Los CIO de la AAPP experimentan problemas de cumplimiento normativo, costes y rendimiento
29 de noviembre 2019
El 71 % de los directores de TIC de organismos dependientes del Gobierno en España creen que su infraestructura de datos actual permite satisfacer los objetivos de transformación digital, un porcentaje mucho más alto que en otros países europeos.
Los CIO de la AAPP experimentan problemas de cumplimiento normativo, costes y rendimiento

Un estudio de Pure Storage ha señalado que el 71 % de los directores de TIC de organismos dependiente del Gobierno de España confían en que su infraestructura de datos actual les permitirá cumplir los objetivos estratégicos de transformación. Esta cifra es significativa, ya que sus colegas de otros países europeos no son tan optimistas, a excepción de los directores de TIC del gobierno italiano.

A pesar del optimismo, el estudio llevado a cabo por Pure Storage ha detectado que la infraestructura de datos actual compromete la agilidad operativa (78%) de estos organismos, aumenta los costes de operación (86%), crea problemas de cumplimiento normativo (78%) y disminuye la capacidad de satisfacer las expectativas de los ciudadanos (82%).

Pure Storage ha revelado estos hallazgos en su nuevo informe ‘Data-driven Transformation in Europe (Transformación basada en datos en Europa)’, llevado a cabo para desvelar el estado actual de los proyectos de transformación digital en el Gobierno Central de España.

Progreso de la transformación digital: El informe ha desvelado que solamente el 51% de los proyectos actuales de TIC del gobierno de España cumplen totalmente las expectativas y son entregados en el plazo previsto y dentro del presupuesto establecido.

Se ha identificado que un mejor uso de los datos es un facilitador clave para que los departamentos del gobierno central impulsen el cambio interno, se adhieran a los cambios de directivas y mejoren los resultados para los ciudadanos. Pero a pesar de este reconocimiento de que los datos son un facilitador principal, la infraestructura heredada está limitando estos planes potencialmente.

Mejora de los resultados para los ciudadanos: Un 76 % de los participantes en la investigación reconoce que los datos son una herramienta que puede transformar las experiencias de los ciudadanos, y un 85 % cree que esto puede devolver la confianza en el gobierno. En una situación en la que las expectativas de los ciudadanos son cada vez mayores, el uso de los datos se ha identificado como vital para mejorar las siguientes áreas: 

?             Un 67 % cree que los datos son importantes para prestar un servicio eficiente y a tiempo a los ciudadanos

?             Un 50 % afirmó que la entrega de un servicio optimizado seguro, ininterrumpido y móvil estará basado en los datos

?             Un 48 % respondió que los datos pueden ayudar a crear una experiencia sencilla y fluida para los usuarios 

Impulso del cambio interno: Además de los resultados para los ciudadanos, el uso de datos también se ha identificado como una herramienta positiva que puede ayudar a los gobiernos a prepararse para el futuro, en circunstancias cada vez más difíciles. En una época en la que los presupuestos continúan reduciéndose, casi la mitad de los encuestados (44 %) cree que podrían estar haciendo un mejor uso de los datos y del análisis para ahorrar costes y obtener más valor. Otro 40 % declaró que esto también permitiría una mejor toma de decisiones en tiempo real.

Adhesión a los cambios de directivas: Existen otros factores que apremian la necesidad de que los departamentos revisen su estrategia e infraestructura de datos. Estos factores incluyen la necesidad de una mayor colaboración y el paso a un gobierno «conectado» (73 %), las amenazas de seguridad en evolución (48 %), las mayores expectativas de los ciudadanos (35 %) y las necesidades del gobierno para priorizar el uso de servicios en la nube («cloud first») (23 %).

Barreras a la transformación: Un 57 % piensa revisar su estrategia e infraestructura de datos para cumplir mejor sus objetivos estratégicos departamentales en los próximos dos años. Sin embargo, las mayores barreras que se interponen en su camino son: la inversión en infraestructura de datos (88 %), la inversión en aplicaciones (85 %), los procesos heredados y la falta de agilidad (81 %) y la falta de conocimientos y experiencia digital (75 %).