A FONDO

Cloud Data Center: el futuro de los centros de datos



Dirección copiada

Explora qué son los Cloud Data Center y cómo están revolucionando la industria de los centros de datos tradicionales. Descubre aplicaciones en empresas reales

Publicado el 25 oct 2023

Lucía Bonilla

Directora Data Center Market y Redes&Telecom



Cloud Data Center
Cloud Data Center

De acuerdo con un estudio de GM Insights, el tamaño del mercado de los Cloud Data Center se valoró en más de 20.000 millones de dólares en 2022 y se estima que crecerá a un ritmo superior al 10% entre 2022 y 2032, debido a la rápida digitalización de diversos sectores. Un Cloud Data Center es un centro de datos donde es posible desplegar toda la infraestructura necesaria, incluyendo los propios servidores, switches, routers, etc. pero virtualizado, en formato nube y configurado en alta disponibilidad para poder escalar los recursos a demanda.

Qué es un Cloud Data Center

Un Cloud Data Center o centro de datos en la nube traslada un centro de datos tradicional, también llamado on-premise, fuera de las instalaciones del propio cliente. En lugar de gestionar personalmente su propia infraestructura, una compañía alquila la infraestructura gestionada por un socio externo y accede a los recursos del centro de datos a través de Internet. En este modelo, el proveedor de servicios en nube es responsable del mantenimiento, las actualizaciones y el cumplimiento de los acuerdos de nivel de servicio (SLA) para las partes de la pila de infraestructura bajo su control directo.

La migración de un centro de datos local a un centro de datos en la nube no significa trasladar todo a la nube. Muchas empresas tienen centros de datos en la nube híbridos con una mezcla de componentes de centros de datos locales on-premise y componentes de centros de datos virtuales.

Diferencias con el Data Center tradicional

Elegir un centro de datos local, es decir, on-premise o tradicional o un centro de datos en la nube depende de muchos factores, como el tipo de cargas de trabajo que soporten, el presupuesto con el que se cuente y los requisitos regulatorios y normativos, entre otros. Por ello, convendría tener presente los siguientes aspectos:

  • Costes iniciales. Las instalaciones tradicionales utilizan servidores dedicados, software y otros activos pagados por la organización. Requieren una importante inversión inicial en tecnología y costes adicionales de mantenimiento, energía, refrigeración y espacio físico. En las instalaciones en la nube los clientes sólo pagan por lo que utilizan, pero, ojo, no necesariamente significa que será más barato, habrá que valorar cada caso.
  • Seguridad. Los datos sensibles se guardan preferiblemente en las instalaciones, aunque los datos confidenciales o críticos, como los bancarios, pueden estar legalmente obligados a almacenarse allí. Las opciones de seguridad en la nube por su parte, ofrecen altos niveles de seguridad mediante diversos métodos y enfoques de cifrado, monitorización y actualizaciones periódicas a las últimas tecnologías.
  • Cumplimiento de normativas. Las organizaciones que cumplen las normativas gubernamentales o industriales deben utilizar centros de datos locales para almacenar, procesar y gestionar los datos y su infraestructura. Los Cloud Data Center siguen algunas políticas de cumplimiento, pero debido a su naturaleza descentralizada y de propiedad de terceros, a menudo no cumplen estos estrictos requisitos.
  • Escalabilidad. Escalar en las instalaciones significa comprar y desplegar nuevos servidores e infraestructura relacionada. Los entornos en nube ofrecen una escalabilidad superior, ya que los proveedores utilizan las últimas tecnologías de servidores, plataformas de gestión de recursos de red y herramientas optimizadas de gestión del tráfico de Internet para aumentar o reducir la escala automáticamente. También disponen de espacio físico para ampliarse si necesitan añadir nuevo hardware.
Cloud Data Center 2
Un Cloud Data Center o centro de datos en la nube traslada un centro de datos tradicional, también llamado on-premise, fuera de las instalaciones del propio cliente. En lugar de gestionar personalmente su propia infraestructura, una compañía alquila la infraestructura gestionada por un socio externo y accede a los recursos del centro de datos

Ventajas de los data center en la nube

Con los avances de la tecnología en la nube y los proveedores de servicios especializados que añaden capacidades únicas, las empresas optan cada vez más por espacios de almacenamiento compartido en la nube gestionados por terceros expertos que podrían estar mejor equipados para contrarrestar estos problemas.

A continuación, vamos a analizar algunos de los beneficios de adoptar un centro de datos basado en la nube:

Rentabilidad

Cuando las empresas optan por un Cloud Data Center, no tienen que pagar costes de mantenimiento. Por supuesto pagarán por un alquiler, pero no será necesario invertir en la instalación física del centro de datos, ni los costes de hardware, actualización, personal, energía y gestión y mantenimiento de las instalaciones, reduciendo así drásticamente los gastos Capex y Opex.

Protección y seguridad de los datos

Se trata, sin duda, de uno de los grandes quebraderos de cabeza de las compañías hoy en día. En un centro de datos basado en la nube, el proveedor de servicios realiza pruebas de seguridad exhaustivas y proporciona una protección de base para la plataforma y los datos que se almacenan. Aplican medidas de seguridad como la autenticación, el control de acceso y el cifrado, y permiten a las empresas añadir capas adicionales de seguridad para reforzar la protección de sus datos, aunque, por supuesto, el responsable de asegurar los datos de una compañía es la propia compañía.

Escalabilidad

En un centro de datos tradicional, las empresas tienen que planificar la capacidad con mucha antelación para adquirir el hardware. Esto limita la flexibilidad para adaptarse a las fluctuaciones de la carga de trabajo. Los Cloud Data Center son ideales para empresas con demandas de ancho de banda crecientes o fluctuantes. Permiten a las empresas aumentar o reducir la capacidad en función del incremento o reducción de la demanda sin realizar inversiones significativas en la infraestructura física.

