¿QUÉ ES DATA CENTER MARKET (DCM)?

DCM es el lugar para conocer todo lo relacionado con el mundo del CPD, servidores, virtualización y cloud computing

¿QUIERES ANUNCIARTE EN DCM?

Contacta con Iris Nieto:
 iris.nieto@bps.com.es
+34 697 193 057

OPINIÓN

Bases de datos del futuro: Infraestructuras invisibles y siempre disponibles

Tendencias TI   22 jul 2021
Bases de datos del futuro: Infraestructuras invisibles y siempre disponibles
Por Alejandro Solana
director técnico de Nutanix Iberia

Para liderar la innovación digital, las empresas necesitan definir una estrategia eficiente de datos. Las infraestructuras tradicionales de gestión de datos son rígidas e incapaces de combinar diversos tipos de informaciones. Además, existe el reto de almacenar, gestionar y proteger volúmenes de datos cada vez mayores para extraer información de ellos. Si añadimos la nube y el hecho de que los datos se acercan más a la aplicación y al usuario, las empresas corren el riesgo de acabar con un semillero de bases de datos mal gestionadas y que ensucian el papel de la analítica.

Las organizaciones que no son capaces de acceder a información precisa, relevante y fiable a partir de sus datos suelen ser aquellas que utilizan una infraestructura data center basada en SAN arrays y redes de almacenamiento tradicional. Estos centros de datos “definidos por hardware” son, en esencia, el primer problema. Lo que se necesita es una plataforma de servicios de datos que admita una arquitectura abierta y tenga máxima disponibilidad, asegurando a las empresas un acceso continuo y una visión de los datos, donde la propia infraestructura sea efectivamente invisible para los usuarios.

Para convertir los datos en una ventaja competitiva, hay que entender que estos proceden de diferentes áreas de negocio y deben organizarse en tres grupos iniciales: bases de datos relacionales, datos no estructurados y datos de alta velocidad

Arquitectura abierta

Para convertir los datos en una ventaja competitiva, hay que entender que estos proceden de diferentes áreas de negocio y deben organizarse en tres grupos iniciales: bases de datos relacionales, datos no estructurados y datos de alta velocidad. Como los datos son diversos, su recopilación suele dar lugar a la formación de silos o repositorios individuales, y al no haber cohesión entre las fuentes y los formatos de almacenamiento ya que los tipos de datos difieren.

Una vez organizados los datos, los silos pueden eliminarse adhiriéndose a estándares y paradigmas abiertos, ofreciendo capacidad de elección y evitando el lock-in a usuarios, clientes y operadores. Esto ayuda a la empresa, en primer lugar, a introducir todos los tipos de datos y, en segundo lugar, a consumirlos o utilizarlos para obtener información que permita mejorar la toma de decisiones. Este modelo también es compatible con la economía de TI centrada en las API, ya que garantiza que los datos se puedan recopilar, independientemente de la fuente, porque hay interoperabilidad de software a través de puntos finales genéricos.

Se necesitan sistemas que puedan auto repararse, adaptar la ruta de escritura a la carga de trabajo y aplicar con dinamismo transformaciones de datos según las predicciones de futuro

Infraestructura de máxima disponibilidad

Para aprovechar al máximo la infraestructura se necesitan sistemas que puedan auto repararse, adaptar la ruta de escritura a la carga de trabajo y aplicar con dinamismo transformaciones de datos según las predicciones de futuro. Cuando se diseñan estos entornos, se requiere mucha disciplina, porque la ubicación y la disposición de las aplicaciones deben tener en cuenta la seguridad de los datos, así como la afinidad, disponibilidad y redundancia de las cargas de trabajo.

Los datos de máxima disponibilidad son fáciles de administrar a través de un plano de gestión central que ofrece capacidades de extremo a extremo en torno a las alertas, los eventos y la monitorización. Este sistema acerca los datos a la analítica, que es donde deben estar.

Como ejemplo, veamos un entorno de base de datos tradicional en el que una actualización de la aplicación o de la base de datos puede provocar problemas en todos los sistemas. En este caso, los administradores de bases de datos toman un snapshot antes de cada actualización si necesitan volver a un estado ideal. Con una arquitectura de datos de máxima disponibilidad, esto puede evitarse por completo, y cualquier actualización de la infraestructura subyacente que soporta los datos es continua. En otras palabras, añadir capacidad de almacenamiento, más rendimiento o realizar una actualización de software no interrumpe los servicios de datos.

Una infraestructura de datos competitiva es invisible, fiable y autónoma

Hacer invisible la infraestructura de datos

Una infraestructura de datos competitiva es invisible, fiable y autónoma. Es fiable porque tiene en cuenta la seguridad y la protección de los datos y las aplicaciones. Es autónoma porque reúne una simplicidad similar a la de la nube y una facilidad de uso para el aprovisionamiento, la gestión y la aplicación de parches a las bases de datos.

La gestión tradicional de las bases de datos se realiza mediante un enfoque de aprovisionamiento o clonación en silos propenso a errores, lo que lleva mucho tiempo y dificulta enormemente la resolución de problemas. Con una infraestructura de datos invisible, usted sabe que el entorno está integrado con sus herramientas de automatización y ofrece a los administradores de bases de datos la posibilidad de crear un catálogo de autoservicio y determinar dentro de la organización quién tiene acceso, a qué tiene acceso (aprovisionamiento, clonación, parches, etc.), cuánto (almacenamiento, RAM, vCPU) y durante cuánto tiempo (rotación de recursos).

Las empresas no tienen tiempo ni recursos para realizar estas funciones manualmente en este mundo digitalmente conectado. Lo que necesitan los gestores de hoy día es copiar/pegar una instancia de base de datos concreta y crear clones desde cualquier punto en el tiempo.

Las organizaciones deben seguir un enfoque de servicios de datos definido por software

Construirla

Para construir una infraestructura de datos invisible, las organizaciones deben seguir un enfoque de servicios de datos definido por software. Al añadir las herramientas necesarias para diseñar un plano invisible que pueda orquestar las funciones de sus bases de datos, las empresas pueden unificar el modo en que se almacenan y consumen los datos con una plataforma de servicios de datos que es abierta, operativa y opaca y que se admite tanto en las instalaciones como en la nube pública.

Gracias al software de gestión de bases de datos integrado, se automatiza y simplifica la gestión, pudiendo disfrutar de la sencillez de un solo clic y de operaciones invisibles para el aprovisionamiento de bases de datos, el ciclo de vida y la gestión de los datos de las copias. En esencia, esta plataforma allana el camino a las ventajas inherentes a las bases de datos como servicio (DBaaS).

El principal beneficio para las empresas es un entorno integral para los datos estructurados y no estructurados con almacenamiento en bruto en una experiencia similar a la de la nube, con una automatización y un autoservicio totalmente basados en API. Una vez implementado, se puede disfrutar de la agilidad necesaria para adoptar DevOps mientras mantiene las aplicaciones empresariales tradicionales y acelera el aprovisionamiento de nuevos servidores de archivos, repositorios de objetos y bases de datos con una recuperación simplificada, lo que permite a los usuarios finales, incluidos los administradores (DBA), reducir su dependencia de los equipos de infraestructura y operaciones.

Etiquetas:
 
 
 

¿Quiere recibir nuestra newsletter?

Déjenos sus datos y le haremos llegar las noticias a su email.

REGISTRARSE