Red Hat actualiza OpenShift 4 mejorando su plataforma de kubernetes
09 de mayo 2019
Ha sido rediseñada para abordar las complejas realidades de la orquestación de contenedores en los sistemas de producción.
Red Hat Openshift

Red Hat ha presentado Red Hat OpenShift 4, la última generación de su plataforma de Kubernetes empresariales, rediseñada para abordar las complejas realidades de la orquestación de contenedores en los sistemas de producción. OpenShift 4 está diseñada para ofrecer una experiencia similar a la de la nube a través de la nube híbrida mediante actualizaciones automatizadas en todos los despliegues de Kubernetes. Con una mayor flexibilidad para los desarrolladores y el respaldo de Kubernetes Operators, se establece una base más segura y coherente para las cargas de trabajo modernas y emergentes nativas de la nube. Más de 1.000 organizaciones de todos los sectores y de todo el mundo, incluyendo ANZ Bank, Banco Santander, Cathay Pacific, Copel Telecom, GE, Lufthansa Technik, Macquarie Bank, Miles and More GmbH, Paychex, Porsche Informatik, Sabre, Swisscom AG, Via Varejo, y X by Orange, así como los ganadores del Red Hat Innovation Awards de este año BP, Deutsche Bank, Emirates NBD, HCA Healthcare, y Kohl’s utilizan OpenShift para acelerar el desarrollo y la entrega de aplicaciones.

Los despliegues híbridos y multicloud ahora son estándares de la industria. Según las predicciones de IDC para 2020, más del 90% de las organizaciones globales tendrán implementada una estrategia multicloud. Red Hat OpenShift 4 simplifica los despliegues híbridos y multicloud para acelerar la manera en que las organizaciones de TI despliegan nuevas aplicaciones, ayudando a las empresas a prosperar y diferenciarse en un mercado cada vez más competitivo.

 

Simplificando y automatizando la nube, en todas partes

Diseñada para diversos entornos, Red Hat OpenShift 4 marca el comienzo de la nueva era del estándar Kubernetes para automatizar y hacer operativas las mejores prácticas para las plataformas de aplicaciones modernas. Red Hat OpenShift 4 funciona como una experiencia de nube unificada para el mundo híbrido, y permite un enfoque basado en la automatización:

             Plataforma autogestionable para la nube híbrida que proporciona una experiencia similar a la nube mediante actualizaciones automáticas de software y gestión del ciclo de vida en toda la nube híbrida, impulsada por la base de confianza de Red Hat Enterprise Linux y Red Hat Enterprise Linux CoreOS. Esto permite una mayor seguridad, auditabilidad, repetibilidad, facilidad de gestión y experiencia del usuario.

             Adaptabilidad y soporte heterogéneo, disponible en los próximos meses en los principales proveedores de nube pública, incluyendo Alibaba, Amazon Web Services (AWS), Google Cloud, IBM Cloud, Microsoft Azure, tecnologías de nube privada como OpenStack, plataformas de virtualización y servidores bare-metal.

             La instalación optimizada full stack con un proceso automatizado que facilita la puesta en marcha rápida de Kubernetes para empresas.

             Despliegues de aplicaciones simplificadas y gestión del ciclo de vida con Kubernetes Operators. Red Hat ha sido el pionero en aplicaciones stateful y complejas en Kubernetes con operadores que automatizan el mantenimiento, el escalado y la conmutación por error de las aplicaciones. Ahora OpenShift 4 ofrece Red Hat OpenShift Certified Operators. Trabajando en conjunto con el ecosistema de partners más amplio, OpenShift 4 incluye un amplio conjunto de aplicaciones para ejecutarse as-a-service a través de la nube híbrida.

 

Validada por la Cloud Native Computing Foundation

Red Hat OpenShift Container Platform está certificada, conforme a Kubernetes, y validada por la Cloud Native Computing Foundation (CNCF). Es la única oferta empresarial de Kubernetes desarrollada sobre la columna vertebral de la plataforma Linux empresarial, respaldada por la experiencia en código abierto, el ecosistema compatible y el liderazgo de Red Hat. Como uno de los principales contribuyentes de la comunidad de Kubernetes, Red Hat perfecciona Kubernetes para empresas en OpenShift 4, proporcionando una base de código más sólida y segura, a la vez que conserva las innovaciones clave de las comunidades de origen.

