ENTREVISTAS

Javier Gallego, de Dell Technologies: “La nube privada va a crecer exponencialmente”



Dirección copiada

Con motivo de la inminente celebración de Dell Tech Forum, el mayor encuentro de la compañía con sus clientes y partners en España, hemos charlado con Javier Gallego, Director de Data Center Sales de Dell Technologies, que nos adelanta su visión sobre el mundo de la nube, el Edge, e incluso la Inteligencia Artificial

Publicado el 11 dic 2023

Lucía Bonilla

Directora Data Center Market y Redes&Telecom



Javier Gallego Director de Data Center Sales de Dell Technologies
Javier Gallego Director de Data Center Sales de Dell Technologies

Desde Dell Technologies detectamos varias tendencias, como por ejemplo, dificultades con el enfoque tradicional CAPEX. Hay muchas compañías que refieren problemas como el sobreprovisionamiento de sus infraestructuras, el tiempo necesario para gestionar los proyectos y la rigidez financiera al requerir presupuestos adicionales para posibles expansiones. Es decir, desde que gestan un proyecto hasta que efectivamente tienen la plataforma lista y operativa para poder dar ese servicio, en modo CAPEX normalmente suele llevar más tiempo y recursos.

Por otra parte, muchas compañías se enfrentan a retos relacionados con el cumplimiento normativo, así como la ubicación de sus datos debido a posibles tensiones geopolíticas. El tener la soberanía de esos datos, el poder tener el control de dónde están, y que donde estén tengan una normativa igual a la española o a la europea, no deja de ser también algo importante para muchas empresas.

Además, detectamos también retos a la hora de afrontar ciertos requisitos de rendimiento o de latencia muy exigentes, especialmente en casos en los que las empresas necesitan una rápida respuesta y un procesamiento de datos más cercano a la fuente.

Respecto al ámbito cloud en todas sus variantes, nosotros la nube la entendemos como un modelo operacional y un modelo de consumo, de cómo opera una infraestructura y cómo se consume. En el caso de la nube, sería un consumo como servicio. Y no necesariamente cuando hablamos de nube hablamos de un proveedor hiperescala; podemos tener una nube privada, en modo infraestructura como servicio, que el activo no sea nuestro, que sea de un proveedor externo, y que se use según se consume, aunque realmente se opere también en un modo cloud. Estamos viendo muchos casos de repatriación de datos desde la nube pública. Según la información que tenemos de diferentes analistas, la nube privada va a crecer exponencialmente. De aquí al año 2026, la nube privada va a tener unos incrementos del 80%.

Nuestro mantra en Dell Technologies es una frase en inglés fácilmente traducible, y que llamamos ‘multicloud by design’ en contraposición a un multicloud por consecuencia. Y es que hay compañías que tienen una realidad multicloud como consecuencia de distintas situaciones que hayan podido vivir, por ejemplo, a raíz de la pandemia de Covid-19. Entonces hay ciertas compañías que tienen a día de hoy una realidad multicloud pero como una consecuencia de diferentes necesidades que han ido surgiendo durante estos últimos años, y no con una estrategia de diseño multicloud. Nosotros creemos que no hay clouds buenas o malas, sino clouds apropiadas o no para diferentes compañías y diferentes casos de uso, de ahí la necesidad de apostar por un diseño muy meditado junto con el cliente, donde cogemos lo mejor de todos los mundos, teniendo muy claro que aquellas cargas que son críticas para para el negocio, sensibles en cuanto a latencia o rendimiento y que además los datos por ciertas normativas tengan que estar por ejemplo en nuestras instalaciones o en España o en Europa. Pero no vamos a dejar de utilizar las clouds o los servicios de los hiperescalares cuando aplique, intentando dar una capa de homogenización en torno a operaciones con APIs consistentes entre las diferentes clouds, tanto las privadas como las públicas.

Es una tendencia de la que se esperan grandes crecimientos de doble dígito anualmente, y es un mercado acelerado por dos hechos. Uno es la proliferación de datos en esos ambientes perimetrales o de Edge. Hablamos de muchos más sensores y muchas más localizaciones, con diferentes sitios muy dispersos por nuestra geografía y donde a través de sensores o de personas estamos aportando datos. El otro hecho es la necesidad de analizar en tiempo real esos datos donde se generan. Con el Edge computing es posible utilizar estos nuevos datos o datos que ya teníamos para tomar más conciencia de nuestro negocio y, por qué no, tomar decisiones que nos hagan ser más competitivos. Ahora se hace una extracción de datos mucho más avanzada para mejorar la experiencia del cliente y los procesos de negocio.

Hace unos pocos años anunciamos el proyecto Frontier y que ahora llamamos Native Edge. Es básicamente una capa de orquestación que ponemos a disposición de los clientes que van a poder gestionar de manera segura y homogénea varios dispositivos en entornos de Edge, como puede ser un PC industrial, un agregador o incluso un servidor. Además, es posible asegurar una incorporación segura de dispositivos a escala, administración remota y orquestación de aplicaciones multicloud.

Tenemos varias estrategias.  La llamada Ground-to-Cloud es decir, “de la tierra al cloud”, lo que supone llevar nuestra propuesta Apex a la nube pública; Cloud-to-Ground, que permite el despliegue de todo el software stack en la nube totalmente integradas en la infraestructura de Dell Technologies; y as-a-service, que lleva la nube de suscripción a entornos dedicados en las instalaciones. Lo que hacemos es que las lograr una consistencia y coherencia de todos los servicios de datos, bien en la nube, bien en on-premise, porque nuestro objetivo es conseguir una estrategia multi-cloud en la que se tengan en cuenta los diferentes escenarios posibles, desde el Edge data center al centro de datos más tradicional, o el cloud en todas sus modalidades.

Partiendo de la idea de que la seguridad al 100% no existe, por supuesto nuestro objetivo es conseguir reducir la posibilidad de que la seguridad de los sistemas se vea comprometida. suceda. Nuestra aproximación es zero trust. Ofrecemos diferentes soluciones de seguridad, y ciber recovery, también en la red y en el puesto cliente. También es importante conseguir una monitorización en tiempo real, para asegurar un rendimiento óptimo, seguridad en términos de configuración y comportamiento que tiene el equipo. No es importante solamente garantizar la ciberseguridad y la recuperación de datos, sino también tener la capacidad analítica necesaria para poder entender qué ha ocurrido y por qué.

Está claro que la IA está de moda. Hoy tenemos una capacidad de computación mucho mayor que la que teníamos antes, y eso ha provocado una sofisticación de los algoritmos para hacer que los equipos se comporten como inteligencias humanas. Hay que considerar sobre todo para qué usamos la IA. Puede ser útil para aquellos procesos de monitorización de nuestra infraestructura, también para soluciones de seguridad que pueden apoyarse en la IA para identificar patrones. Hay muchos posibles usos y aplicaciones, la IA es una actividad incipiente aún por explorar.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5