Los contenedores aportan centros de datos seguros a la industria siderúrgica
02 enero 2020
Las empresas necesitan un concepto para crear de forma rápida y segura una nueva capacidad informática directamente en las fuentes de datos. Los Edge Data Centers modulares ofrecen la solución idónea, ya que se pueden instalar en forma de contenedor en las instalaciones de la empresa, y también en naves industriales.
Los contenedores aportan centros de datos seguros a la industria siderúrgica

Los Edge Data Centers son sistemas de TI descentralizados que llevan la potencia informática directamente al punto de generación de los datos. Se encuentran cerca de las fuentes de datos y, por tanto, permiten un primer procesamiento de los datos más rápido. Además, también están conectados a centros de datos en el cloud, donde se realiza un procesamiento posterior. Finalmente, las aplicaciones de software en los centros de datos conectados utilizan estos datos completamente actualizados para realizar análisis que requieren una elevada capacidad informática.

Un Edge Data Center está diseñado de tal modo que las empresas puedan adaptar la solución al rendimiento que necesitan mediante módulos preconfigurados y estandarizados. Los módulos para el sistema de climatización y el suministro eléctrico, así como los racks TI y los componentes de seguridad ya están sincronizados.

El rendimiento adecuado para cada aplicación

Según los requisitos y el ámbito de aplicación, existen clases de rendimiento completamente distintas en los sistemas Edge. Por ejemplo, como pasarela Edge asumen tareas de consolidación de datos directamente en el sitio y, a continuación, inician la transferencia a los centros de datos en clouds posteriores. También permiten realizar las primeras evaluaciones y análisis cerca de la fuente de datos. Los sistemas más pequeños, por ejemplo, aplican el primer agrupamiento de datos de los sensores en una línea de producción y, por lo tanto, contribuyen a optimizar aún más los procesos de producción. Pero también hay Edge Data Centers disponibles que aumentan significativamente el rendimiento informático en la ubicación correspondiente a modo de un potente centro de datos.

Los requisitos determinan la configuración

La selección de la solución y la clase de rendimiento necesarios depende de los objetivos empresariales. A partir de aquí, los expertos técnicos y en TI definen las aplicaciones de software más adecuadas. Basándose en este catálogo de requisitos, se determina la configuración de un Edge Data Center. En este caso se deben tener en cuenta una serie de criterios: los sistemas Edge deben ser rápidos y fáciles de usar para que los requisitos de los departamentos se puedan implementar con rapidez. La solución ideal es un sistema completo, que el fabricante entrega premontado y que está conectado a la alimentación eléctrica y la tecnología de red mediante plug & play, y en el que se ha implementado un suministro de aire frío.

A menudo, las soluciones en contenedores son idóneas para la construcción de centros de datos. Las ventajas generales de los contenedores TI incluyen la estabilidad y la seguridad mediante el uso de paredes de acero, así como la elevada movilidad, que permite desplegar un centro de datos de manera muy flexible en las propias instalaciones de la empresa o en las plantas de producción y almacenamiento. El diseño tecnológico de estas variantes puede ser bastante diferente. Por ejemplo, como un simple armario de servicio o sobre un rack de TI especialmente protegido, rodeado por una cubierta protectora adicional. Si necesita más potencia, se instala un potente Edge Data Center basado en un contenedor de centro de datos modular con revestimiento resistente a la intemperie. Esta solución se ubica en las inmediaciones de la producción de datos, dentro o fuera de los edificios, y, con la tecnología de refrigeración adecuada, admite hasta 35 kW por rack TI.

Cómo evitar parar la producción

Para los requisitos de seguridad adicionales, se puede construir un Edge Data Center en una sala dentro de otra sala: este tipo de celdas de seguridad ofrecen la máxima protección contra el polvo, la suciedad y el fuego. Mientras que en los entornos de oficina es suficiente con disponer de una clase de protección IP 22 (IP = protección internacional por sus siglas en inglés), las instalaciones de la industria 4.0 requieren clases de protección de hasta IP 55. Los armarios protegidos de este modo ayudan a evitar los nocivos depósitos de polvo en el interior. Además, disponen de una protección completa contra el contacto y están protegidos contra chorros de agua en todas las direcciones.

Para la protección contra incendios también se necesitan soluciones adecuadas, como un sistema de extinción instalado en el interior del rack. En este caso debería usarse una detección inmediata de incendios y un sistema de extinción activo para evitar que el incendio adquiera grandes dimensiones. De este modo, una empresa no tiene que detener toda la producción ni evacuar la fábrica solo porque la fuente de alimentación de un distribuidor de red empiece a quemarse.

La clase de protección que finalmente se necesite para la protección física queda determinada por factores como la ubicación o la fiabilidad requerida. Además, es importante controlar los racks, las puertas y las paredes laterales de los racks. Las cerraduras electrónicas de las puertas también facilitan la evaluación de cuándo y qué empleados tuvieron acceso. En el caso de un mantenimiento remoto o emergencias, puede ser necesario apagar completamente el sistema y también interrumpir el suministro eléctrico. Para ello se requieren PDU (unidades de distribución de energía) conmutables.

Una mayor seguridad con Edge

Las empresas siderúrgicas ya están utilizando infraestructuras Edge seguras en contenedores TI. Estas empresas desean utilizar sus datos de investigación, desarrollo de productos, fabricación o atención al cliente en toda la empresa. Para poder procesar los elevados volúmenes de datos, las empresas adaptan su infraestructura TI en consecuencia. Muchos procesos están controlados por sensores y robots, por lo que se requieren sistemas de TI de alto rendimiento en las inmediaciones de las plantas de producción. El bajo período de latencia y la rápida disponibilidad de los datos son, por lo tanto, requisitos clave para los sistemas Edge. Al mismo tiempo, la infraestructura TI debe protegerse contra el acceso no autorizado y los entornos de producción extremos; en estos casos, los contenedores TI de clase IP 56 proporcionan la seguridad necesaria.

Con sistemas Edge flexibles y escalables, las empresas siderúrgicas pueden adaptar su infraestructura TI al estado actual de las iniciativas de digitalización e integrar los recursos TI desde el cloud conforme a los requisitos de seguridad más exigentes. Basándose en los datos recién obtenidos, así como en los procesos cada vez más basados en TI, finalmente se pueden crear nuevos servicios, como un mantenimiento para productos siderúrgicos y otros servicios inteligentes.