Para proporcionar un footprint de despliegue más flexible y al mismo tiempo mantener una mejor seguridad y estabilidad, OpenShift 4 presenta Red Hat Enterprise Linux CoreOS, una variante incrustada específica de OpenShift de Red Hat Enterprise Linux. Red Hat Enterprise Linux CoreOS proporciona una mayor variedad de opciones para las empresas en el despliegue de Kubernetes de nivel empresarial, ofreciendo una distribución de SO Linux ligera, completamente inmutable y optimizada para contenedores. En esta variante, las características de seguridad y la estabilidad siguen siendo primordiales, con actualizaciones automáticas gestionadas por Kubernetes y habilitadas por OpenShift con sólo pulsar un botón. Esto ayuda a reducir el mantenimiento y a mejorar la productividad del negocio.

OpenShift 4 está respaldado por el galardonado servicio de asistencia técnica y los amplios servicios profesionales de Red Hat, incluido Red Hat Consulting. Con su experiencia técnica y su asesoramiento y análisis estratégicos, Red Hat ayuda a las organizaciones de TI a crear soluciones que satisfagan las necesidades actuales y futuras.

 

Empoderando a los desarrolladores para innovar

El desarrollo de aplicaciones es imperativo para muchas organizaciones de TI, dado su papel en la aceleración de la transformación digital. OpenShift 4 soporta las necesidades cambiantes del desarrollo de aplicaciones como una plataforma consistente para optimizar la productividad de los desarrolladores con:

             Servicios de automatización, aplicaciones y autoservicio para ayudar a los desarrolladores a ampliar sus aplicaciones mediante el aprovisionamiento bajo demanda de servicios de aplicaciones y la provisión de automatización para el desarrollo y despliegue de aplicaciones en contenedores respaldadas por operadores.

             Red Hat CodeReady Workspaces permiten a los desarrolladores aprovechar la potencia de los contenedores y Kubernetes, a la vez que trabajan con herramientas conocidas de entornos de desarrollo integrado (IDE) que utilizan a diario. CodeReady Workspaces son más coherentes, colaborativos y protegidos que cuando se ejecutan contenedores o máquinas virtuales (VM) en un portátil. Esto incluye las herramientas y dependencias necesarias para codificar, construir, probar, ejecutar y depurar aplicaciones contenedorizadas en un IDE basado en web.

             OpenShift Service Mesh, que combina los proyectos de Istio, Jaeger y Kiali como una capacidad única que codifica la lógica de comunicación para arquitecturas de aplicaciones basadas en microservicios, liberando a los equipos de desarrolladores para que se centren en el business-add logic.

             Knative para crear aplicaciones serverless en Developer Preview, lo que convierte a Kubernetes en una plataforma ideal para desarrollar, desplegar y gestionar cargas de trabajo serverless o function-as-a-service (FaaS). Las características Knative incluyen scale-to-zero, autoescalado, desarrollo de in-clusters y eventing frameworks para el desarrollo de aplicaciones nativas de nube en Kubernetes. Permite a los desarrolladores centrarse en escribir código ocultando partes complejas del desarrollo, desplegando y gestionando sus aplicaciones.

             KEDA (Kubernetes-based event-driven autoscaling), una colaboración entre Microsoft y Red Hat que soporta el despliegue de contenedores serverless event-driven en Kubernetes, permitiendo Azure Functions en OpenShift, en Developer Preview. Esto permite el desarrollo acelerado de funciones serverless y event-driven en la nube híbrida y las instalaciones locales con Red Hat OpenShift.

             Entornos de aplicaciones habilitados para operadores en OpenShift con Red Hat Middleware, proporcionando la potencia de OpenShift Certified Operators a las tecnologías de integración crítica y la automatización de procesos. Esto permite a las organizaciones de TI unificar sus entornos de desarrollo en torno a las capacidades de los operadores, lo que facilita a los desarrolladores centrarse exclusivamente en la prestación de servicios y aplicaciones de última generación sin tener que preocuparse por la actualización o el mantenimiento de las herramientas.

             Red Hat OpenShift Container Storage 4 habilitado para operadores, actualmente en desarrollo. Ofrece almacenamiento persistente altamente escalable para aplicaciones nativas de la nube que requieren características como cifrado, replicación y disponibilidad en toda la nube híbrida. Los equipos de aplicaciones pueden aprovisionar dinámicamente volúmenes persistentes para una amplia variedad de categorías de carga de trabajo, incluyendo bases de datos SQL/NoSQL, CI/CD pipelines y AI/ML.