Blockchain: del Hype a la práctica
26 junio 2020
Por Urko Larrañaga, Lead of Blockchain de Izertis
Blockchain: del Hype a la práctica

Por Urko Larrañaga, Lead of Blockchain de Izertis

A pesar de que Blockchain sigue siendo una Buzzword, es cierto que ya no resuena con tanta fuerza como lo hacía hace unos meses. Eventos y publicaciones en los que se hablaba sobre la aplicación de esta tecnología en distintos sectores han sido un tópico de los últimos tiempos, sin embargo, últimamente el alboroto entorno a esta tecnología parece haber disminuido. Pero, ¿cuál es la realidad actual?

Antes de nada, y con el objetivo de entender la agitación que se generó y, se sigue generando a su alrededor, se requiere comprender el potencial de esta tecnología. Al fin y al cabo, no se trata de una mera aplicación de la tecnología, sino que, Blockchain es una nueva forma de hacer las cosas. Es decir, cuando se habla de Blockchain, no se está valorando únicamente si esta tecnología permite mejorar una serie de procesos y conseguir mejores resultados o, posibilita una explotación y visualización de datos que facilitará la toma de decisiones, sino que, se habla de una tecnología transformadora que habilita un nuevo modelo relacional en el que desaparece la dependencia respecto a intermediarios o terceros. Gracias a ello, cada uno puede ser soberano y, tener garantías sobre lo que ocurre y registra, gracias a la confianza que proporciona el propio sistema.

Es por ello por lo que no tendríamos que sorprendernos del jaleo generado a su alrededor, sino que, tenemos que situar todo ese alboroto dentro del proceso de concienciación y convicción colectiva en el que era necesario sumergirnos de cara a poder llegar a apreciar su potencial. Lo cual, se ha logrado con creces, tal como lo demuestra el informe publicado por Gartner en el que se listan las 10 tendencias de este 2020 y, entre las cuales podemos encontrarnos a “Practical Blockchain”.

La fase de validar la idoneidad y encaje de esta tecnología mediante pruebas de concepto ha sido superada y, en la actualidad se trabaja en su aplicación con una visión de negocios y perspectiva de escalado, llevándola a entornos productivos. A pesar de que la percepción general es que tan solo existe Bitcoin y que Blockchain tiene únicamente aplicación en las criptomonedas, se ha comenzado a aplicar en sectores tan dispares como la administración pública, la banca y la logística.

Para ello, la propia tecnología Blockchain ha tenido que sufrir también una transformación, proceso que le ha permitido adecuarse y poder dar respuesta así a las necesidades de los mercados, dando pie a las redes privada o permisionadas. Este tipo de redes permiten explotar los beneficios que proporciona esta tecnología, pero en entornos más cerrados y controlados, garantizando la privacidad y confidencialidad requeridos. Además de estas redes privadas, en los últimos tiempos se ha fortalecido también la apuesta por las redes público-permisionadas, en las que podemos encontrarnos también a administraciones que están implicadas de forma proactiva en su consecución. Todas estas redes, posibilitarán una adopción de la tecnología y, proliferación de nuevos casos de uso.

Todo ello, se ha convertido en una necesidad aún más patente en esta nueva era post Covid-19 en la que se requiere repensar y rediseñar nuestro estilo de vida y los modelos de consumo y producción actuales. En dicha línea, Blockchain es un ingrediente fundamental, ya que, en esta nueva normalidad, las empresas y los usuarios tendremos que cumplir con nuestras obligaciones, pero también tendremos que poder demostrar dicho cumplimiento. Lo cual, es algo que posibilita el simple hecho de aplicar Blockchain.

A pesar de tener nuestras reticencias al cambio, las especies tendemos a evolucionar, por lo que, buscar nuevas formas hacer las cosas y mejora, es algo natural. La adopción y aplicación de Blockchain, antes o después, acabará materializándose, consiguiendo una mayor ventaja competitiva aquellos que apuestan antes por esta transformación. En el contexto actual y con la madurez que tiene la tecnología Blockchain, se trata de un proceso natural que se debe dar y ya ha comenzado, de cara a habilitar la metamorfosis digital requerida.