Recuperación ante desastres

Los centros de datos basados en la nube garantizan que los datos estén siempre disponibles con una rápida copia de seguridad. Estos centros de datos ofrecen una rápida recuperación de datos en todo tipo de situaciones de emergencia, desde desastres naturales hasta cortes de electricidad.

Inconvenientes de los data center tradicionales

Un centro de datos on-premise es un centro de datos ubicado físicamente en las instalaciones propias de una compañía. El personal informático de la empresa es responsable del mantenimiento de los servidores y de llevar a cabo los servicios de mantenimiento rutinarios, como instalar y actualizar el software de seguridad. Y todo ello puede suponer una carga económica y de recursos muy importante para cualquier empresa, independientemente de su tamaño.

Podemos concluir, por tanto, que hay tres inconvenientes fundamentales:

  1. Un data center tradicional requiere soporte informático interno, lo que aumenta los costes de mantenimiento.
  2. La falta de una estrategia sofisticada de seguridad y copia de seguridad aumenta el riesgo de pérdida de datos.
  3. La menor escalabilidad implica que cualquier avance futuro o traslado de la empresa pueda resultar bastante costoso.
Cloud Data Center 3
Cuando las empresas optan por un Cloud Data Center, no tienen que pagar costes de mantenimiento. Por supuesto pagarán por un alquiler, pero no será necesario invertir en la instalación física del centro de datos, ni los costes de hardware, actualización, personal, energía y gestión y mantenimiento de las instalaciones

Ejemplos de Cloud Data Center

El uso acelerado de servicios en la nube debido al uso intensivo de la tecnología ha transformado la forma en que operan las organizaciones. Varios participantes de la industria están migrando datos a la nube para simplificar la monitorización de los datos, la optimización de procesos, la satisfacción de la demanda de cumplimiento de los consumidores y la expansión de la presencia digital de una empresa, lo que está contribuyendo al crecimiento del mercado de centros de datos en la nube. Por otra parte, además de los esfuerzos para la ubicación local de los datos a nivel legislativo y el aumento del comercio electrónico y los pagos digitales, junto con la amplia implementación de Big Data y la penetración de la IA, se prevé que aumente intensivamente la demanda de centros de datos en la nube entre 2023 y 2032.

Repasemos a continuación cuáles son algunos proveedores de nube que ofrecen este servicio de Cloud Data Center en España.

Data center de Oracle

En octubre de 2021, Oracle anunciaba su intención de ampliar su huella de regiones cloud para apoyar la fuerte demanda de los clientes de servicios de Oracle Cloud en todo el mundo, y España iba a ser uno de los países elegidos para implantarla. Un año más tarde, quedaba inaugurada la primera región cloud en nuestro país, gracias a un acuerdo establecido con Telefónica. A día de hoy, se ofrecen más de 100 nuevos servicios, incluyendo las capacidades de bases de datos convergentes de Oracle MySQL Heatwave y Oracle Autonomous Database.

Virtual Data Center Telefónica

Hace tan solo unos días, Telefónica anunciaba la ampliación de su Cloud Data Center con un nuevo nodo de conexión en Barcelona. Con el servicio ‘Virtual Data Center’ desplegado en Cataluña, Telefónica Tech pretende acercar la nube a los clientes catalanes que necesitan proximidad geográfica y latencias mínimas de cómputo y procesamiento. Telefónica Tech cuenta en la actualidad con un total de 14 nodos desplegados en centros de datos que están distribuidos mundialmente en España, dos nodos en Madrid y uno situado en Terrassa.

Data Center de Google Cloud

A finales de mayo de 2022, Google Cloud se estrenaba en España, con una promesa, sin duda, tentadora. Y es que la nueva región supondría una reducción drástica de la latencia, puesto que si anteriormente los tiempos de conexión eran de 20 a 30 milisegundos, ahora se pueden reducir hasta tan solo un milisegundo, lo que se traducirá en la multiplicación de servicios de nube pública en nuestro país.

Data Center de AWS

Uno de los primeros proveedores de nube pública en anunciar su oferta local de Cloud Data Center en España fue Amazon Web Services. La compañía estima que su inversión proyectada en la construcción y operación de la nueva Región Cloud en Aragón apoyará más de 1.300 puestos de trabajo a tiempo completo, con una inversión planeada de 2.500 millones de euros en España a lo largo de 10 años. AWS también estima que la nueva Región Cloud añadirá 1.800 millones de euros al producto interior bruto (PIB) español a lo largo de 10 años.

Nuevo Proyecto de data center de IBM

IBM anunciaba hace escasos meses la apertura de su primera Región Cloud Multizona (MZR) en España, constituida por tres centros de datos, ubicados en Alcobendas, Las Rozas y Madrid capital, que comenzaron a operar de forma sincronizada, tanto en DATA4 como en Digital Realty.  La inauguración de esta Región Cloud Multizona, que representa la mayor inversión de IBM en España y una de las mayores de Europa, expande la presencia de IBM en Europa y creará “cientos de puestos de trabajo” según la compañía.

Data Center Cloud de Microsoft

Microsoft, por su parte, se encuentra inmersa de lleno en la construcción de sus data centers para la región cloud de España. Tras anunciar hace muy poco tiempo que abriría un nuevo data center en Aragón, lo cierto es que sigue construyendo sus data center en Algete, Meco y San Sebastián de los Reyes. El objetivo es generar un impacto de 2.500 millones de euros, de acuerdo con un estudio de IDC.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4