Consejos para un plan de recuperación ante desastres
15 de septiembre 2017
Es más necesario que nunca planificar estos posibles escenarios y desarrollar planes de recuperación ante desastres que sean capaces de minimizar los daños. Commvault ofrece algunos consejos.
Tags:
Consejos para un plan de recuperación ante desastres

Las empresas de hoy en día se enfrentan a todo tipo de retos a la hora de gestionar y de proteger sus datos. Desde brechas de seguridad a ataques de ransomware, pasando por desastres naturales como los que hemos presenciado en las últimas semanas, que han dejado inutilizadas las sedes de muchas organizaciones. Por tanto, es más necesario que nunca planificar estos posibles escenarios y desarrollar planes de recuperación ante desastres que sean capaces de minimizar los daños.

Commvault ofrece una serie de pasos para que las empresas puedan poner en marcha un plan de DR con garantías:

1.            Primer paso: reconsiderar la capacidad de recuperación ante desastres de la empresa y lo que pone en riesgo. No solo se trata de pérdidas económicas, sino pérdida de prestigio y de confianza de los clientes. Si la capacidad de recuperación de la empresa no es la que necesita, es necesario cambiar el plan de DR. Para conocer la capacidad real de recuperación, la compañía debe responder a preguntas como: ¿cuánto tiempo tardaría en recuperar la información? ¿Cuál sería el punto de recuperación? ¿Cuánto costaría recuperar los datos?

2.            Segundo paso: ¿qué datos necesito recuperar? En un entorno convencional no sólo es necesario recuperar datos y aplicaciones, sino también cargas de trabajo las máquinas virtuales, aplicaciones, etc, con el fin de que el negocio pueda continuar desarrollándose sin problemas.

3.            Tercer paso: ¿dónde están los datos? Hoy en día, lo más habitual es que, dentro de una misma organización, los datos estén distribuidos entre instalaciones on-premise, una o varias nubes, los puestos de trabajo, dispositivos móviles. Lo ideal es que el plan de DR que se ponga en marcha contemple los datos distribuidos en los distintos escenarios.

4.            Cuarto paso: aprovechar la nube en la recuperación ante desastres. Las tecnologías en la nube, ofrecen nuevas posibilidades y ventajas a la hora de recuperar los datos, como reducción de costes, menor logística, mayor velocidad a la hora de recuperar los datos, mejores niveles de continuidad de servicio, etc.

5.            Quinto paso: automatizar la recuperación ante desastres. En la actualidad es necesario contar con una estrategia integral para que la recuperación ante desastres no suponga esfuerzos, riesgos o gastos. Hay que estar preparado para cuando se produce un problema, ya sea un desastre natural o un ataque de ransomware. Para ello es necesario simplificar los procesos automatizándolos y orquestándolos, de forma que, cuando lleguen los problemas, el plan de DR pueda ponerse en marcha sin resquicios.