Día de la Tierra: el compromiso energético del sector del data center
22 abril 2020
Por Ignacio Velilla, Managing Director de Equinix en España
Tags:
Día de la Tierra: el compromiso energético del sector del data center

Por Ignacio Velilla, director general de Equinix España

Hoy se celebra el día de la Tierra. Esta fecha está marcada en el calendario desde que el senador estadounidense Gaylord Nelson en 1970 se propuso crear conciencia sobre las consecuencias de la contaminación, el daño a la biodiversidad y el valor de la preservación medioambiental. Compañías e individuos debemos plantearnos nuestro papel para reducir el impacto del cambio climático, así como nuestras acciones para mantener un respeto por el medioambiente que sirva como herencia para dejar un planeta mejor a generaciones futuras.

En Equinix, compañía destacada en el sector del data center y la interconexión, estamos comprometidos con el medio ambiente, desde la responsabilidad que nos concierne al consumir 5.000 GWh de electricidad en un año (el equivalente al consumo de electricidad de unos 500.000 hogares en ese mismo periodo). A su vez, somos plenamente conscientes de que tenemos la obligación de ser eficientes y limpios dentro del concepto de progreso tecnológico en el que tenemos un papel protagonista: de nada sirve vivir en un mundo digital e interconectado si es difícilmente habitable por la contaminación. El camino del progreso debe ir marcado por ciertas pautas y compromisos y forma parte de nuestros valores como compañía el acercar la transformación digital a todo tipo de compañías de una forma responsable y sostenible con el medio ambiente.

La huella geográfica de Equinix abarca más de cincuenta mercados en todo el mundo a través de más de 200 data centers IBX (International Business Exchange), dando servicio y soporte a un ecosistema de negocio de más de 9.800 compañías y llevando a cabo más de 270.000 conexiones entre cloud providers y empresas alojadas en diferentes localizaciones. Estas cifras no podrían ser realidad si no existiera una capacidad energética que sustentara todo el hardware, equipos y materiales que hacen que todo el sistema funcione.

Desde el año 2000, la eficiencia energética ha sido la base de todo el proceso de diseño del sector del data center y especialmente en Equinix. Han sido casi 20 años en los que hemos estado desarrollando estrategias que buscan ejecutar todos nuestros procesos de forma limpia, sostenible y eficiente en nuestros IBX data centers. Cada uno de los data center cuenta con componentes energéticamente eficientes y utiliza materiales orientados a alcanzar nuestro objetivo de sostenibilidad: utilizar la máxima cantidad de energía limpia y renovable. Si hablamos de inversión económica, desde 2011 –año en el que comenzamos a cuantificar esta partida– se han invertido más de 100 millones de dólares en mejoras y modificaciones en cuanto a eficiencia energética.

Objetivo 100% renovables: una realidad en España

En Equinix, además de la inversión que realizamos año tras año, tenemos un objetivo marcado por el que están orientadas todas las estrategias de implantación, suministro y consumo de energía: el de alcanzar un 100% de consumo de fuentes limpias y renovables. Y no es un objetivo para alcanzar a largo plazo: al final de 2018, nuestra utilización de energías renovables es de más del 90% con más de 150 data centers utilizando energía completamente renovable –frente al 75% que abarcábamos en 2017–, siendo de un 95% en América –100% en los EE. UU.–), de un 94% en el área de EMEA y de un 76% en Asía-Pacífico. Para rubricar este compromiso, Equinix es miembro de RE100, una iniciativa que reúne a las empresas más influyentes del mundo que están comprometidas con el objetivo de alcanzar un consumo de electricidad 100% renovable. De hecho, en España estamos muy orgullosos porque este objetivo ya es una realidad y nuestros data centers operan con un 100% de energía renovable.

Además de preocuparnos por la procedencia de la energía, en Equinix también optimizamos al máximo nuestros recursos energéticos. Por ejemplo, en el data center IBX AM3 de Ámsterdam reutilizamos la energía calorífica generada para proveer de calefacción a edificios universitarios colindantes y en uno de los IBX de Londres, mediante refrigeración por evaporación indirecta, intercambiadores de calor y unidades de recogida de agua de lluvia se cubre de forma sostenible el 85% de las necesidades de refrigeración.

El aumento de la temperatura del planeta es un aspecto innegable y si no llevamos a cabo estrategias para revertir esta situación el futuro interconectado, eficiente y sostenible que planteamos no será posible. Solo hay un planeta y el uso de energías renovables debe ser una responsabilidad global para su mantenimiento. Desde Equinix y el sector del data center lo tenemos claro: el momento es ahora.