Los procesadores escalables Intel Xeon aceleran la innovación en las estaciones de trabajo
01 de septiembre 2017
Satisfacen las demandas más exigentes de los profesionales que desean incrementar su productividad y obtener resultados con los datos de forma rápida.
Intel Xeon W

Una de las tendencias más interesantes en el entretenimiento actual son los contenidos 3D y de Realidad Virtual y, en este terreno, las estaciones de trabajo son unos elementos esenciales para la creación de este tipo de contenidos. La renderización de contenidos inmersivos es un proceso que precisa una gran cantidad de tiempo y exige el uso de las estaciones de trabajo de mayor rendimiento existentes. Compañías como Technicolor usan procesadores escalables Intel Xeon para ir más allá en el campo de los medios inmersivos, acelerando la creación, renderización y procesamiento de estos datos para ofrecer la mejor experiencia de realidad virtual. Marcie Jastrow, vicepresidenta primera de Immersive Media y directora del Technicolor Experience Center, afirmó: “los procesadores escalables Intel Xeon representan el punto máximo de lo que es posible en realidad virtual en la actualidad, y eso me da grandes esperanzas sobre lo que va a ocurrir en el futuro en los medios inmersivos de realidad virtual”.

Más allá de la realidad virtual, muchas organizaciones obtienen el máximo provecho de las estaciones de trabajo para acelerar la creación y la innovación. Las estaciones de trabajo ofrecen a los profesionales una potente herramienta de productividad para una amplia serie de tareas: desde un menor tiempo para la comercialización de soluciones y productos gracias al uso de herramientas de diseño impulsadas por la informática a la creación de contenidos en ultra HD, las mejoras de los cuidados médicos, el impulso de los servicios financieros y las analíticas mediante inteligencia artificial.

Los procesadores escalables Intel Xeon fueron presentados en julio de 2017 y proporcionan un rendimiento innovador de dos zócalos para las estaciones de trabajo profesionales más avanzadas ofreciendo hasta 56 núcleos, 112 hilos y una frecuencia de hasta 4.2 GHz con la tecnología Intel Turbo Boost. Las estaciones de trabajo profesionales obtendrán hasta una mejora de 2.71x en rendimiento en comparación con un sistema de 4 años de antigüedad y hasta un 1.65x más de rendimiento en comparación con equipos de la generación anterior.

Dentro de las noticias comunicadas, Intel también dio a conocer los nuevos procesadores Intel Xeon W, creados para las estaciones de trabajo convencionales. El procesador Intel Xeon W ofrece un rendimiento optimizado1 a las estaciones de trabajo profesionales tradicionales, gracias a la combinación de rendimiento convencional, mejoras en la memoria, una mayor seguridad mejorada por hardware y prestaciones para incrementar su fiabilidad.

El procesador Intel Xeon W de zócalo único ofrece un rendimiento convencional optimizado1 para ajustarse a las necesidades de las estaciones de trabajo profesionales tradicionales. El procesador Intel Xeon W cuenta hasta con 18 núcleos y hasta 36 hilos, con 4.5 GHz de frecuencia con la tecnología Intel Turbo Boost. Las estaciones de trabajo convencionales tendrán hasta un 1.87x de incremento en rendimiento en comparación con un sistema de 4 años de antigüedad y hasta un 1.38x más de rendimiento en comparación con equipos de la generación anterior.