CPD Madrid 2 de Telvent
03 abril 2014
El CPD Madrid 2 es, actualmente, el centro de datos profesional y neutral más grande de España. A día de hoy acoge a 160 clientes y da diferentes servicios a un total de 400 repartidos por la geografía española desde su GSOC (Global Support and Operation Centre).

El centro de datos de Telvent Madrid 2 ha cumplido recientemente doce años de existencia ofreciendo servicios a empresas de primer nivel en nuestro país. Se trata de la joya de la corona de la compañía en cuanto a CPDs ubicados en la Península Ibéricase refiere y, no espara menos, este data center es, a día de hoy, el edificio neutral de mayor tamaño de España con una superficie técnica de 46.000 metros cuadrados –de los cuales más de 18.000 están dedicados al alojamiento de infraestructura de clientes– y uno de los cuatro más grandes del Sur de Europa como centro de housing.

sala, telvent, cpd,

Madrid 2 viene a sumarse a otros cuatro centros de datos situados en Iberia (otro en Madrid, Barcelona, Sevilla y Lisboa) que suponen en total cerca de60.000 metroscuadradosde superficie dedicada a prestar apoyo a toda la capa de servicios de Telvent. Al margen de las elevadas cifras de espacio dedicado a superficie técnica, este centro de datos destaca por ser un punto de confluencia de múltiples nodos de comunicaciones, “hasta darse el caso de que hay horas del día en las que entre el 60 y el 70 por ciento del tráfico de Internet de la Península pasa por la infraestructura de este CPD aunque no se genere aquí”, explica Javier de la Cuerda, Executive Vice President de IT Consulting and Integration Services, “algo lógico si pensamos que en nuestros centros de datos tenemos la mayor oferta de operadores de telecomunicaciones, superando el centenar”.

De la consultoría al outsourcing
El centro de datos, apoyándose en un equipo de profesionales con amplio dominio del conocimiento en cada proceso de TI aprovechando las mejores prácticas ITIL para diseñar, integrar y operar, tiene el objetivo de “ayudar al cliente a optimizar sus infraestructuras críticas”, detalla De la Cuerda.

El directivo también señala que “la filosofía de la compañía aplicada a los centros de datos es cubrir desde la gestión de las infraestructuras básicas, hasta la explotación de las aplicaciones basada en niveles de servicio e indicadores de gestión del negocio de nuestros clientes”. Esto supone que Telvent participa en proyectos desde la definición conceptual hasta la externalización de los mismos, si así lo demandan los clientes. Para ello, se parte de la fase de consultoría previa, donde se definen los proyectos de consolidación, virtualización, ahorro energético, automatización de procesos, etcétera. Una vez definidas las necesidades y optimizado el diseño para beneficio del cliente, se pasa a una segunda fase de integración, donde el equipo de especialistas de la compañía se encarga de cubrir desde la integración de redes y seguridad hasta los sistemas, el almacenamiento las bases de datos y las aplicaciones. El ciclo se completa con una tercera fase de outsourcing, para hacer la gestión completa de los entornos en 24×7 atendiendo a una relación en Acuerdos de Nivel Servicio previamente acordados con el objetivo de permitir al cliente centrarse en su negocio.

GSOC, el cerebro del CPD
Si bien la infraestructura de los clientes, donde se mueve la información crítica de los mismos, se aloja en la sala técnica de Madrid 2 y allí está guardado el core de muchos negocios, el cerebro del CPD se encuentra en la sala bautizada como Global Support and Operation Center o GSOC. Se trata de un espacio dedicado a ofrecer servicio de soporte al cliente con ámbito global, que opera y administra 24×7 todos los sistemas TI con niveles de servicio integrados.

El GSOC gestiona incidencias, problemas y cambios, a la vez que mantiene un inventario unificado de la configuración y dependencias de los sistemas. Todo ello provisionado en plazos reducidos de tiempo y en entornos complejos gracias al alto grado de industrialización del servicio. Este espacio de soporte cuenta con tres zonas diferenciadas por sus diferentes funciones, “aunque todo el GSOC está gestionado como un proyecto capaz de ofrecer bajo un único productos diversos servicios”, puntualiza Javier dela Cuerda. Las zonas en cuestión son el Operation Desk, el Support Desk y el Service Desk.

Javier de la Cuerda, Executive  Vice President de IT Consulting and Integration Services.

El Operation Desk es el puesto de operaciones que monitoriza y visualiza la plataforma de clientes y todos los eventos que se producen en el centro de datos en tiempo real. Aquí se detectan las potenciales incidencias y se escala a un grupo de resolución en tiempo real. La monitorización de las infraestructuras de los centros de datos se realiza con una aplicación SCADA que registra el estado de las infraestructuras conectadas -ya sea de centros de datos de Telvent o de terceros- los sistemas de climatización y energía, así como la marcha de la actividad del edificio. Por su parte, el Support Desk se encarga de gestionar todas las peticiones, incidencias y problemas no procedimentados en el primer nivel empleando personal altamente especializado. En cuanto al Service Desk, se dedica a atender directamente las peticiones de servicio de los usuarios finales.

