Red Hat unifica máquinas virtuales y apps nativas de la nube con OpenShift virtualization
16 junio 2020
Por Joe Fernandes, vice president, Products, Cloud Platforms Business Unit, Red Hat
Red Hat unifica máquinas virtuales y apps nativas de la nube con OpenShift virtualization

“El 55% de las empresas participantes en la última edición del estudio The State of Enterprise Open Source, elaborado por Red Hat, espera aumentar el uso de aplicaciones en contenedores este año. Si bien las aplicaciones nativas de la nube representan el futuro de la innovación empresarial, muchas aplicaciones críticas siguen alojadas en máquinas virtuales (VM) tradicionales. Con OpenShift virtualization, una nueva función de Red Hat OpenShift, desarrollada sobre la base del proyecto de comunidad KubeVirt, Red Hat unifica las cargas de trabajo tradicionales con el futuro nativo de la nube.

 OpenShift virtualization permite a los departamentos de TI llevar las cargas de trabajo estándar de sus máquinas virtuales a Kubernetes, ayudando a eliminar los silos en el flujo de trabajo y de desarrollo que existen habitualmente entre los stacks de aplicaciones tradicionales y aquellas que son nativas de la nube. Esto facilita la migración, así como la modernización de las aplicaciones y servicios existentes en la plataforma empresarial de Kubernetes más completa de la industria.

Red Hat OpenShift: preparando a la empresa para una modernización abierta y escalable

Modernizar las aplicaciones tradicionales para aprovechar los avances nativos de la nube, como los contenedores, microservicios y Kubernetes de Linux, es un paso frecuente en los procesos de transformación digital. Pero esto puede llevar tiempo, especialmente si los equipos de desarrollo y operaciones construyen y mantienen dos silos tecnológicos distintos. OpenShift virtualization permite a las organizaciones implementar las prácticas de DevOps de manera más efectiva, mejorando la productividad y reduciendo los costes al tiempo que se mantiene la innovación de aplicaciones.

OpenShift virtualization incluye un conjunto de mejoras para los desarrolladores, entre las que se incluyen:

?       Una experiencia de desarrollo consistente entre máquinas virtuales, contenedores y serverless al tiempo que aumentan las aplicaciones críticas de negocio para abarcar una combinación de estas tecnologías. Todos los componentes del stack de aplicaciones empresariales, tanto tradicionales como nuevos, pueden gestionarse directamente a través de Red Hat OpenShift.

?       La posibilidad de modernizar, o no, las máquinas virtuales, dependiendo de las necesidades. Pueden migrarse las máquinas virtuales a OpenShift sin la necesidad de contenerizarlas completamente, permitiéndoles impulsar aplicaciones mixtas y, con el tiempo, pasarlas a contenedores (o no).

?       Soporte completo para máquinas virtuales de Windows que ejecutan versiones anteriores de Windows desde 2008, con la posibilidad de refactorizarlas a lo largo del tiempo para usar contenedores de Windows y Windows Server 2019 o mantenerlas únicamente como máquinas virtuales.

Los departamentos de TI también pueden ver los beneficios de OpenShift en:

?       Una gestión moderna, consistente y simplificada al unir los equipos en una única plataforma, totalmente abierta y lista para entrar en producción, que puede cubrir la totalidad del estado de las aplicaciones de la organización.

?       Soporte para aplicaciones con estado que requieren almacenamiento y recursos locales tradicionales, lo que facilita la reutilización de fondos y recursos para una mayor innovación.

?       Una rampa de acceso adecuada a las nuevas técnicas y modelos operativos de TI con una sola plataforma unificada que desarrolla técnicas de Kubernetes, serverless y de malla de servicios.

Kubernetes totalmente abiertos, listos para innovar en la empresa

Red Hat OpenShift y todas las funciones de la plataforma, incluida OpenShift virtualization, se basan completamente en proyectos líderes de código abierto, como el proyecto Kubernetes, KubeVirt, Istio, Metal3 y otros. Red Hat se ha situado activamente a la vanguardia de comunidades nativas de la nube del ecosistema de Kubernetes, y es el segundo contribuidor corporativo líder en el proyecto Kubernetes (sólo por detrás del fundador del proyecto, Google), e impulsor de funciones clave como el control de acceso basado en roles (RBAC, por sus siglas en inglés), Definiciones de Recursos Personalizados (CRD, por sus siglas en inglés), Operadores, StatefulSets, etc.”