“El 5G será un gran acelerador del edge computing”
05 junio 2020
Entrevista a Pablo Ruiz Escribano, VP de la unidad de negocio Secure Power y Field Services de Schneider Electric
Pablo Ruiz Escribano, de Schneider electric

Entrevista a Pablo Ruiz Escribano, VP de la unidad de negocio Secure Power y Field Services de Schneider Electric

Usted ya era responsable de la unidad Secure Power. Y recientemente también la unidad de Field Services se ha añadido a sus funciones, ¿cómo casan ambos mundos?

Para mí son totalmente sinérgicos. La división de Secure Power lleva los servicios en su ADN, ha sido pionera dentro de nuestra compañía en desarrollar servicios sobre la venta de material, ya desde su concepción. Ahora mismo, tiene más sentido que nunca que las dos divisiones estén juntas porque en Secure Power hemos definido unas iniciativas estratégicas que se sustentan muchísimo en los servicios de valor añadido. Las dos principales son el Edge y el desarrollo de los data center regionales e hiperescalares.

Respecto al primero, creo que el Edge hay que abordarlo no solo con venta de productos sino con soluciones integradas. Soluciones que, además, permitan una gestión remota. El presente y futuro de la infraestructura IT es descentralizado, en múltiples ubicaciones y sin personal técnico in situ. Por tanto, es crítico poder monitorizarlas y gestionarlas de forma remota.

En cuanto a los data center regionales e hiperescalares, también están muy vinculados a los servicios. Nuestra forma de relacionarnos, de trabajar o de consumir contenidos es cada ves más digital, y eso se ha acelerado muchísimo más en la situación actual. Esto requiere que haya infraestructuras de datos mucho más cerca de las ciudades, de tamaño intermedio, que están creciendo mucho. Este tipo de clientes, dada su criticidad, son muy demandantes en servicios. Ejemplo de ello son Interxion, Global Switch o Data4. Para nosotros esta coyuntura tiene un gran potencial, ya que contamos con equipos críticos para el servicio que prestan estos clientes, que podrmos conectar a nuestro Service Bureau con base en Madrid, con los que podemos monitorizar y ayudarles a cubrir a sus demandas.

¿Cuáles serán sus prioridades a partir de ahora? ¿Qué metas se ha fijado para liderar ambas unidades de negocio?

Nuestro objetivo en ambas divisiones es crecer por encima del ritmo de crecimiento del resto de la compañía y creemos de la unión de ambas divisiones podemos acelerar mucho más el crecimiento que de manera individual. Por un lado, nos hemos convertido en un mercado atractivo para nuevos jugadores del sector de Cloud & Service Provider, que están empezando a lanzar proyectos aquí. También estamos viendo que tanto estos nuevos proyectos, como los ya existentes, necesitan crecer mucho más en tamaño. Si antes hablábamos de data centers de 6-10 megavatios, ahora estamos empezando a verlos de 15-30 megavatios.

Por tanto, para mí la prioridad es seguir siendo el referente principal del sector y aprovechar esta dinámica positiva para crecer, tanto en el negocio de Secure Power como para impulsar todos los servicios de la compañía. Creo que éstas serán nuestras áreas de mayor potencial de crecimiento de la empresa y que serán más resilientes ante el impacto de la crisis sanitaria y financiera.

Las soluciones de Schneider electric son conocidas en todo el mundo

Por todos es conocido el enorme consumo de energía en los centros de datos ¿Qué papel está jugando Schneider Electric para contribuir en la lucha contra el cambio climático?

Efectivamente, como es lógico, uno de los principales costes de un centro de proceso de datos es la energía. Por otro lado, cada vez pueden hacer un consumo de energía más racional. A pesar del increíble incremento de datos que ha habido en este período, que en ocasiones estimamos que ha podido de más del 50%, con picos de hasta del 100%, el incremento de consumo energético de estos centros ha sido muy inferior, sin llegar siquiera al 10%. Por tanto, es cierto que son muy consumidores, pero también tienen resiliencia a los picos y, por tanto, hacen una buena gestión de esa energía. Y, por otro lado, a este tipo de empresas cada vez les preocupa mucho más el impacto medioambiental de sus infraestructuras. En los nuevos proyectos que se están empezando a ejecutar se integra mucho el tema de eficiencia energética y el uso de energíaa renovables. Nosotros ya estamos colaborando con algunas de ellas a través de nuestra división de Energy and Sustainability, desarrollando una política medioambiental, ayudándoles en la compra de energía, rebalanceando esa energía hacia las energías renovables, y construyendo planes de acción para que en las instalaciones existentes sean más eficientes y puedan hacer ahorros de energía. Por ejemplo, los centros de datos de Interxion cuentan con nuestros servicios para gestionar la energía e identificar fuentes de mejora o de ineficiencia, para reducir el consumo energético del data center, con herramientas como EcoStruxure Power Advisor, EcoStruxure IT o el BMS.

