Alcalá Data Center supera el centenar de clientes en su primer año
03 de junio 2014
El centro de datos ha recibido recientemente el certificado como Tier IV Gold, además del galardón a uno de los tres Global Leadership Awards que concede el Uptime Institute en sus premios Brill Awards for Efficient IT.

Un año después de la inauguración  del centro de datos más ambicioso de Telefónica, el Alcalá Data Center, la compañía hace balance de su primer aniversario. En estos doce meses, el CPD ha conseguido albergar en sus instalaciones –ubicadas en el Parque Científico y Tecnológico de Alcalá de Henares, más conocido por Tecnoalcalá– más de un centenar de clientes, de los cuales “cerca del 70% son nuevos”, según explica Marisa Urquía, directora de Marketing, Ingeniería y GPO de Telefónica Empresas, mientras que el resto proceden de esas más de 500 empresas que nutren la cartera de grandes cuentas de Telefónica. No en vano, en este primer año de andadura, han pasado por el centro de datos más de un millar de directivos de otras tantas firmas para ver in situ la propuesta de la compañía y contemplar por sí mismos las bondades de este data center.

Alcalá Data Center.

Como responsable máximo del centro de datos, Juan Pedro Gravel, CEO de Telefónica Global Technology (en adelante, TGT), detalla que este CPD es la obra más palpable del gran proceso “de transformación en una ‘telco digital’ que está llevando a cabo Telefónica”, que implica “una fuerte inversión en cuanto a tecnología interna y también en volcarnos en dar nuevos servicios a clientes”. La multinacional española se desprende aquí de su antigua piel de operadora y, como un reptil tras su muda, emerge para dar respuesta al continuo aumento de tráfico en las redes; eso sí, jugando con la ventaja de ser un viejo caimán capaz de moverse con soltura por las aguas, a veces pantanosas, de la conectividad.

La estrategia de Telefónica en este terreno se centra en tres grandes áreas: redes, empresas y sistemas (leáse, tecnología interna). La parte de redes ya la tenía atada y bien atada; en el caso de las empresas, “la intención es utilizar este centro para nuestro uso interno y también para los clientes empresariales, sean estos grandes corporaciones o pymes”, detalla Gravel. Mientras que la pata sistemas se completa con el Alcalá Data Center, un centro de datos que es el buque insignia de una flota formada por cuatro embarcaciones pesadas: “el centro de datos de Miami, el de Brasil, el de México y este de Alcalá”, enumera el CEO de TGT. “Los tres primeros se han diseñado –o están en proceso de, según los casos– para ser Tier III y el cuarto es un Tier IV Gold”.

En el caso del centro de datos de Miami, se está habilitando para que cuente con un total de 8.000 metros cuadrados de suelo técnico (no se ha especificado si en una sola sala o en varias); el de Brasil, ya se ha certificado en la fase de diseño y en la fase de implementación como Tier III; y el de México, está ahora mismo en proceso de certificación como Tier III en la pata de diseño;

Estos cuatro CPDs estarán conectados entre sí a través de una Red Global Corporativa bajo una supervisión y operación única. “A ellos se sumará una red de centros de datos satélites repartidos para contar con presencia local en distintos países”, añade Gravel.

El primer Tier IV Gold de Europa
Alcalá Data Center es el único CPD de todos los de Telefónica que está certificado como Tier IV por el Uptime Institute. Y, recientemente, ha recibido la calificación de Tier IV Gold, para ello “ha tenido que ser certificado como Tier IV en la fase de diseño según los más altos criterios de redundancia, gestión y operación automatizada, después como Tier IV en la fase de implementación y, tras seis meses en funcionamiento, ha obtenido el Tier IV Gold”, nos revela el CEO de TGT.

A esto se suma que el mes pasado fue galardonado por el Uptime Institute, en los premios Brill Awards for Efficient IT, con uno de los tres Global Leadership Awards, lo que convierte al Alcalá Data Center en uno de los tres primeros data centers con la mejor visión global del mundo sobre eficiciencia TI y el primero de Europa (los otros dos CPDs están en Canadá y en Estados Unidos, respectivamente).

El centro de datos también se ha preocupado por ser sostenible medioambientalmente. Con un PUE entre el 1,2 y el 1,3. Es por ello que Alcalá Data Center también ha recibido la certificación Leeds Gold (Leadership in Energy and Environmental Design) que concede el US Green Building Council en la categoría de Edificios de Nueva Construcción.