Abengoa migra sus data center a la nube
05 de octubre 2017
El pasado mes de julio conocimos la arriesgada decisión de Abengoa de migrar íntegramente sus tres centros de datos a las nubes públicas de Azure, Amazon Web Services e IBM. Data Center Market ha hablado con Patricio Muñoz, director de la división de Infraestructuras y Comunicaciones IT de la compañía, quien nos cuenta en primera persona cómo se está desarrollando el proceso y las ventajas de la migración.
Abengoa campus Palmas Altas

Abengoa, compañía internacional que aplica soluciones tecnológicas innovadoras para el desarrollo sostenible en los sectores de infraestructuras, energía y agua, se ha aventurado a migrar el 100% de sus aplicaciones que estaban concentradas en tres data centers ubicados en Madrid el principal, Sevilla el de respaldo y Miami para América y Latam, con la intención de subirlas a la nube de Microsoft Azure, Amazon Web Services y el ERP en la nube de IBM. Patricio Muñoz, director de la división de

Infraestructuras y Comunicaciones IT de la compañía explica que “desde hace ya unos cinco años llevábamos emprendiendo proyectos de consolidación de infraestructuras, como por ejemplo la consolidación de todo el almacenamiento como un servicio gestionado, o la consolidación de todas las plataformas de virtualización y también de las bases de datos”. Por tanto, a mediados de 2016 se dieron cuenta de que sus centros de datos ya estaban muy preparados para la nube. Paralelamente, “habíamos ya adoptado muchas soluciones cloud, ya que desde siempre hemos querido apostar fuertemente por ello: en su día migramos el correo a Office 365, ya teníamos también Salesforce, zScaler para la seguridad, y teníamos cargas en producción tanto en AWS como en Azure”. El cloud por tanto no era algo nuevo en Abengoa. Se puede decir que “contábamos con un data center que funcionaba como el nodo principal de aplicaciones que estaba a su vez conectado con muchas nubes”, explica Muñoz. A mediados de 2016 por tanto, “realizamos una labor de análisis en la que además, teníamos que reducir considerablemente nuestro presupuesto, y descubríamos que con Microsoft y Amazon Web Services podíamos reducir en más del 50% nuestros costes operativos”, y por supuesto esa fue una de las principales motivaciones por las que se llevó a cabo el proyecto. El responsable de Infraestructuras matiza que “anteriormente a esta fase recurrimos a la nube por motivos distintos: el cloud implicaba mayor agilidad y velocidad, y también porque teníamos claro que todo lo nuevo que queríamos montar, lo queríamos hacer en la nube”. Sin embargo, ya con este segundo paso más contundente de migrar los CPD a la nube, “ya no buscábamos tanto la agilidad como la reducción de costes”, apunta.

 

 

Las claves del proyecto

Cabe destacar que de la gestión de los CPD de Madrid y Sevilla se ocupaban empresas especializadas, ya que no eran data centers propios. La idea es migrar al 100% las aplicaciones.Microsoft Azure va a ser la nube preferente y donde van a ir el 90% de las cargas, más de 100 soluciones entre servicios de negocio y servicios técnicos. Por tanto va a ser el núcleo de comunicaciones y seguridad. “Pero también tenemos algunas otras aplicaciones productivas junto con nuestra web, que está alojada en AWS. Mientras que el ERP lo hemos sacado a la nube de IBM. Por supuesto, también tenemos otras nubes para otros servicios que ya he indicado anteriormente, como por ejemplo Salesforce, zScaler, Office 365, etc.”

Ahora mismo la compañía ha conseguido migrar aproximadamente un 55% de la carga. “Nuestro objetivo es finalizar el proyecto para el presupuesto de 2018, es decir, a finales de año. Lo que ocurre es que, aunque las aplicaciones estarán migradas, el apagado físico del data center quizás se dilate un poco más: entre enero y febrero”, comenta Patricio Muñoz. La idea de la innovadora iniciativa partió del propio departamento de TI, quien se ocupó de desarrollar el caso de negocio para presentarlo a la dirección general, que decidió su aprobación el año pasado.

 

Todo son ventajas

Patricio Muñoz asegura que Abengoa desde siempre ha venido apostando por la innovación, la sostenibilidad y la eficiencia. “Una de las cosas que se suele argumentar como inhibidor es el tema de la seguridad, pero yo personalmente lo veo distinto. Por mucho que una empresa invierta en su IT, la capacidad de especialización y formación continua de los equipos técnicos de los grandes players de cloud es imposible para la inmensa mayoría de compañías. Compañía como Amazon o Microsoft se juegan su negocio multimillonario en caso de haber alguna brecha de seguridad. Adicionalmente, una vez migrado a la nube, se abren muchas posibilidades para implementar medidas de seguridad impensables onpremise desde un punto de vista económico y de agilidad”.

Además, en la compañía encuentran multitud de ventajas en la nube pública: “una vez que estás ahí puedes empezar a implementar muchas iniciativas a menor coste. Es curioso que muchas empresas están migrando sin temor el correo a Office 365, cuando en los correos suele haber información crítica, y si eso no importa sacarlo a la nube, lo demás tampoco debería ser problema. Lógicamente habrá compañías que no puedan hacerlo por la criticidad de sus datos o por estar sujetas a determinadas legislaciones, pero pienso que es perfectamente viable para la mayoría de compañías y aplicaciones”.

“Yo lo tengo claro. No le veo inconvenientes: la implantación de tecnología puntera necesita cada vez más personal cualificado, lo que implica una formación y cualificación, que se traduce en tiempo y recursos. La nube nos ha permitido una gran capacidad para innovar”, concluye.