Red Hat incorpora modelos predictivos a su portfolio de automatización de procesos
13 noviembre 2019
La última versión de Red Hat Process Automation presenta nuevas funcionalidades de IA aplicadas para el modelado predictivo en la toma de decisiones y añade soporte para el desarrollo de microfrontends.
Tags:
Red Hat incorpora modelos predictivos a su portfolio de automatización de procesos

Red Hat ha anunciado la última versión de Red Hat Process Automation, que presenta nuevas funcionalidades de inteligencia artificial (IA) aplicada para el modelado predictivo en la toma de decisiones, y soporte para el desarrollo de aplicaciones de negocio basadas en procesos y decisiones que utilizan arquitecturas de microfrontend. Estas novedades se suman a aquellas que tienen por objetivo mejorar la experiencia general del usuario para los clientes de Red Hat Process Automation con el propósito de reforzar aún más las herramientas para toolbox de los desarrolladores de negocio.

Red Hat Process Automation es un conjunto de productos para automatizar las decisiones y los procesos de negocio que permite una colaboración más estrecha entre los equipos de TI y de negocio. De tal manera que ayuda a las organizaciones de TI a reflejar y aplicar mejor las políticas y procedimientos de negocio, automatizar sus operaciones y medir los resultados de sus actividades en entornos heterogéneos, incluidos los físicos, virtuales, móviles y de nube.

Inteligencia Artificial aplicada

Red Hat Process Automation ahora soporta un enfoque de IA aplicado a la toma de decisiones automatizadas. Esto permite a los usuarios incorporar el análisis predictivo en sus aplicaciones de gestión de decisiones para crear sistemas inteligentes y automatizados que les ayuden a interpretar mejor y responder a la dinámica cambiante del mercado.

Con la última versión de Red Hat Process Automation, los clientes pueden importar y ejecutar modelos predictivos expresados en Predictive Model Markup Language (PMML), un estándar de la industria para integrar e intercambiar información entre plataformas de machine learning (ML) en las que se crean y preparan los modelos predictivos, y aplicaciones de gestión de decisiones que utilizan dichos modelos para automatizar las reglas para resultados empresariales específicos.

Al incorporar funcionalidades predictivas dentro de un modelo de decisión de Decision Model and Notation (DMN), los usuarios no sólo pueden analizar y actuar sobre los datos de forma automatizada, sino también obtener una mayor visibilidad de cómo un sistema automatizado llega a una conclusión determinada. Esta transparencia y control contribuyen a una IA más comprensible y que puede ayudar a las organizaciones a abordar mejor las exigencias regulatorias, como es el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la Unión Europea, que incluye disposiciones específicas que respaldan el derecho a una explicación para la automatización de la toma de decisiones.

Desarrollo de microfrontend

Los analistas de negocio están desempeñando un papel cada vez más influyente junto con los desarrolladores tradicionales en la construcción y despliegue de aplicaciones para automatizar los procesos y decisiones de negocio. Con Red Hat Process Automation, cada grupo puede utilizar herramientas adaptadas a sus necesidades y experiencias, mantener el gobierno y la supervisión requeridos por TI y aprovechar la arquitectura nativa de la nube.

Los códigos de un frontend monolítico pueden obstaculizar la capacidad de una organización para aprovechar al máximo los enfoques más modulares y ligeros, como los microservicios basados en contenedores, que están relacionados con el desarrollo de aplicaciones nativas de la nube. Siguiendo un camino similar hacia la modularización, los clientes pueden ahora descomponer las interfaces de usuario para aplicaciones de negocio basadas en procesos y decisiones utilizando un enfoque con arquitectura microfrontend a través de la actualización de Red Hat Process Automation. Estos microfrontends pueden ser gestionados de forma independiente y permiten la escalabilidad, agilidad y control sobre toda la aplicación.

La última versión de Red Hat Process Automation también ofrece mejoras para potenciar la experiencia general del usuario, incluyendo:

             Operaciones automatizadas a través de L2 OpenShift Operators Los Operadores de nivel dos simplifican el despliegue y la gestión de Red Hat Process Automation en Red Hat OpenShift Container Platform al proporcionar capacidades de gestión automatizada del ciclo de vida para la instalación, actualizaciones de versiones menores y parches. Usando OpenShift Operators, los clientes pueden minimizar las cargas de trabajo de las operaciones, mantener las instalaciones actualizadas y reducir el tiempo de inactividad no planificado.

             Mejora de la visibilidad de los procesos Las nuevas capacidades, incluidos los mapas de calor, facilitan a los usuarios la visualización de las rutas de proceso y los cuellos de botella de uso común.

             Funcionamiento continuo a pesar del fallo de un nodo  El motor de procesamiento de eventos complejos puede configurarse para que funcione en varios nodos para permitir el funcionamiento continuo en caso de fallo de un nodo. El soporte de alta disponibilidad para el componente Business Central en Red Hat OpenShift está disponible como technology preview en esta versión, proporcionando una mayor protección contra la pérdida de datos en caso de que falle el nodo de OpenShift que da soporte a la instancia de Business Central. El fallo del nodo no interrumpirá la sesión de un usuario ni causará una pérdida de BPMN, DMN u otro artefacto en el que el usuario esté trabajando.

             Plantillas personalizables para la optimización de los recursos de negocio Están disponibles las nuevas plantillas personalizables en el optimizador de negocio para casos de uso de satisfacción de restricciones comunes, basadas en el proyecto de la comunidad OptaPlanner.