¿Cómo está impactando el Edge Computing en las soluciones y servicios que ofrece Schneider Electric?

Yo creo que el 5G será un gran acelerador del Edge Computing. Aplicaciones que ahora van en Edge, gracias al 5G podrán desarrollarse en centros de proceso de datos más regionales o hiperescalares. Y, sin embargo, aplicaciones que hoy técnicamente no son viables porque la velocidad de conexión o comunicación no lo permite, con el 5G van a ser viables. Por ejemplo, los vehículos autónomos, la experiencia digital de clientes en Retail, etc… gracias al 5G van a ser una realidad. Y esto implica que se va a necesitar muchísima más infraestructura IT a nivel local.

¿Cómo afecta a nuestras soluciones? En el momento en que la tecnología ya está disponible, va a requerir un despliegue rapidísimo de la infraestructura. Por tanto, nosotros como fabricantes tenemos que diseñar y proporcionar a nuestros clientes soluciones que sean integrables, estandarizadas, y altamente replicables.

En segundo lugar, como decía, vamos a tener una infraestructura distribuida por toda la geografía mundial sin especialistas en su gestión, por lo que es crítico que esa infraestructura esté conectada, es decir que se comunique, para permitir monitorizarla, tener visibilidad sobre su funcionamiento e identificar rápidamente cuando hay un problema y poder mandar a los técnicos que vayan a resolverla.

Y, por último, otro tema muy importante, además de la gestión remota y los servicios, es la seguridad. No sólo física, sino también la seguridad de los datos que se están manejando en esa infraestructura. Se necesitan soluciones que, además de ser estandarizadas y rápidas de desplegar, sean totalmente ciberseguras.

Para todo ello, por eso, se necesita una red de partners importantes, que sean capaces de ejecutar y de desplegar y promover este tipo de soluciones. Por eso estamos lanzando un proceso de certificación de partners Edge.

¿Cree que España se está convirtiendo en un Hub digital para el Sur de Europa?

Desde luego hay una oportunidad. Si ya había un potencial antes, lógicamente con toda la situación actual el potencial es todavía mayor. Además de las empresas que están aterrizando en España, Madrid tiene una fuerte infraestructura de telecomunicaciones, y lo hemos visto en este período de confinamiento: a pesar de que el tráfico de datos ha subido alrededor del 40%, la calidad o la velocidad de los datos no ha bajado, cuando otros países han tenido que pedir a Netflix y servicios similares que bajaran la calidad de la imagen. Por tanto, cuenta con una infraestructura potente, con centros de interconexión de teleoperadoras, con cables submarinos que llegan a Lisboa, a Bilbao, que salen de Valencia y nos comunican con el norte de África, con EE.UU. y con Latinoamérica. Este posicionamiento nos convierte en un punto geoestratégico para todas estas compañías en su desarrollo en esos mercados. Además, creo tenemos todavía espacio para crecer. La contribución de Madrid en cuanto a la superficie de m2 de data centers a la total que hay en Europa es todavía baja. Por ejemplo, Londres es 3 veces el PIB de Madrid y, sin embargo, tiene 16 veces más de superficie en m2 de CPDs. Además, los Hubs tradicionales (Frankfurt, Londres, Ámsterdam y París) empiezan a estar saturados. Con todo eso, para mí Madrid tiene todo el potencial de convertirse en un Silicon Valley europeo de economía digital, que además ayude a crear un efecto multiplicador alrededor de esta industria, que redunde en startups, en nuevas carreras o currículums universitarios… Ahora bien, tenemos que trabajar conjuntamente las administraciones, los agentes sociales y las empresas de la economía digital, para desarrollar una política proactiva en este sentido.

Muchos centros de datos cuentan con tecnología de Schneider electric

¿Cuáles cree que son los fallos más comunes que se producen en un centro de datos y cómo puede Schneider Electric contribuir a minimizarlos?

En los grandes centros de proceso de datos, hiperescalares y regionales, la tasa de fallos es realmente bajísima. Si bien es cierto que, cuando tienen un fallo, el impacto económico que genera es brutal. En este caso, la mayor parte de las veces se producen por causas humanas, y esto genera paradas intempestivas que muchas veces se podrían evitar si fuéramos capaces de incrementar la visibilidad y la comunicación y la gestión remota de estos equipos. El factor humano siempre va a estar, pero cuanto más automatices y monitorices en remoto, más vas a reducir la tasa de fallos, y más rápido vas a poder solventar, identificar y solventarlo.

En cuanto a los pequeños data centers, que también son muy importantes porque de ellos depende la continuidad del negocio de una tienda, un comercio, etc. también la gran mayoría de los fallos son por imprudencias y por factores humanos. Suelen estar en instalaciones son mucho control de acceso. Por este motivo estamos trabajando en que esas soluciones sean robustas, integrables y muy seguras, para evitar que nadie pueda dañarlos, voluntaria o involuntariamente.