¿QUÉ ES DATA CENTER MARKET (DCM)?

DCM es el lugar para conocer todo lo relacionado con el mundo del CPD, servidores, virtualización y cloud computing

¿QUIERES ANUNCIARTE EN DCM?

Contacta con Iris Nieto:
 iris.nieto@bps.com.es
+34 697 193 057

OPINIÓN

El futuro del centro de datos pasa por la consolidación

Tendencias TI   17 ago 2021
El futuro del centro de datos pasa por la consolidación
Por Matthias Reidans
director de Proyectos Senior de Servicios de Rosenberger OSI

¿Trasladar todo a la nube y apagar los servidores propios? Durante mucho tiempo, esto se consideró una tendencia de progreso y viabilidad futura. La realidad demuestra que puede haber buenas razones para mantener sus propios datos corporativos bajo control y, posiblemente, traerlos de vuelta de la nube en su totalidad o en parte, sin importar el modelo que se elija en el futuro. El centro de datos y la infraestructura de red deben adaptarse a las necesidades. En este caso, la seguridad es más importante que los costes. 

Durante mucho tiempo, Alemania fue considerada un país de negadores de la nube, incluso atrasado en comparación con EE.UU. y los países asiáticos, donde la computación en la nube encontró rápidamente un gran número de seguidores. Pero esta situación ha cambiado en los últimos tiempos. Según el "Cloud Monitor" de Bitkom y KPMG, tres cuartas partes de las empresas ya utilizan la nube. Además, se está convirtiendo cada vez más en un componente sustancial del panorama de las TI.

La empresa de estudios de mercado Gartner hizo otra predicción sorprendente hace dos años: En 2025, el 80% de las empresas cerrarán sus propios centros de datos. A primera vista, esto parecía confirmar la tendencia hacia la nube.

 

Estrategias de ‘migración a la nube’ diferenciadas

Pero otras encuestas a clientes parecían apuntar a una tendencia opuesta. Por ejemplo, en el Nutanix Enterprise Cloud Index 2019 , el 73% de los encuestados dijo que estaba trayendo datos y aplicaciones de vuelta de la nube a sus propios centros de datos. Hacia dónde se dirige realmente la tendencia se aclaró en la encuesta de Nutanix del año siguiente. En ella, el 86% nombró un entorno de nube híbrida como el modelo ideal para sus TI empresariales. Es decir, se cerraron los centros de datos que no estaban diseñados para el uso de la nube. En su lugar, surgieron las infraestructuras hiperconvergentes (HCI) en las empresas, que son capaces de utilizar servicios cloud internos y externos (es decir, combinar nubes privadas y públicas) pero también colocaciones, es decir, centros de datos externalizados, en un funcionamiento híbrido. Además, un modelo mixto de nube privada, nube pública y centro de datos tradicional también está siendo común entre estas empresas.

Y un vistazo al estudio de Gartner también muestra que la tendencia a alejarse del centro de datos clásico no significa automáticamente una dependencia total de los proveedores de la nube. Más bien, los expertos del mercado llegan a la conclusión de que en el futuro será menos la tecnología y más el modelo de negocio el que decida dónde se ejecutan los datos y las aplicaciones. Además de la nube y el centro de datos (on-premise), este análisis también menciona la computación de borde (edge computing) como una opción relevante.

 La tendencia a alejarse del centro de datos clásico no significa automáticamente una dependencia total de los proveedores de la nube

¿En la nube o fuera de la nube?

Mientras que la fase inicial del uso de la nube solía estar impulsada por la idea de que la nube ampliaría inicialmente el centro de datos existente, e incluso lo sustituiría por completo en un futuro más o menos cercano, ahora se reconoce ampliamente que la cooperación entre el centro de datos local, las soluciones de ‘colocación’ y los servicios en la nube seguirá siendo necesaria durante bastante tiempo. Sin embargo, la mayoría de los centros de datos propiedad de las empresas deben primero adecuarse a esta tarea.

A menudo, estos proyectos se convierten en una tarea gigantesca. La decisión estratégica sobre el modelo operativo requiere, por sí sola, una amplia planificación preliminar y trabajo de diseño. En función de la ponderación de estas tres opciones básicas, el procedimiento posterior puede resultar muy diferente.

 

¿Y cuándo llegará Europa?

No es ningún secreto que la espera de soluciones y estándares, en este mercado globalizado de las TI, sigue suponiendo a los proveedores europeos mucha paciencia y aún más iniciativa. Hasta ahora, GAIA-X no es mucho más que una promesa ambiciosa, mientras que las transformaciones en entornos compatibles con la nube y los proyectos de consolidación llevan ya mucho tiempo en marcha.

Por ejemplo, en su último estudio sobre HCI de diciembre de 2020 , Gartner enumera, entre diez proveedores, a 6 de EE.UU., 2 de China/APAC, 1 del Reino Unido y 1 de Alemania. Europa se está moviendo de forma sostenible, incluso en tecnologías punteras como el Internet cuántico, que cambiará fundamentalmente el mundo de los centros de datos a largo plazo, al igual que las estructuras de servicios en la nube impulsarán las consolidaciones a medio plazo.

 

¿Qué aplicaciones gestionan con éxito las operaciones mixtas?

