“La prioridad es llevar la energía y la digitalización a empresas y países”
03 de octubre 2019
En un encuentro con la prensa especializada en el Innovartion Summit 2019 de Barcelona, Jean-Pascal Tricoire, CEO de Schneider Electric, ha recalcado la importancia de la electricidad para la descarbonización y de la digitalización como vía para gestionar el problema de la intermitencia en materia energética.
Tags:
Jean Pascal, CEO de Schneider electric

“La electrificación es el camino”, ha declarado Jean-Pascal Tricoire en un encuentro con la prensa especializada dentro del Innovation Summit 2019 que Schneider Electric está celebrando en Barcelona. El CEO de la compañía ha señalado que la clave es “avanzar hacia la electricidad y la digitalización sostenible”.

En su opinión, todas las nuevas tecnologías que han surgido en los últimos 30 años utilizan la electricidad porque es el único vector que permite la descarbonización. La mayor inversión en regeneración de las eléctricas procede de las renovables, pero habría que resolver el problema de la intermitencia en la electricidad y eso no puede hacerse sin la digitalización. Y ahora estamos en un punto de inflexión hacia lo digital. Sin embargo, ha sacado a relucir un asunto que preocupa: la falta de talento digital.

Prioridad: llevar la energía y la digitalización a las empresas

La preocupación por el medio ambiente está presente en las organizaciones, pero no tanto en los gobiernos. “Se está produciendo un cambio claro y firme en el modo en que los países y las empresas están abordando este tema”, ha subrayado el CEO. De hecho, las multinacionales más grandes del mundo están en el reto de no permitir un calentamiento global mayor a 1.5º, entre ellas Schneider Electric. Y es que, “no se trata de creer o no, sino de sentido de negocio, de apostar por la eficiencia y de ser competitivo”, ha confesado. “Hoy en día si quieres ser líder en el mundo no lo puedes ser si lo eres con contaminación”.

Pero que las empresas estén concienciadas no es suficiente. En las ciudades es donde se libra el cambio climático, pues suponen el 80% de las emisiones de dióxido de carbono del mundo y esto es una labor de los poderes públicos. Es por ello que ha de ser un papel combinado entre compañías y gobiernos. “Las empresas tienen que aportar gestión de proyectos, ideas e innovación; es nuestra responsabilidad y los gobiernos lo que tienen que hacer es no poner palos en las ruedas”.

De cara al futuro, la firma que cree que cada vez habrá más energías renovables con almacenamiento y en local y que en los próximos cinco años en algunos países se pondrá al 50% la producción de energía renovable y las no renovables.

¿Hacia una empresa de servicios?

Aunque Schneider Electric se presenta como un proveedor de tecnología, el CEO ha reconocido que han crecido un 13% en el área de servicios creando más negocio alrededor del software puro y mediante un modelo de suscripción que aporta ingresos recurrentes.

No obstante, ha indicado que el mundo digital abre muchas puertas a la colaboración y por eso trabajan con cientos de miles de empresas que están implementando la tecnología que ellos desarrollan y la están trasformando en un servicio.

“Hemos triplicado nuestro tamaño y el centro de esto ha sido la innovación. Nuestra cultura es estar muy cerca del cliente. Somos una empresas inmersiva, operamos en todos los países y hacemos I+D local”. Parte de esa apuesta por lo local se materializa en su programa Exchange, “Siempre queremos trabajar con partners y nos impactó que muchas de estas empresas son pymes y que tienen dificultad para entablar contactos fuera de sus fronteras”, ha señalado el directivo. Exchange se presenta como una plataforma que permita ese trabajo colaborativo ofreciendo mucha tecnología, servicios y conexiones.

Precisamente en relación a la creación de este programa, Jean-Pascal ha confirmado que uno de los motores de Europa es la red de pymes. “No subestimemos la capacidad de innovación de estas empresas”, ha recalcado. Aunque muchas empiezan como startup a nivel local, a día de hoy se han internacionalizado de una manera asombrosa.