"La IA será viable una vez que se cubra el 100% del concepto DCIM"
13 de junio 2018
Manel Orobitg, co-owner & CEO de Systam
Tags:
Manel Orobitg, co-owner & CEO de Systam

Hablemos de Systam. ¿Cómo definiría el momento actual de la compañía? ¿Cuál es su posicionamiento en el mercado?

Yo lo definiría en evolución constante, y como consecuencia obtenemos un crecimiento firme y sostenido en el mercado. Respecto al posicionamiento nos estamos situando como una excelente solución y como una alternativa real respecto a otras ofertas tradicionales.

¿Por qué hay que tener DCIM? ¿Hay centros de datos que aún no lo tienen o ya es un ‘must have’?

Un centro de datos debe gestionarse desde un único punto de vista y de forma global a nivel de operaciones, monitorización, infraestructuras y de IT, lo que aporta una mayor disponibilidad y una reducción en los fallos. Tradicionalmente estas funciones se realizan mediante aplicaciones diversas, pero sea cual sean los productos, en la mayoría de empresas esta información no fluye ni esta interconectada, lo que evita responder de una forma eficaz frente cualquier percance.

Es cierto que existen actualmente muchos centros de datos sin un DCIM, posiblemente el área de TIC sea la más proactiva, ya que nos da la sensación de que lo importante de los centros de datos son los servidores y sus aplicaciones, pero todos sabemos que sin un entorno seguro, climatizado y con un flujo de energía garantizado y bien gestionado, las TIC no sirven de nada.

¿Por qué sucede esto?

• A) Falta de conocimiento técnico. Con ayuda y predisposición tienden a evolucionar.

• B) Falta de coordinación y entendimiento entre los entornos de ‘facility’ y TIC. A mi entender es el peor escenario posible, ya que los servicios están enmarcados en un contrato y suele ser complicado modificar los términos a corto plazo.

• C) La opinión generalizada que un DCIM es una solución cara y que nunca termina de funcionar. No les falta razón, ya que la mayoría de soluciones de mercado son poco flexibles. En la actualidad ya no suele ser así: las nuevas soluciones suelen ser más modulares con tiempos de implantación más reducidos. Por ejemplo, nuestros proyectos tienen unos tiempos de implantación de entre uno y tres meses, lo que permite ajustar el importe global de los proyectos.

Para más información, haga click aquí