El cibernético se convierte en el principal riesgo mundial de las empresas
14 enero 2020
Los cambios legislativos y normativos y el cambio climático también preocupan enormemente.

Por primera vez en la historia, los incidentes cibernéticos (con un 39% de respuestas) aparecen como el más importante riesgo para las empresas a escala mundial en el noveno Barómetro de Riesgos de Allianz 2020, relegando al que hasta ahora había siempre sido el primer riesgo, la pérdida de beneficios, a la segunda posición (con un 37% de respuestas). La concienciación acerca del riesgo cibernético ha crecido rápidamente estos últimos años, impulsada por la creciente importancia que los datos y sistemas informáticos han adquirido para las empresas, así como por varios incidentes de gran resonancia. En tan solo siete años, el riesgo cibernético ha escalado posiciones desde la 15.ª posición, con apenas un 6% de respuestas.

Los cambios legislativos y normativos (3.º, con un 27%) y el Cambio climático (7.º, con un 17%) son los riesgos que más suben en todo el mundo, como reflejo de la creciente preocupación que empresas y naciones muestran por la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, el brexit y el calentamiento global. El informe anual sobre riesgos globales para las empresas elaborado por Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS) incorpora la opinión de 2.718 expertos de más de cien países, cifra récord entre la que figuran ejecutivos, gestores de riesgos, intermediarios y expertos en seguros.

Los diez primeros riesgos en España

 “El crecimiento en el número de grandes ciberataques en todo el mundo, así como los incidentes de ransomware que han afectado a empresas españolas, han contribuido a acrecentar la concienciación frente a los incidentes cibernéticos que, por primera vez, se sitúan en España como el principal riesgo. En 2019 el país se vio afectado tanto por olas de calor extremo como por grandes inundaciones, lo que generó preocupación entre las empresas españolas y aseguró que los desastres naturales se mantengan entre los tres primeros riesgos”, afirma Juan Manuel Negro, CEO de AGCS España.