La propuesta de cloud
Como viene siendo habitual en los centro de datos profesionales, también a Telvent ha llegado la ola de cloud computing. El responsable de IT Consulting and Integration Services precisa que la propuesta en torno a la nube de Telvent “es ofrecer una única plataforma para gestionar globalmente los sistemas de nuestros clientes en un modelo híbrido, unificando los servicios y la operación de sistemas de los clientes, ubicados en entornos privados y públicos. Garantizamos una mayor flexibilidad y automatización de los procesos TI, adaptando los sistemas, las redes y las aplicaciones a las necesidades de los clientes en cualquier momento y en cualquier lugar. Con ello contribuimos al ahorro de los costes de integración de soluciones en la nube, reduciendo el impacto del tiempo y los recursos dedicados en la operación y aumentando el nivel de servicios, de forma que permitimos a nuestros clientes acelerar la llegada de sus soluciones al mercado”.

La parte de cloud computing se opera desde el centro de competencia IT Infrastructure Management o ITIM –ubicado en el mismo edificio donde está el centro de datos Madrid 2– que funciona de manera independiente. Desde ITIM se opera lo relativo tanto las infraestructuras como servicios, además de la gestión de aplicaciones tanto de los centros de datos de la compañía como de los clientes.

sala, cpd, Telvent,

Telvent llevaba tiempo trabajando dentro del centro de competencia ITIM en ofrecer servicios basados en la nube, “pero desde hace dos años, se ha reforzado especialmente esta línea de negocio agregando más servicios a los sistemas y aplicaciones finales, al tiempo que se ha diseñado una única plataforma de cloud que permite gestionar tres capas (la de infraestructuras o IaaS, la de plataformas o PaaS yla de Aplicaciones o SaaS). El resultado final de cara al cliente ha sido una propuesta de servicios de valor más amplia que se recoge bajola denominación The Global Cloud”, apostilla De la Cuerda.

Retos inmediatos del CPD

En relación a la nube, la estrategia de futuro de Telvent “está muy centrada en convertirnos en un proveedor de referencia de soluciones completas de cloud que incluyan la infraestructura, la tecnología y las soluciones de negocio, todo ello debido al contexto económico que propicia una mayor apertura de nuestros clientes a soluciones y servicios en la nube y a modelos de negocio que requieren una menor inversión inicial facilitando el acceso a tecnologías que de otro modo serían inasumibles”, advierte el directivo.

Al margen de los retos asociados a las ofertas de los 160 clientes alojados en el centro de datos Madrid 2, cifra que se eleva a 400 empresas cuando se suman los cinco CPDs de la Península, Telvent, desde su incorporación a Schneider Electric está acometiendo mejoras para tener sus data centers a la “vanguardia del mercado de las infraestructuras”, resume De la Cuerda.

De entre todas las novedades realizadas cabe destacar las relativas a la eficiencia energética. Con respecto a esto, el directivo comenta que “hemos pasado de disponer de salas básicamente concentradas en alojar servidores dedicados para clientes de baja densidad, a contar con salas con sistemas de Schneider Electric de alto rendimiento que permiten la eficiencia en la gestión del consumo eléctrico”. Con la aparición de la virtualización y los modelos cloud, la disponibilidad eléctrica (Watios) por metro cuadrado sufrió un incremento considerable. La renovación tecnológica llevada a cabo de las infraestructuras comenzó a ofrecerse tímidamente en 2008 como un servicio permite a nuestros clientes consolidar sus sistemas de una manera más eficiente y reduciendo los costes derivados del consumo eléctrico.

Para ser lo más eficientes posibles, se han incorporado sistemas de freecooling, instalando cubos fríos y renovando hardware de consumo más razonable. “En función de la arquitectura, definida por cada cliente, y de su correspondiente inversión, llegamos a un PUE comprometido inferior al 1,35. En estos procesos participamos de forma activa en la fase de consultoría previa para analizar el retorno de la inversión para nuestros clientes derivado de la mejora de la eficiencia”, asegura De la Cuerda.

“Nuestros retos de futuro van en línea con las demandas de los clientes y la percepción que recibimos de las empresas es que la seguridad es crucial, junto con la necesidad de garantizarles la continuidad del servicio 24×7. Obviamente, los clientes también están concienciados con la importancia de ser eficientes desde el punto de vista energético, algo que también se ha convertido en una prioridad para nosotros”, concluye el directivo.