Kubernetes, en el centro de la escena en 2019: ¿Por qué deberían interesarse los responsables de TI?
30 de mayo 2019
Por Joe Baguley, vicepresidente y CTO para EMEA de VMware.
Kubernetes, en el centro de la escena en 2019: ¿Por qué deberían interesarse los responsables de TI?

Las empresas que sobreviven y triunfan en el mundo de hoy son, sin lugar a dudas, las que experimentan continuamente. Pensemos en Jeff Bezos y su insistencia en la necesidad de “tomar decisiones rápidas y de calidad”. Y es que en el mundo de los negocios, la velocidad es importante y las nuevas ideas, los nuevos productos y las nuevas estrategias requieren un enfoque ágil. Los responsables de TI de las empresas piensan cómo impulsar la innovación a gran escala, es decir, si es mejor “adaptarse al entorno multicloud” o “atravesar un período de innovación y cambio radical”.

Hoy en día, el enfoque se reduce simplemente a acercar las aplicaciones y los datos a los usuarios lo antes posible. Las aplicaciones son fundamentales para que una compañía moderna funcione, compita y evolucione. Pero seamos honestos: cuando hablamos de desarrollo y suministro de aplicaciones modernas, hablamos de una multiplicidad de centros de datos, aplicaciones tradicionales, nativas de la nube y multicloud que han de ser administradas y que forman parte de una red compleja e interrelacionada. Los modelos operativos deben moverse al ritmo de esta arquitectura cloud de rápida evolución y, sin consistencia ni automatización, las empresas simplemente no pueden funcionar y se quedarán un paso atrás de donde desearían estar.

Entonces, ¿qué hacen las empresas con visión de futuro para permanecer actualizadas? ¿Qué deberían pensar los responsables de TI cuando se centran en su estrategia para aplicaciones nativas de la nube? La respuesta se encuentra en una tecnología que está introduciendo un cambio veloz del alcance más oscuro de las TI al discurso empresarial más amplio, a medida que adopta un papel protagonista en el impulso y la administración de la innovación en el ámbito de las aplicaciones: Kubernetes.

Pero no vayamos tan rápido. Entender las capacidades de Kubernetes, una tecnología para ejecutar, automatizar y gestionar contenedores, implica comenzar por entender el papel que puede adoptar asistiendo a los responsables de TI en la evolución de la empresa.

Kubernetes, que es mucho más que un término técnico de moda, es una parte fundamental de la gestión actual dentro del panorama cambiante del desarrollo y suministro de aplicaciones. Kubernetes es un término griego que designa al timonel de una embarcación. Es el origen de la palabra “gobernador”, de modo que se podría decir que se trata de una tecnología que gobierna la infraestructura.

El factor que hace que Kubernetes sea tan atractivo es que está hecho para permitir a los equipos de TI administrar y orquestar miles de contenedores. Esta herramienta es fundamental para desarrollar aplicaciones modernas en un mundo multicloud, pues funciona como una base para gestionar y escalar aplicaciones nativas de la nube y garantiza a los desarrolladores una experiencia consistente en entornos multicloud. Para entender qué es Kubernetes, se requiere comprender los fundamentos del desarrollo de las aplicaciones modernas. Antes, las aplicaciones eran monolíticas; lamentablemente, las estructuras monolíticas suelen ser difíciles de escalar y con frecuencia presentan problemas de disponibilidad. Twitter es un ejemplo. Anteriormente, cada vez que se producía un acontecimiento protagonizado por un personaje muy famoso y muchas personas escribían tuits al mismo tiempo, el servicio de Twitter se interrumpía. Pero ahora eso ya no ocurre, pues Twitter adoptó una nueva forma de estructurar su aplicación, dividiéndola en microservicios.

Pensemos en Netflix y su ascenso meteórico hasta convertirse en el principal servicio de entretenimiento de Internet. Su éxito no habría sido posible con aplicaciones y centros de datos monolíticos. Netflix utiliza microservicios, y su crecimiento en el uso de contenedores ya superaba los 3 millones en abril de 2018.

El auge de la arquitectura de microservicios y Kubernetes ofrece, fundamentalmente, una forma más ágil de experimentar, descubrir fallos rápidamente y encontrar las partes correctas e incorrectas de las aplicaciones que se incluirán en los contenedores.

