Sarenet pone el punto de mira en la seguridad gestionada
18 de octubre 2018
La compañía desarrolla un cortafuegos propio, un servicio especialmente atractivo para cubrir las demandas de protección en telecomunicaciones de la pyme que no dispone de conocimientos o personal propio.
Tags:
Sarenet pone el punto de mira en la seguridad gestionada

Sarenet, el operador de voz y datos, ha dado un nuevo paso en su abanico de servicios con una decidida apuesta por la seguridad gestionada. La preocupación de Sarenet por la seguridad le ha hecho considerarla como un concepto transversal a todas las soluciones que ofrece, si bien ahora se ha englobado en un servicio perfectamente definido y que cubre todas las áreas. Destaca, además, su capacidad de adaptación y configuración a las necesidades de cada organización.

Este servicio resulta especialmente atractivo para empresas que quieren seguridad en diferentes capas (LAN, WAN o el perímetro de la red) o que desean externalizar todo lo relativo a la ciberseguridad en sus sedes, ya que requiere cierto grado de sofisticación y un asesoramiento especializado.

En la oferta de seguridad gestionada de Sarenet destacan los cortafuegos tradicionales, los cortafuegos de aplicaciones y la defensa perimetral frente a ataques de denegación de servicio (DDoS).  En el primer caso, la compañía es MSSP Gold partner de Fortinet, una de las primeras marcas de cortafuegos, lo que obliga a contar con personal certificado y a una actualización constante del producto.

Hoy en día existen muchas aplicaciones populares que se han convertido en objetivos de ataques y un simple cortafuegos delante de estos sitios web puede defenderlos de forma efectiva. Para cubrir la necesidad de proteger aplicaciones alojadas en servidores en su nube, Sarenet ha desarrollado un cortafuegos propio que también incluye funcionalidades de balanceo y caché. Con este servicio minimiza el riesgo que suponen los deslices de programación o agujeros de seguridad de los CMSs (Content Management Systems) más utilizados.

Por otro lado, los ataques de DDoS obligan a estar en alerta permanente, ya que son muy difíciles de paliar al provenir desde redes distribuidas de ordenadores infectados. En este sentido, Sarenet ha desarrollado un novedoso sistema que permite cortar los ataques a IPs en sus routers troncales perimetrales, dejando todo el tráfico del ataque fuera incluso de su red. La gran ventaja es que el sistema puede gestionarlo el propio cliente instalando filtros temporales en los routers de frontera para proteger su servicio durante el ataque.

 Otra novedad importante es la puesta en marcha de auditorías evolutivas de seguridad a los clientes, diseñando planes de contingencia para que en caso de desastre se puedan activar de forma segura y transparente desde un entorno externo.

Todos los equipamientos (servidores, PCs, impresoras.…) en las instalaciones de los clientes  son elementos  vulnerables en todo lo concerniente a la ciberseguridad, lo que ha animado a Sarenet a lanzar un servicio de auditoría continua de dichos dispositivos. De esta forma, el cliente dispone de un panel en el que puede ver sus dispositivos puntuados por el nivel de seguridad con el que cuentan. Seleccionando uno, puede ver la evolución de la seguridad del equipo, las vulnerabilidades del mismo y cómo solucionarlas. Con esta herramienta, el cliente siempre tiene una imagen actualizada de la seguridad de sus activos, pudiendo, además, solicitar la intervención de un técnico de Sarenet para solventar el problema que le indica el sistema. Para Aitor Jérez, director comercial de Sarenet, “se trata de un cambio importante respecto a las auditorías tradicionales que como resultado nos dan una foto estática del estado de nuestros equipos y que nos deja a ciegas hasta la ejecución de la siguiente”.