Los nuevos negocios digitales pasan por entornos multi-cloud y DevOps
21 de enero 2019
F5 Networks da a conocer los resultados del 5º informa State of Applications Services que muestra cómo los procesos de transformación digital continúan determinando las decisiones que afectan a la implementación y gestión de las aplicaciones.
Los nuevos negocios digitales pasan por entornos multi-cloud y DevOps

F5 Networks ha dado a conocer los resultados de su informe State of Application Services 2019 (SOAS). En su quinta edición, el estudio pone de manifiesto que conceptos como la automatización, la nube y la innovación impulsada por las nuevas tecnologías digitales están cambiando el entorno en el que se mueven las aplicaciones. El informe SOAS también destaca los desafíos, tanto operativos como de seguridad, asociados al nuevo escenario.

“Las aplicaciones son ahora el activo más valioso en la empresa, estableciendo una nueva era de Application Capital,” afirma Kara Sprague, vicepresidenta senior y directora general de la unidad de Servicios de Aplicación en F5. “El informe explora los distintos enfoques que están adoptando las empresas en sus procesos de transformación digital y las medidas que toman para optimizar el trabajo de las personas, las operaciones y los sistemas encargados de desarrollar, implementar y entregar aplicaciones con el fin de alcanzar una ventaja competitiva que impacte en la evolución de sus negocios”.

 

La carrera por la transformación digital

Según el informe SOAS de F5, el 75% de las organizaciones de EMEA (68% en otras regiones) afirman estar muy centradas en el avance de sus procesos de transformación digital, algo que consideran clave en el impulso de sus estrategias comerciales. Además, es más probable que las organizaciones de EMEA habiliten aplicaciones para clientes móviles (40%) que las de otras regiones (36%). Asimismo, el 41% de ellas también piensa que la adopción de nuevas arquitecturas basadas en contenedores y microservicios puede suponer un impulso en sus procesos de transformación.

 Las compañías europeas (72%) muestran también una mayor concienciación sobre los beneficios que aporta todo lo relacionado con la optimización de las TI que las del resto del mundo (69%). Según los profesionales encuestados, la transformación digital aporta otras mejoras clave, que tienen que ver con los procesos de optimización de los negocios (58%) y la mejora de productividad de los empleados (53%).

Según el informe de F5, existe una serie de tendencias que acabará por establecerse en un plazo de dos a cinco años, provocando un fuerte impacto estratégico en las organizaciones europeas: implementaciones en la nube pública (48%); redes definidas por software (47%) y análisis de amenazas en tiempo real (43%). Curiosamente, los encuestados de EMEA, a diferencia de los de América y Asia-Pacífico, no incluyen entre las tres primeras tendencias a la analítica de Big Data (41%), algo que puede explicarse por el impacto que está teniendo la entrada en vigor de la Regulación Europea de Protección de Datos, GDPR, que trae consigo dudas en torno a la minería de datos.

 

DevOps al frente

El 62% de los encuestados de EMEA (51% en todo el mundo) considera que la mentalidad “Digital First” está alterando la metodología de desarrollo de las aplicaciones. El 46% de los encuestados europeos piensa que se está perfeccionando la entrega de aplicaciones a entornos de producción, lográndose mejoras operativas que incluyen la disponibilidad de releases con mayor frecuencia.

El informe SOAS concluye que la necesidad de una mayor agilidad y una mayor innovación está impulsando la adopción de la cultura DevOps, que pasa a ser considerada como un contribuidor clave en la evolución de las operaciones comerciales.

Un indicio de este cambio es el hecho de que el 63% de las empresas de EMEA (61% a nivel global) implementen ahora estrategias de automatización y orquestación siempre que sus sistemas y procesos de TI se lo permitan. Las herramientas de automatización más populares en EMEA provienen de Cisco (52%), VMware (53%), OpenStack (33%) y una combinación de soluciones de código abierto (27%). Al mismo tiempo, herramientas de integración continua como Jenkins (21%) y GitHub Enterprise (16%) están aumentando en popularidad.

 

Estrategia multi-nube

El 45% de los encuestados de EMEA dice que actualmente evalúa las distintas opciones cloud de acuerdo a las necesidades y características de cada aplicación, una tendencia que seguramente irá creciendo para dar un mayor impulso a la adopción generalizada de múltiples nubes.

El 42% de las empresas de EMEA afirman que en la actualidad trabajan con una media que va de dos a seis proveedores de servicios cloud (53% en otras regiones). El 11% utiliza de siete a diez proveedores y un 4% de 11 a 20. Más de un cuarto (28%) de organizaciones en EMEA evita la nube en cualquier forma, excepto SaaS.

Las preocupaciones en torno a la seguridad parecen ser el principal obstáculo para las organizaciones que actualmente no tienen planes para ofrecer aplicaciones en la nube pública. El mayor desafío a la hora de adoptar una estrategia multi-cloud en EMEA es el de la capacidad de afrontar las amenazas existentes y emergentes (40%), seguido por el cumplimiento de la regulación (31%) y la aplicación de políticas de seguridad consistentes en todas las aplicaciones de la empresa (30%).

 En general, los encuestados europeos desconfían de su capacidad para proteger aplicaciones fuera de sus instalaciones. Más de un tercio (35%), indica tener una “baja confianza” a la hora de ser capaz de resistir un ataque dirigido a la capa de aplicación en los tres escenarios externos: aplicaciones SaaS, nube pública y centros de datos. Una vez más, es probable que la legislación más estricta del continente europeo y la exigencia de mantener la privacidad del consumidor expliquen los reparos que existen hacia la nube pública en esta zona geográfica.