Red Hat amplía la nube híbrida abierta hasta el edge
20 enero 2021
Las nuevas funcionalidades del edge computing están diseñadas para ofrecer innovación más consistente lista para las empresas a medida que las cargas de trabajo de producción se escalan más allá de las nubes y los centros de datos centralizados.
Red Hat amplía la nube híbrida abierta hasta el edge

Red Hat, ha anunciado las nuevas funcionalidades de Red Hat Enterprise Linux y Red Hat OpenShift, destinadas a ayudar a las empresas a llevar el edge computing a los despliegues de nube híbrida. La plataforma empresarial de Linux incorpora elementos diseñados para maximizar la estabilidad del sistema y preservar la independencia de la carga de trabajo en pequeños entornos físicos, mientras que Red Hat OpenShift, la plataforma empresarial de Kubernetes líder del mercado, proporciona una arquitectura de nodos de cómputo (workers) remotos para ayudar a desplegar Kubernetes en despliegues remotos y con recursos limitados.

Según la Worldwide Edge Spending Guide de IDC, se estima que el mercado mundial de edge computing alcanzará los 250.600 millones de dólares en 2024, y que el 21% de ese gasto estará relacionado con software para el edge. Red Hat cree firmemente que el edge computing necesita de una nube híbrida abierta, construida partiendo de una base Linux empresarial y una plataforma Kubernetes production-ready. Gracias a las nuevas funcionalidades, tanto Red Hat Enterprise Linux como Red Hat OpenShift están mejor preparados para dar respuesta a esta demanda.

 

 

Linux empresarial, listo para el edge

Los pequeños entornos físicos, las ubicaciones remotas y la conectividad limitada de los dispositivos edge suponen un reto para los sistemas operativos tradicionales de propósito general, pero no para Red Hat Enterprise Linux. Con las mejoras en Red Hat Enterprise Linux 8.3, la plataforma empresarial de Linux líder en el mundo puede extenderse más fácilmente desde los centros de datos core hasta servidores remotos con recursos limitados, y está diseñada para proporcionar los niveles de compatibilidad, estabilidad y seguridad que requieren los proyectos de edge computing empresariales.

 

Entre las actualizaciones de Red Hat Enterprise Linux especializadas en edge computing destacan:

?             Rápida creación de imágenes del sistema operativo para el edge a través de Image Builder. Esto permite a los equipos de TI crear imágenes optimizadas y diseñadas específicamente para los grandes desafíos de arquitectura del edge computing con mayor facilidad, pero personalizadas para las necesidades específicas de un despliegue determinado.

?             Mirroring de actualizaciones de dispositivos remotos para organizar y aplicar actualizaciones en el siguiente reinicio o ciclo de energía del dispositivo, ayudando a limitar el tiempo de inactividad y la intervención manual de los equipos de TI.

?             Actualizaciones inalámbricas con menor transferencia de datos pero sin dejar de incorporar el código necesario, una funcionalidad ideal en sitios con conectividad limitada o intermitente.

?             Intelligent rollbacks basados en las capacidades de OSTree, que permiten a los usuarios configurar health checks específicos para sus cargas de trabajo y detectar conflictos o problemas de código. Cuando se detecta un problema, la imagen vuelve automáticamente a la última actualización correcta, lo que ayuda a evitar tiempos de inactividad innecesarios en el dispositivo edge.

 

Con estas funcionalidades, Red Hat Enterprise Linux es capaz de ofrecer una única plataforma Linux production-grade que abarque la totalidad de una empresa, desde servidores locales hasta la nube pública y desde los centros de datos core hasta los dispositivos edge más lejanos. Esta estandarización en un modelo de innovación abierta ofrece la columna vertebral para la nube híbrida abierta, lo que permite a las organizaciones centrarse en la innovación de aplicaciones y servicios y no en los retos de compatibilidad o integración en una organización de TI.

Expansión de las arquitecturas edge con Red Hat OpenShift y Red Hat Advanced Cluster Management para Kubernetes

En agosto de 2020, Red Hat OpenShift presentó el soporte de clústeres de 3 nodos, llevando las capacidades de la plataforma Kubernetes empresarial líder del mercado al edge en un entorno más pequeño. Hoy, OpenShift expande aún más el soporte de la arquitectura de edge computing con nodos de cómputo (workers) remotos.

Los nodos de cómputo (workers) remotos permiten a las organizaciones de TI colocar nodos de cómputo (workers) individuales en ubicaciones remotas que luego pueden administrarse desde nodos supervisores centralizados, como un centro de datos core o regional. Esto proporciona una opción adicional de topología a las organizaciones que buscan la innovación de Kubernetes en el edge. Si lo combinan con Red Hat Advanced Cluster Management para Kubernetes, los equipos de TI pueden desplegar clústeres de Kubernetes más consistentes y estables junto con los recursos asociados, siempre que la conectividad a Internet sea fiable en toda la nube híbrida abierta. Un ejemplo podrían ser los proveedores de servicios de telecomunicaciones que necesitan desplegar una Unidad Distribuida (DU) RAN en ubicaciones donde se requieren entornos más pequeños, con el controlador agregando múltiples ubicaciones de DU y alojando los nodos supervisores en la unidad central.

Además, está disponible un nuevo proyecto de IA/ML para la industria manufacturera disponible en un repositorio formato GitOps, que cualquier usuario puede utilizar y estudiar, y al que también puede contribuir.