Dejad que los datos se acerquen a mí
10 febrero 2021
El edge computing y los data center forman un binomio perfecto. Sin embargo, como toda relación, no está exenta de desafíos. Los beneficios que aporta esta tecnología en el entorno CPD van más allá de una menor latencia y una optimización del ancho de banda.
Dejad que los datos se acerquen a mí

El edge computing no es un fenómeno ajeno al mundo de los data center. Todo lo contrario. Este proceso permite que los datos que se originan en los sistemas, dispositivos o redes, se recojan y procesen más cerca del punto donde se van a usar. Todo ello gracias a una arquitectura y a un conjunto de técnicas que combinan los beneficios de la nube con el procesamiento local de los conocidos como edge data centers.

Con esta tecnología, las organizaciones pueden crear pequeños centros de datos – conocidos como edge data centers o micro data centers – a nivel local en la nube, gracias a los cuales las funciones de recogida y control de los datos, así como el almacenamiento de los mismos, están más cerca del dispositivo y usuario final, con las ventajas que eso conlleva.

 

Para saber más, haga click aquí