En el centro de esta decisión hay tres consideraciones: ¿Qué aplicaciones deben subcontratarse a nubes públicas? ¿Cuáles deben mantenerse en el departamento de TI existente en la empresa o en una nube privada? y ¿Cuáles deben subcontratarse a una colocación? Asimismo, ¿se alcanzarán los objetivos renovando las TI existentes o más bien consolidando diferentes ubicaciones? ¿Y qué arquitecturas y estándares de seguridad deberán seguir las futuras TI de mi empresa y ser capaces de responder como un entorno equilibrado?

El hecho de que estas tres opciones interactúen de forma óptima para la definición del sistema no sólo es la base para un funcionamiento sin problemas en el trabajo diario, sino también para la flexibilidad de reequilibrar la ponderación de las instalaciones, la colocación y la nube a medida que cambian los requisitos. Este objetivo puede alcanzarse, por ejemplo, mediante sistemas hiperconvergentes. Aquí, los recursos de computación, almacenamiento, red y virtualización se combinan en una unidad definida por software y se gestionan como una única aplicación. Como resultado, las complejas infraestructuras se centralizan y simplifican, las optimizaciones no se aplican solo de forma selectiva, sino en todo el sistema, es decir, se mejora la eficiencia y el rendimiento de toda la infraestructura de TI.

Pero tendencias como la computación sin servidores también generan efectos significativos en la alineación de las consideraciones estratégicas para un departamento de TI preparado para el futuro y las decisiones acerca de la ubicación óptima de las TI con respecto a un proyecto de consolidación coherente y bien pensado.

 

A menudo se subestima la envergadura del proyecto

Además, cada cambio en la infraestructura -ya sea porque el centro de datos se cierra, se redimensiona o simplemente se traslada- es un motivo para aplicar requisitos nuevos y actualizados.

Entre ellos se encuentran, por ejemplo, hacer que las estructuras sean fundamentalmente compatibles con el reglamento general de protección de datos (RGPD), apoyar el aumento del teletrabajo durante la pandemia del Coronavirus, proporcionar tecnologías como la inteligencia artificial (AI/A/), el aprendizaje automático (ML), la automatización de procesos robóticos (RPA), o mejorar la seguridad de las TI corporativas y los almacenamientos de datos. Esto último se extiende a las especificaciones para infraestructuras críticas, cuyo círculo se ha ampliado recientemente, incluyendo los estándares de seguridad específicos de la industria (B3S)  y los estándares correspondientes, como la ISO 27799.

El éxito del proyecto viene determinado, por ejemplo, por las respuestas a las siguientes preguntas:

- ¿Se ha realizado la estrategia de la nube?

- ¿Se han implementado los objetivos de ahorro de costes?

- ¿Se han consolidado las ubicaciones?

- ¿Se ha mejorado la seguridad?

- ¿Se está soportando la digitalización de los modelos de negocio?

- ¿Está integrada la aplicación de inteligencia artificial?

- ¿Se ha logrado la viabilidad futura?

 

Se necesita apoyo externo

El traslado de partes de las TI de la empresa a un colocador o a la nube parecía atractivo para muchos responsables porque el desarrollo de las estructuras internas correspondientes requiere muchas más competencias. Sin embargo, se ha puesto de manifiesto que la externalización está asociada a limitaciones en cuanto a métodos y tecnologías, que en última instancia incluso inhiben el desarrollo posterior del modelo de negocio propio de la empresa.

Por ello, como alternativa al costoso desarrollo de la experiencia interna, es aconsejable colaborar con un socio externo que, por un lado, aporte las competencias necesarias y, por otro, adapte el concepto a las habilidades disponibles en la empresa.

Es aconsejable colaborar con un socio externo que, por un lado, aporte las competencias necesarias y, por otro, adapte el concepto a las habilidades disponibles en la empresa

El equipo de consultores de Rosenberger OSI, por ejemplo, trabaja según este principio. Como especialista en tecnología de redes, la empresa no sólo ofrece la clásica consultoría de TI, como también lo hacen numerosas empresas de sistemas de TI, sino que también puede demostrar una profunda experiencia en el desarrollo y la producción de soluciones de sistemas, así como una amplia experiencia práctica en el funcionamiento de centros de datos.

Esto se debe a que Rosenberger OSI combina en su equipo todas las competencias decisivas, tales como la tecnología de conexión basada en la fibra óptica, las soluciones de cableado y los servicios de infraestructura para centros de datos. El asesoramiento sobre la mitigación y la gestión de riesgos, los servicios "relacionados con la infraestructura física", como la calibración de las conexiones de la red óptica, la mejora del rendimiento y la eficiencia basada en la infraestructura de la red, y los conceptos de servidores que ahorran espacio utilizando racks ETSI, son algunas de las ofertas que resultan de esta combinación de conocimiento experto y relevancia práctica.

 

Conclusión

Tras una fase de escepticismo y posterior euforia por la nube, ahora se está imponiendo una visión diferenciada de esta tecnología. Muchas empresas están llegando a la conclusión, por diversas razones, de que el desarrollo de su negocio está mejor servido si se reequilibran las opciones on-premise, colocación y nube. Los hiperescaladores, que propagan principalmente el uso de la nube para sus propios intereses, ofrecen poco soporte en este sentido. La creación de sus propias competencias es costosa y no puede suplir la falta de experiencia práctica a corto plazo. Aquí es donde un socio externo puede ofrecer un valioso apoyo, con una mezcla ideal de experiencia y competencia práctica.

 
 

¿Quiere recibir nuestra newsletter?

Déjenos sus datos y le haremos llegar las noticias a su email.

REGISTRARSE