Esto es parte integral de la innovación en el mundo actual de nubes múltiples, donde la automatización del despliegue para administrar contenedores permite a las empresas ahorrar dinero, garantizar la escalabilidad, incrementar su eficiencia y liberar a sus equipos de TI de las tareas de mantenimiento.

Pensamos que, en el largo plazo, Kubernetes tendrá muchas más aplicaciones que los contenedores. Prevemos que muchos proveedores comenzarán a ofrecer a sus clientes la pila completa de Kubernetes y les asesorarán para su aplicación en otras áreas importantes para escalar el negocio.

El impacto de esta tecnología en las empresas recién comienza a verse. Las compañías deben aprovecharla al máximo, pues sirve para transitar el camino desde donde se encuentran hasta donde necesitan estar y para prepararse para alcanzar la próxima meta tecnológica.

Es necesario saber cómo desean consumir Kubernetes las empresas. Algunas podrán querer contar con una versión simple; otras requerirán una solución más integrada; y habrá otras que querrán Kubernetes como servicio con gestión en la nube, de modo que se deben tener en cuenta todas estas alternativas.

Derribar barreras

Si Kubernetes es tan eficaz en el proceso de transformación de las empresas, ¿a qué se debe que haya tantas que no adopten aún el sistema?

Las barreras que impiden el despliegue efectivo de Kubernetes son los procesos existentes y el aislamiento de los equipos dentro de una empresa. El primer paso crucial consiste en entender cómo salvar las distancias entre los distintos equipos, por ejemplo, entre desarrolladores y operadores o entre el equipo de TI y los comerciales. Es necesario alentar a los equipos técnicos a comunicarse y empatizar más con los equipos de marketing y ventas. Kubernetes puede ayudar a ofrecer operaciones consistentes, de modo que los equipos de TI ya no tengan que emplear su tiempo en pulsar botones o apagar incendios y puedan dedicarse a construir y desplegar capacidades más sofisticadas para contribuir al éxito del negocio.

Guía de buenas prácticas

Kubernetes ya está ayudando a muchas organizaciones a mejorar la experiencia de los desarrolladores e incluso de los ciudadanos. El Gobierno de Abu Dabi, por ejemplo, ha mejorado sus soluciones digitales para poder contar con una plataforma unificada de servicios. El objetivo es simplificar y mejorar la experiencia ciudadana. ADSSSA, la autoridad de control del desarrollo de los servicios del Gobierno, ha consolidado más de 1600 servicios en 80 soluciones que lo abarcan todo, desde la compra de una vivienda hasta el contrato de un seguro de salud. Todo esto ha sido posible gracias a una red de contenedores eficaz y avanzada y a la gestión de clústeres de Kubernetes.

Pasemos ahora a los juegos en línea, un sector que ya ha superado a la industria cinematográfica y la música juntas y que crece a pasos agigantados. Playtika, líder del sector con 22 millones de usuarios activos al mes, ha comentado públicamente su experiencia con contenedores. Playtika ha elegido VMware PKS como plataforma de contenedores para crear un entorno más ágil para desarrolladores y testers.

Por último, T-Mobile ha acertado al alinear Kubernetes con sus objetivos de negocio. El equipo tecnológico de la compañía ha establecido requisitos claros para Kubernetes y ahora puede hacer un seguimiento de los resultados del negocio para comprobar que la tecnología está dando buenos resultados en términos de suministro de clústeres de producción, con lo que el equipo de TI puede emplear más tiempo en tareas de codificación.

Las empresas tecnológicas como la nuestra tienen que continuar adaptándose a la par de sus clientes, a medida que se embarcan en la aventura multicloud. Las soluciones de código abierto y el fomento de una cultura de la innovación y el desarrollo son lo que, según creemos, permitirá a los responsables de TI innovar y continuar experimentando.

Adoptar Kubernetes

Kubernetes es fundamental para la innovación en un mundo multicloud. Cada vez más organizaciones adoptan esta tecnología. Tener Kubernetes en el centro de las operaciones de una empresa y para la administración de múltiples contenedores es vital para la promoción de una cultura de la experimentación.

Este es el año en que las grandes organizaciones adoptarán Kubernetes, una tecnología imprescindible para el éxito empresarial en la era multicloud.