Cómo mantener infraestructura AWS on premise mediante AWS Outposts
26 de septiembre 2019
Por Matt Garman, Vicepresidente de Servicios Informáticos de AWS.
Cómo mantener infraestructura AWS on premise mediante AWS Outposts

El pasado diciembre presentamos AWS Outposts y desde entonces hemos observado un inmenso interés por parte de los clientes. Muchos de ellos, con necesidad de ejecutar aplicaciones con baja latencia y procesamiento de datos local, llevan tiempo pidiendo una opción AWS on premise. El nuevo servicio AWS Outposts, previsto para finales de este año, permitirá instalar la misma infraestructura, APIs y herramientas que los clientes ya emplean en AWS, en las instalaciones de prácticamente cualquier cliente. Se trata de un servicio completamente gestionado; las infraestructuras físicas serán entregadas e instaladas por nosotros, operadas y controladas por nosotros, y automáticamente actualizadas y mantenidas como parte de la conexión a una Región AWS.

Estamos en contacto con clientes en diversos sectores, incluyendo fabricación, salud, servicios financieros, medios y entretenimiento y telecomunicaciones, que han mostrado interés en Outposts para sus entornos conectados. Uno de los escenarios más comunes es en aplicaciones que requieren unos niveles de latencia inferiores a diez milisegundos para los usuarios finales o equipos locales. Algunos clientes requieren ejecutar cargas de trabajo con elevados requisitos informáticos en sus plantas de fabricación con precisión y calidad. Otros operan aplicaciones con una utilización intensiva de gráficos, como análisis de imágenes, que requieren de un acceso de baja latencia para los usuarios finales o cargas de trabajo con elevados requisitos de almacenamiento para recabar y procesar cientos de TBs de datos cada día. Los clientes desean integrar sus sistemas en la nube con sus entornos locales y emplear nuestros servicios para ofrecer una experiencia híbrida consistente.

Me gustaría compartir un ejemplo de cómo uno de los primeros usuarios de Outposts está empleando el sistema para controlar y operar equipamiento industrial en cientos de instalaciones en todo el mundo. La organización ya ejecutaba aplicaciones en AWS para llevar a cabo una toma de decisiones centralizada e identificar las labores a realizar en cada ubicación. En este caso, un acceso predecible de baja latencia a los recursos informáticos locales resultaba esencial para que sus sistemas de control on premise pudiesen gestionar materiales de forma ágil y fluida. Por ejemplo, los sistemas de control necesitan procesar flujos de video para identificar el producto sobre las cintas transportadoras y ejecutar movimientos robóticos que dirijan cada producto a su destino correcto. Las sedes también ejecutan aplicaciones de video-vigilancia en las cuales los datos capturados pueden llegar a superar el ancho de banda disponible, por lo que desean llevar a cabo la codificación de video de manera local.

Colaboramos con este cliente para desplegar un rack Outpost en una de sus sedes. Tras conectar su instalación Outpost a la Región AWS más cercana, el cliente ha obtenido un control total sobre su red virtual, incluyendo la selección de un rango de direcciones IP, creación de subredes y configuración de tablas de rutas y puertas de acceso a la red, al igual que con su sistema Amazon VPC actual. Además, también pueden extender su VPC regional al sistema Outpost de manera fluida creando una subred y asociándola con Outpost, del mismo modo que asocian subredes con una Zona de Disponibilidad.

Para desplegar instancias en sus Outposts, tan solo necesitan emplear la misma llamada API que en la región pública, pero orientándola hacia la red de su Outpost para que las instancias se ejecuten en el Outpost ubicado en sus instalaciones. Estas instancias se ejecutan en su VPC existente e incluso son capaces de comunicar con instancias ejecutadas en la región pública mediante direcciones IP privadas. Dado que la infraestructura es el mismo hardware que empleamos en nuestra Región AWS pública, las aplicaciones que se ejecutan en estas instancias ofrecen el mismo rendimiento que en la región pública. Para obtener un acceso de baja latencia a las capacidades informáticas y de almacenamiento locales situadas en sus instalaciones, el cliente puede crear una puerta de acceso local en su VPC que facilita al Outpost la orientación del tráfico directamente a las redes de su centro de datos local.

Mediante su utilización, el cliente planea estandarizar la instrumentación en todas sus plantas y la nube, además de automatizar implementaciones y configuraciones en cientos de ubicaciones mediante el empleo de las mismas APIs, permisos IAM, AMIs EC2, plantillas de CloudFormation y carteras de implementación en todos los casos. A medida que el sistema Outposts vaya siendo actualizado y mejorado como parte de nuestras operaciones regionales, el cliente dejará de necesitar actualizar y mejorar su infraestructura on premise o planificar interrupciones por mantenimiento.

Mediante AWS Outposts, podemos ofrecer las mismas infraestructuras, APIs, servicios y herramientas AWS, para permitir a nuestros clientes crear aplicaciones que funcionen de una manera tan fiable y segura como en la nube en cualquiera de sus instalaciones.