tamaño medio.

 

Cloudera, letras, logo,

 

Acuerdo con Intel
El negocio de Cloudera pivota en torno a Hadoop y la distribución de su plataforma de código abierto, y destaca su propuesta Cloudera Enterprise, una solución unificada que permite conseguir una analítica de datos omnipresente con Apache Hadoop, con herramientas avanzadas de gestión de sistemas y que permite a la empresa almacenar y analizar todos sus datos y metadatos mientras ofrece una seguridad y gobierno preparados para el cumplimiento de la normativa así como una gestión de sistemas de extremo a extremo.

Pero en este sendero del Big Data sobre plataformas de código abierto Cloudera no camina sola, en su momento, ya firmó acuerdos con Dell y NetApp, a los que luego seguirían los cerrados con Oracle y con IBM. Pero Brandwein pone el énfasis sobre todo en el último, firmado “con Intel el pasado 2014”, especialmente destacable “por el papel de Intel en su apuesta por la innovación en el nuevo centro de datos, donde ha participado en temas como la virtualización, opensource o el sistema operativo. Intel está diseñando chips pensando que el software será el de Cloudera”.

Pero la multinacional no está sola en el mercado, tiene que competir con proveedores como Hortonworks y MapR, que se mueven también con Hadoop. Ante la pregunta de si sale a cuenta realizar una migración a Cloudera para aquellos que ya cuenten con tecnología adoptada, Brandwein no se acoge a un fácil “sí” o “no”, pero comenta que “si bien es verdad que los mejores posicionados con aquellos clientes que instalan Cloudera Enterprise partiendo de un proyecto Big Data que nace de cero, también es cierto que se sacan beneficios pasándose a Cloudera”. ¿Cuáles? “Somos más rápidos, más fáciles en el manejo diario y más seguros. Es decir, movemos los datos de las empresas más rápidamente que Teradata, por ejemplo; y los movemos en tiempo real, algo fundamental para el negocio de los clientes, además de dar especial importancia a la seguridad de la plataforma y la encriptación de los datos del cliente. Hadoop está transformando la arquitectura de datos de las empresas y nosotros les proporcionamos las tres “v” que serían: dar Valor, poder Verificar, garantizar una alta Velocidad de datos”.  

Finalmente, Brandwein también ha respondido a cómo está afectando la regulación en torno al caso “Safe Harbour” y el TJEU. El directivo confirma que “ha sido una de las preguntas que también han formulado las empresas asistentes al acto de hoy. La respuesta es que nosotros trabajamos con partners locales que son los que se relacionan con el día a día de los clientes y los que deben atenerse a las regulaciones de cada país o región. Ellos deben responder de qué pasa con cada dato, digamos que es un tema que debe resolver el vendor con el cliente, dejando siempre muy claro dónde se encuentran los datos de cada empresa”.