Cómo crear una cultura impulsada por los datos
26 marzo 2020
Por Ishit Vachhrajani, Estratega de Negocio en Amazon Web Services
Tags:
Cómo crear una cultura impulsada por los datos

Mis conversaciones con los clientes acerca de empresas impulsadas por los datos a menudo se centran en cómo la nube de AWS puede ayudarles a almacenar, procesar y analizar sus datos de forma más rápida y económica. Aunque esto es importante, crear una cultura impulsada por los datos en todas las empresas resulta esencial para lograr trascender unas pocas iniciativas de datos con éxito y casos aislados de excelencia limitados a ciertas áreas de negocio.

Una cultura impulsada por los datos abraza el empleo de los datos para la toma de decisiones. Trata los datos como un activo estratégico de la compañía, haciendo que dichos datos estén disponibles y sean fácilmente accesibles. Se centra en capturar, limpiar y seleccionar los datos significativos procedentes de todo el negocio. Promueve la experimentación frecuente para aprender y mejorar. Es consciente de que contar con unas bases de datos sólidas resulta crítico para diferenciar al negocio mediante inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (ML). Se trata de una cultura con un alto nivel de familiaridad con los datos y la creencia de que los datos contribuyen a que todo el mundo mejore su rendimiento.

¿Cómo pueden los líderes generar una cultura impulsada por los datos?

Predicar con el ejemplo

Para crear una cultura impulsada por los datos, contar con apoyo ejecutivo resulta necesario, pero no suficiente. El equipo de dirección debe ofrecer más que apoyo. Deben ser partícipes y colaborar, combinando datos e instinto para los negocios de forma visible a la hora de tomar decisiones. Esto incluye eliminar los aglutinadores de informes, hojas de cálculo y cuadros de mandos innecesarios, generados únicamente para satisfacerles y crear la ilusión de una cultura impulsada por los datos. Los datos deben tener un propósito, no ser el propósito.

Los ejecutivos también deben buscar activamente datos que pudieran ser contrarios a sus posturas. En ocasiones, esto puede resultar incómodo.

La cúpula directiva debe contribuir a superar la resistencia e inercia de la organización.

Organización para el éxito

Cada iniciativa de datos debería ser gestionada como un producto, en lugar de como el derivado de otra cosa. Esto significa establecer la estructura organizativa necesaria para prestarle apoyo. Resulta útil concebirlo en términos de lo que en Amazon denominamos un líder de un solo canal: un líder con plenos poderes cuyo único trabajo consista en cumplir este objetivo.

Existe una creciente tendencia hacia la escisión de la ingeniería y analítica de datos de TI, lo cual puede generar fricciones. Independientemente de la estructura jerárquica, la TI debería desempeñar un papel importante, más allá de únicamente proporcionar las capacidades técnicas necesarias para apoyar iniciativas de datos.

Debemos tratar los datos como un activo de la organización, no la propiedad de un departamento

En varias empresas, los archivos de datos se protegen celosamente en silos organizativos. A menudo, esto tiene un motivo relevante, el de asegurar que el resto de la organización comprenda el contexto, variables, cálculos y patrones de ciertos elementos de datos para poder emplearlos del modo adecuado. Pero no debemos permitir que esto se convierta en otro motivo más para privar a la empresa de acceso a los datos, sino más bien convertir a estos guardianes en educadores. El objetivo es lograr que estos expertos en datos departamentales se responsabilicen de instruir y ayudar a los demás miembros de la compañía en la utilización correcta de los datos y aumentar la familiaridad con los datos en la empresa. Crear una estructura sencilla para gobernar los datos que comience con el objetivo de facilitar un mayor acceso a los datos, no restringir los datos.

Democratizar los datos

Una cultura impulsada por los datos no consiste únicamente en emplear los datos para tomar decisiones importantes. Una cultura impulsada por los datos permite y facilita que los empleados en primera línea del negocio empleen los datos para tomar numerosas pequeñas decisiones a diario. En la economía digital, la velocidad resulta importante y emplear los datos para probar rápidamente ideas de producto, decisiones de diseño e hipótesis puede acelerar la agilidad del negocio.

Tomemos el ejemplo de Epic Games y el éxito masivo de su juego Fortnite, que atrae a más de 125 millones de jugadores en todo el mundo. Epic emplea Amazon Web Services para obtener conocimientos actualizados al minuto sobre la satisfacción e interacción de los jugadores, y a continuación ponen estos datos gestionados en AWS a disposición de sus diseñadores de juego. Los diseñadores de juego emplean estos datos para tomar decisiones acerca de las nuevas experiencias que se añadirán, como autogenerar mapas que parezcan creados a medida para cada partida o decidir que armas introducir o discontinuar. Este proceso mejora la experiencia de los jugadores y genera una comunidad de usuarios más involucrados.

Hablar el mismo idioma

El lenguaje ha desempeñado un papel esencial desde la antigüedad a la hora de establecer y mantener culturas. Un lenguaje común contribuye a comunicar los valores, creencias e ideas que forman la cultura. Para crear una cultura impulsada por los datos, las empresas deben crear un vocabulario común en torno a los datos. Este proceso comienza con la definición de métricas clave de negocio que toda la empresa comprenda, pero también va más allá, identificando las variables que capturan dichas métricas.

En resumen, una cultura impulsada por los datos florece cuando la directiva participa, los mandos intermedios se encuentran capacitados, los empleados en la primera línea del negocio tienen energía y los silos son eliminados. Una cultura impulsada por los datos constituye un entorno de trabajo muy agradable, puesto que genera objetividad, transparencia e innovación. Al establecer una cultura impulsada por los datos a gran escala, las organizaciones de éxito transforman los datos en un agente diferenciador en el mercado y unificador dentro de la compañía.