La oportunidad digital de Madrid: es ahora o nunca
19 de octubre 2018
Un estudio elaborado por Delfos Research a petición de Interxion y DE-CIX revela que Madrid podría convertirse en un hub digital competitivo en el que si se invierten 500 millones de euros en infraestructura, se podría obtener un retorno de la inversión de más de 6.000 millones en cinco años.
Madrid tiene muchas oportunidades que debe saber aprovechar

Ahora o nunca. Así de tajantes son las conclusiones de un estudio elaborado por la consultora Delfos Research en donde Madrid tiene la gran oportunidad de erigirse como núcleo de referencia de infraestructura y negocios digitales para el sur de Europa, lo que permitiría acelerar el desarrollo de la economía digital en España. Frankfurt, Londres, Amsterdam o París son ciudades que tradicionalmente han sido claves para la infraestructura digital en Europa. Pero ahora le puede llegar el turno a Madrid… si sabe y quiere hacerlo.

¿Quién tiene el poder de llevarlo a cabo? Fundamentalmente, la Administración Pública. De acuerdo con Fernando Maldonado, uno de los autores del estudio, “La Administración Pública tiene que ser un facilitador que se encargue de agilizar los procesos de aprobación y acelerar la disponibilidad de la información y debería hacer esfuerzos promocionales”, algo que claramente hoy no está sucediendo. Así lo confirmó también Robert Assink, country manager de Interxion España, quien ha defendido que la legislación debe acompañar el proceso de digitalización. Y es que los altos costes de la energía, la falta de la planificación de la red y poca agilidad de aprovisionamiento, son otros elementos que a día de hoy la ciudad de Madrid tiene en contra.

La parte positiva es que la conectividad acompaña. Madrid es hoy un hub de interconexión y distribución de tráfico de datos fundamental para la Península Ibérica. Gracias a los cables submarinos, a día de hoy contamos con interconexiones robustas con América, Europa y África, y una buena red de puntos neutros.

Tres escenarios, tres oportunidades

El estudio define tres posibles escenarios, y los tres son positivos y viables, aunque, por supuesto, hay matices. El primer caso es el de la INERCIA. Si no se realiza ningún tipo de política para incentivar la inversión, dejando que el propio mercado se autorregule, la inversión acumulada para los próximos cinco años alcanzaría los 100 millones de euros. El impacto en la economía local es de 944 millones, más una inversión en equipamiento informático de 1.200 millones. Se crearían 319 puestos de trabajo a tiempo completo.

En el escenario ESTÍMULO, se activan políticas, y las Administraciones Públicas simplifican la tramitación de permisos. En cinco años se alcanzarían los 200 millones de euros, y el impacto en la economía local ya sería de 1.888 millones, generándose 631 empleos directos.

El escenario ideal, el de HUB DIGITAL, ya supondría la implicación total de la Administración, a través de un plan estratégico. Entonces, en los próximos cinco años, se alcanzarían los 500 millones y un impacto en la economía local de 6.088 millones, con 1.830 puestos de trabajo a tiempo completo.