OPINIÓN

Ordenadores con IA: nace una nueva era empresarial



Dirección copiada

Será básico contar con una infraestructura que permita almacenar datos de manera segura y mejorar el rendimiento de los PC y portátiles empresariales

Publicado el 25 jun 2024



Jordi García, Iberia Team Leader de Kingston en España
Jordi García, Iberia Team Leader de Kingston en España

La Inteligencia Artificial forma ya parte del día a día de las empresas. Y su adopción está en aumento. Tanto es así que, en lo referente al envío de PC con IA, Gartner prevé que se alcanzará la cifra de 54,5 millones; IDC apunta a 50 millones; y Canalys asegura que 1 de cada 5 será de este tipo de ordenadores.

Con la mente puesta en el futuro, los PC con IA representarán el 43% de los vendidos en 2025, según la primera de ellas. En cambio, IDC y Canalys creen que supondrán casi el 60% para 2027. Si emplean la IA adecuadamente, las empresas pueden ser más autónomas, productivas y seguras.

La generación de modelos de IA en dispositivos locales aporta grandes ventajas en materia de privacidad, ya que reducen la necesidad de enviar información sensible a través de las redes a entornos públicos de IA.

Retos y oportunidades en el panorama de la IA

En este contexto, las soluciones tecnológicas adecuadas aportan la capacidad necesaria a los ordenadores para afrontar todo el contenido, información y datos que esta nueva tecnología puede conllevar. Será imprescindible tener herramientas esenciales para optimizar los sistemas informáticos empresariales para la era de la IA.

Será básico contar con una infraestructura que permita almacenar datos de manera segura y mejorar el rendimiento de los PC y portátiles empresariales. Las tarjetas SSD permiten alcanzar velocidades súper rápidas en muy poco tiempo, optimizar los flujos de trabajo y obtener resultados seguros al contar con una gran capacidad para gestionar ingentes cantidades de datos.

La adopción de la IA en los ordenadores de empresa no es solo una opción, sino una necesidad competitiva. Aprovechar al máximo el potencial de esta tecnología permite impulsar la innovación y proteger activos en un entorno digital en cambio permanente.

Para explorar las mejores opciones hay que considerar tanto la infraestructura como las necesidades. Es vital anticiparse a las demandas del futuro para dar pasos adelante en este proceso y ganar el tiempo necesario para asegurar un buen futuro.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5