El cambiante papel del administrador de bases de datos
22 julio 2020
Por Carlos Sanchiz, Manager Solutions Architecture en Amazon Web Services
El cambiante papel del administrador de bases de datos

Antes de la nube, las empresas solían tener un equipo de administradores de bases de datos (ABD) y especialistas en la materia con una misión: ponerse manos a la obra y mantener la solución de base de datos seleccionada para toda la empresa. Los ABD que trabajan con esa base de datos desarrollan una profunda experiencia en la gestión y el mantenimiento del sistema de base de datos en particular. Al haber invertido mucho tiempo y dinero en esta solución, la utilizan para todas las cargas de trabajo, incluso cuando puede haber mejores opciones.

Sin embargo, ante la proliferación de opciones de soluciones de bases de datos gestionadas en la nube, el papel del ABD se está convirtiendo en una función cada vez más interesante. Los ABD de hoy en día ya no están aislados y centrados en una única solución. Además, muchos opinan que su trabajo se basa más en el software y menos en el aprovisionamiento y la gestión de hardware. Es un momento emocionante para ser ABD, con mayores responsabilidades y oportunidades para desarrollar soluciones estratégicas de negocio junto al equipo de desarrollo. Como tal, es un gran momento para que los ABD y aquellos que buscan adoptar una función centrada en la tecnología de bases de datos se formen y adquieran práctica para mejorar sus habilidades o destrezas.

Echemos un vistazo a las responsabilidades que los ABD han ostentado tradicionalmente, y cómo la evolución de la nube ha cambiado la forma en que estos enfocan su trabajo.

Planificación de la capacidad

Tradicionalmente, la planificación de la capacidad de las bases de datos implicaba aprovisionar capacidad en los servidores para la carga máxima, por lo que la mayor parte del tiempo se paga por recursos que no se utilizan en su totalidad. Esto no solo resulta caro, sino también mucho menos flexible. Sin embargo, dado que las bases de datos alojadas en la nube son elásticas, su capacidad de almacenamiento y de cálculo pueden ampliarse de forma dinámica y automática para adaptarse a los cambios en la demanda. Las API de software se utilizan normalmente para configurar respuestas automatizadas a las variables y alarmas que se supervisan. Además, algunas bases de datos en la nube no tienen servidores, lo que implica que no hay ningún servidor o máquina virtual que abastecer.

Copia de seguridad y recuperación de la base de datos

El método tradicional de copia de seguridad de las bases de datos implica el almacenamiento y el mantenimiento de dispositivos físicos de copias seguridad, como cintas. Por seguridad, las cintas se almacenan fuera del emplazamiento, lo cual es engorroso de gestionar y puede limitar el tiempo de recuperación. La nube ofrece soluciones de almacenamiento más sencillas y duraderas que mantienen automáticamente varias copias de seguridad de los datos en múltiples ubicaciones físicas. No hay dispositivos físicos de almacenamiento que el ABD pueda gestionar, así que las copias de seguridad y la recuperación pueden ser programadas y automatizadas.

Seleccionar la solución de base de datos óptima 

Las plataformas en la nube ofrecen nuevas opciones para que los equipos de desarrolladores dispongan de alternativas de bases de datos diseñadas específicamente, como las relacionales, tanto autogestionadas como totalmente gestionadas, opciones de NoSQL, pares clave/valor, documentales, en memoria, columnares, de gráfico o en series temporales, entre otras. Esto significa que un especialista en bases de datos —no solo un administrador— debe conocer estas opciones y la forma de aplicarlas a casos de uso específicos y a los requisitos de despliegue de aplicaciones. Por ejemplo, un especialista en bases de datos puede colaborar con los equipos de desarrollo para elegir la solución de base de datos diseñada específicamente que mejor se adapte al tipo de datos y a las pautas de acceso requeridas, además de cumplir los requisitos de rendimiento, durabilidad y escalabilidad al menor coste.

Entender cómo se asignan los requisitos de la aplicación a las necesidades de la base de datos a fin de optimizar la escala, el rendimiento y la eficiencia de costes, se hace cada vez más complejo y divertido a medida que los administradores de bases de datos tienen más opciones y soluciones.

Diseñar para la carga de trabajo

Con el cambio a los servicios gestionados en la nube, hay menor necesidad de que los administradores de bases de datos dediquen gran parte de su tiempo a realizar tareas rutinarias de gestión, como la aplicación de parches, la actualización y la instalación de motores de bases de datos. Ahora pueden tener un rol de consulta para ayudar a los desarrolladores de aplicaciones a elegir el servicio de base de datos adecuado para una carga de trabajo específica, así como realizar un conjunto reducido de tareas administrativas.

Formación y educación continuas

Se alienta a los profesionales de bases de datos de hoy en día a que aprovechen las opciones de formación continua y acreditación para mantenerse al día de las tendencias e innovaciones del sector. La iniciativa de Formación y Certificación de AWS ofrece una amplia gama de recursos, cursos de formación y una nueva certificación de Especialidad en bases de datos por AWS; todo ello ayuda a los profesionales de bases de datos a aprender a seleccionar la solución adecuada y a validar sus conocimientos al respecto.

Una vez más, queda claro que las oportunidades de que los ABD tengan un amplio impacto en la organización nunca han sido mayores. Hay más datos y bases de datos en el mundo que nunca antes, y esto no ha hecho más que empezar. El ABD es un puesto fundamental que ofrece oportunidades de crecimiento de lo más gratificantes.