Ericsson reduce a la mitad el tiempo de despliegue de redes
12 de diciembre 2016
La compañía presenta la solución Accelerated Network Build que optimiza el proceso de fabricación de redes con velocidad, calidad y predictibilidad.

Ericsson ha desarrollado una nueva solución que acelera y perfecciona el proceso de fabricación de las redes para que los operadores reduzcan sus tiempos de comercialización y mejoren el retorno de su inversión.

Creada a partir de diversos proyectos piloto realizados con éxito en los mercados desarrollados y emergentes, Accelerated Network Build incrementa la velocidad al reducir en un 50% el tiempo de fabricación, mejora la calidad al disminuir el número de visitas a la web en un 70% y también la predictibilidad, con un 99% de primeras entregas correctas. Al mismo tiempo, supone un impacto mínimo para los clientes de los operadores en la incorporación de nuevas tecnologías y mejora la cobertura y la capacidad.

Ericsson reduce a la mitad el tiempo de despliegue de redes

Fredrik Jejdling, director de la unidad de negocio de Servicios de Red de Ericsson, dijo: “Los resultados de las pruebas piloto demuestran que Accelerated Network Build marca la diferencia para nuestros clientes. Al combinar innovación tecnológica y herramientas en la nube con procesos mejorados, nuestra solución revolucionará el modo de fabricar las redes y establecerá nuevos estándares en la industria”.

Según el informe Ericsson Mobility Report, el 5G llegará más rápidamente que las anteriores generaciones de redes y las suscripciones superarán los 500 millones a finales de 2022. Los dispositivos del Internet de las Cosas también tendrán un crecimiento espectacular y superarán a los teléfonos móviles como primera categoría de dispositivos conectados ya en 2018”.

Esto implica que los operadores tendrán que fabricar las redes del futuro más rápidamente que nunca, con un impacto mínimo en sus procesos de negocio durante este proceso. Las soluciones actuales y los métodos tradicionales de la fabricación de redes implican múltiples transferencias entre las actividades y las partes, lo que se traduce en unos tiempos de despliegue demasiado lentos.

El suministro mejorado de la nueva solución reduce el tiempo necesario en el mismo lugar y las herramientas y actividades remotas asumen el control del despliegue en tiempo real. Esto acelera el proceso de fabricación y elimina la necesidad de volver al mismo sitio para evaluar el nivel de cumplimiento de la calidad.